Voto por Caro Viggiano y en contra del machismo y la misoginia

Relato de una mujer que sola ha ido para adelante pero tuvo que salir de Hidalgo

Ciudad de México, 23 de mayo (entresemana.mx). En primera persona.

Viví diez años en Hidalgo, ahí nació mi hija, hizo su educación básica y creció feliz. Tuve la fortuna de encontrarme con mujeres maravillosas, muchas de ellas profesionistas, pero que igual que yo, padecían al interior de sus hogares de un machismo y misoginia que socialmente era invisible.

Hoy llevo once años separada del padre de mis hijos, con tres intentos de divorcio en la entidad imposibles de terminar, primero porque no se le podía notificar y luego porque el juez quería yo le diera pensión al señor, eso me informó mi abogada.

Pero no es el único atentado legal que tuve que soportar viviendo en Hidalgo. Antes del nacimiento de mi último hijo, por cierto un embarazo de muy alto riesgo, tuve tres abortos en los primeros tres meses de gestación. Por eso, pedí a mi doctora que después del parto, que gracias a muchos cuidados llegó a término, me realizara la salpingoplacia y así evitar pasar por el dolor y los cuidados extremos nuevamente, porque además me había adelantado que un nuevo embarazo podría ser mortal para mí.

Pero no, no lo hizo porque “mi marido” no estaba dispuesto a firmar la responsiva. Le dije que yo lo haría, que yo lo exigía y yo daba permiso a operar sobre mi cuerpo. Insistió que si lo hacía, ella podría perder su licencia y enfrentar un juicio por parte del padre de mis hijos.

Jamás me había sentido tan humillada, eso me dio fuerzas para terminar una relación que no veía equitativa ni igualitaria y sentí la necesidad de abandonar un estado que no defendía  mis derechos como mujer.

Podría contar muchas historias tristes del machismo y misoginia que viven mujeres hidalguenses, pero es larga la lista. Ellas merecen una vida libre y plena, con su integridad salvaguardada y ser representadas ante el Estado para gozar de verdaderas oportunidades y cumplir sus sueños de desarrollo, libertad e independencia.

Pero en Hidalgo han estado siempre al frente hombres que no han tenido la sensibilidad para darse cuenta de esa falla social que ha sumido a muchas mujeres en la tristeza, el desamparo y la pobreza.

Por eso, hoy mi voto es para Caro Viggiano. Una mujer sensible, que sabe de leyes, que en el Congreso de la Unión ha alzado la voz por muchas mujeres, que en su estado ha trabajado por las hidalguense para que no haya más asesinadas, violentadas. Ha sido activista permanente a favor de las causas de este sector que representa la mitad de la población.

Es hora, como ella ha dicho, de las mujeres, de que su sensibilidad y conocimiento de la realidad en los hogares y las comunidades este en la mesa que se toman decisiones. Es hora de terminar con ese patriarcado, paternalismo o como quieran llamar dulcemente al machismo.

Quiero un Hidalgo en donde las amas de casa, las campesinas, las artesanas, las emprendedoras, las jóvenes estudiantes, y todas las niñas tengan un futuro de igualdad de oportunidades, en el que sus necesidades se resuelvan con políticas públicas que implemente una mujer que sabe, que conoce y que ha experimentado el caminar horas para ir a la escuela, que ha tenido que trabajar mucho para tener los logros que hoy tiene.

Voto por un Hidalgo en desarrollo, con un buen servicio de salud, con ayuda más firme para los adultos mayores, con más apoyos para las mujeres, con caminos terminados y en buen estado, con impulso al turismo, porque tiene tantos lugares muy bellos, con expansión de lo que su gente produce.

Voto por un Hidalgo en el que el color de sus campos brille como debe hacerlo, que haya fiesta en sus calles, risas en los niños, tranquilidad en los hombres por tener empleo y satisfacción en las mujeres porque saben de lo que son capaces. Voto por romper ese paradigma de sociedad machista y dar a plenitud igualdad y equidad.

Lo digo fuerte, jamás daría mi voto a un hombre como Julio Menchaca, quien hoy tiene en su equipo de trabajo a otros hombres que, cuentan los medios locales, están ligados a actos de corrupción, malversación de fondos, a grupos delincuenciales, al huachicoleo, a actos violentos. No, porque sería perpetuar eso de lo que salí huyendo.

Hoy voto por Caro Viggiano, una mujer que sí me representa.

Check Also

Autoridades federales y estatales restablecen suministro de agua para 14 municipios que se abastecen del Sistema Cutzamala

>> Los municipios son Acolman, Atizapán de Zaragoza, Coacalco, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec, Huixquilucan, Naucalpan, Nezahualcóyotl, …