Marcela Guerra Castillo clausura último periodo de sesiones de la LXV Legislatura federal de Cámara de Diputados

>> La vida parlamentaria nutre la vida de la República: asegura la presidenta de la Mesa Directiva

>> Esta Legislatura está identificada con la paridad de género, la inclusión y la diversidad, rasgos que la destacan a nivel internacional

Ciudad de México, 30 de abril (entresemana.mx). Al clausurar el segundo periodo ordinario de sesiones ordinarias del tercer año de ejercicio de la LXV Legislatura, la presidenta de la Mesa Directiva, diputada Marcela Guerra Castillo, aseguró que la vida parlamentaria que aquí se escenifica nutre la vida de la República. Todo ello deja una gran enseñanza y “nos impulsa a caminar por una espiral de superación constante, en donde lo aprendido nos lleve a elevar las miras y las metas que debemos alcanzar”.

En el Palacio Legislativo de San Lázaro, la diputada presidenta resaltó que en esta Legislatura, identificada por las cualidades de enorme relevancia: la paridad de género, la inclusión y la diversidad, son rasgos que históricamente la destacan, no solo en México sino a nivel internacional, y gracias a la paridad nuestro país tiene un lugar privilegiado en el orden mundial de la Unión Interparlamentaria. “Somos de los pocos países que tienen la paridad en el mundo”.

Consideró que el reto que se enfrenta en la Cámara de Diputados es que la rica pluralidad que la conforma pueda expresarse de forma libre y plena, dentro del marco que la ordena y que le da cauce como institución que incorpora acuerdos, desacuerdos, consensos y disensos, como rasgos distintivos de la vida parlamentaria.

Guerra Castillo externó que fue un alto honor ostentar la representación legal de la Cámara de Diputados, conducir las relaciones institucionales de ésta con los demás poderes y órganos del Estado mexicano, ejercer la representación protocolaria de la Cámara en el ámbito de la diplomacia parlamentaria. “En todos esos casos, constaté la significación extraordinaria que tiene el cargo que he ocupado y que ustedes me otorgaron”.

Expresó su agradecimiento por el respaldo que tuvo para cumplir con su responsabilidad de presidenta de la Cámara de Diputados; “en mi desempeño, los inconvenientes, incluso errores, que pudieron suscitarse se enmarcaron en un reiterado esfuerzo por aplicar el reglamento de debates y las normas aplicables con responsabilidad y de manera justa”.

El ejercicio de la política, dijo, conlleva necesariamente a la toma de decisiones y esto supone que no siempre se logra la más amplia aceptación sobre las determinaciones que se toman; pero éstas se asumen y se asumieron animadas por el espíritu inscrito en los ordenamientos legales, y por la convicción de que se tiene que actuar de la mejor forma posible.

Mencionó que, más allá de la enorme distinción que significa presidir la Cámara de Diputados, brinda la oportunidad de ser testiga privilegiada de su acontecer, del mismo que los debates y de los argumentos que se esgrimen en las estrategias legislativas y parlamentarias, pero, sobre todo, del esfuerzo de cada una y uno en impregnar en sus palabras el esfuerzo del mayor carácter y determinación para incidir en las resoluciones de esta soberanía.

La diputada presidenta informó que en este último periodo se celebraron 34 sesiones, con un tiempo acumulado en que estuvo activo el Pleno por casi 132 horas. La Mesa Directiva dictó trámite a comisiones a un total de 751 iniciativas y 53 minutas con proyectos de ley o decreto remitidas por la Cámara de Senadores.

En relación con puntos de acuerdo, añadió, se dio cuenta al Pleno de 338 proposiciones de diputadas o diputados y se aprobaron 135 proyectos de decreto a diversos ordenamientos en 113 dictámenes de puntos de acuerdo y 17 acuerdos de los órganos de gobierno.

Resaltó que pudo cumplir con la tarea de presidir los trabajos de la Mesa Directiva gracias a la solidaridad y acompañamiento que se obtuvo de quienes la integraron. Externó su amistad y reconocimiento a las vicepresidentas Karla Yuritzi Almazán Burgos, Joanna Alejandra Felipe Torres, Blanca Alcalá Ruiz y Lilia Caritina Olvera Coronel. “Juntas compartimos largas horas de trabajo y, cuando fue necesario, pudimos alternar, de forma eficiente, la conducción de la mesa”.

También agradeció a las secretarias y al secretario de la Mesa Directiva por sus horas de entrega y trabajo permanente. Asimismo, al presidente de la Junta de Coordinación Política y a todos los coordinadores de los grupos parlamentarios de Morena, PRI, PVEM, PT, MC y PRD, con quienes tuvo una relación marcada por la responsabilidad, el diálogo, el profesionalismo, el respeto y la apertura.

Destacó el apoyo del equipo técnico y parlamentario que forman parte de este órgano de gobierno: a la Secretaría General, a la Secretaría de Servicios Parlamentarios, a la Secretaría de Servicios Administrativos y Financieros, a la Secretaría Técnica de la Mesa Directiva y a la Secretaría Ejecutiva de la Junta de Coordinación Política, así como a los reporteros, fotógrafos y camarógrafos que cubren las actividades de la Cámara de Diputados y a los más de siete mil trabajadores de honorarios, base y sindicalizados, asesoras y asesores que se caracterizan siempre por su profesionalismo, competencia y calidad.

Luego de emitir la declaratoria final y puestos de pie, diputadas y diputados procedieron a rendir honores a la Bandera Nacional con la participación de la Banda de Guerra y Escoltas de la Secretaría de Marina.

Enseguida, se entonó el Himno Nacional con el acompañamiento de la Banda de Música de la Secretaría de Marina.

La diputada Marcela Guerra expresó que se comunicará por escrito la conclusión del segundo periodo de sesiones ordinarias del tercer año de ejercicio de la LXV Legislatura, al titular del Poder Ejecutivo, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y a la Cámara de Senadores.

Además, en votación económica, se autorizó dar por leída y aprobada el acta de la sesión. Se pidió publicarla en la Gaceta Parlamentaria y en el Diario de los Debates.

 

MENSAJE DE LA DIPUTADA MARCELA GUERRA CASTILLO

Presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados

Discurso de la clausura del segundo periodo de sesiones ordinarias del tercer año de ejercicio de la LXV Legislatura.

Muchas gracias, diputado coordinador Moisés Ignacio Mier Velazco.

Honorable Asamblea:

Culmina hoy el segundo periodo ordinario de sesiones del tercer año de ejercicio de esta Sexagésima Quinta Legislatura de la Cámara de Diputados.

Me dirijo a ustedes con la emoción que emana de un largo trecho de trabajo legislativo para desahogar los asuntos puestos a nuestra consideración, lo que motivó nuestro intercambio de opiniones, fragorosos debates y la inmensa oportunidad de relacionarnos, generando un conocimiento humano y político sobre nosotros mismos, que eso resulta invaluable.

Dejo un testimonio de agradecimiento por el respaldo que tuve para cumplir con mi responsabilidad de presidenta de la Cámara de Diputados. En mi desempeño, los inconvenientes, incluso errores, que pudieron suscitarse se enmarcaron en un reiterado esfuerzo por aplicar el Reglamento de debates y las normas aplicables, con responsabilidad y de manera justa.

El ejercicio de la política conlleva, necesariamente, a la toma de decisiones, y esto supone que no siempre se logra la más amplia aceptación sobre las determinaciones que se toman; pero éstas se asumen y se asumieron animadas por el espíritu inscrito en los ordenamientos legales, y por convicción de que se tiene para actuar de la mejor forma posible.

Y así pude desarrollar el trabajo que me fue encomendado por todas y todos ustedes. Asumo el papel que me tocó desempeñar y rescató también el amplio apoyo que encontré de parte de esta Soberanía.

Pudimos, también de el Bronx, pudimos cumplir con la tarea de presidir los trabajos de la Mesa Directiva gracias a la solidaridad y acompañamiento que obtuvimos de quienes la integraron.

Mi amistad y reconocimiento inalterable a la vicepresidenta Karla Yuritzi Almazán Burgos, a la vicepresidenta diputada Joanna Alejandra Felipe Torres, a la vicepresidenta diputada Blanca Alcalá Ruiz, y a la vicepresidenta Lilia Caritina Olvera Coronel. Juntas compartimos largas horas de trabajo y, cuando fue necesario, pudimos alternar, de forma eficiente, la conducción de la Mesa.

Gracias a las secretarías y al secretario de la Mesa Directiva por sus horas de entrega, de trabajo permanente; estuvieron día y noche en muchas ocasiones. Gracias, gracias compañeras secretarias, gracias compañero secretario Pedro.

Debo destacar también el comprometido apoyo que tuvimos siempre de parte del equipo técnico y parlamentario que nos auxilió en todas las tareas que forman parte de este órgano de gobierno, por eso me refiero a la Secretaría General, gracias a Graciela Báez, gracias a la Secretaría de Servicios Parlamentarios, a Hugo Rosas aquí siempre parado horas y horas, aquí asistiéndonos a todas y a todos, a la Secretaría de Servicios Administrativos y Financieros, Cummings, el compañero Cummings, a la Secretaría Técnica de la Mesa Directiva y a la Secretaría Ejecutiva, a Omar, de la Junta de Coordinación Política, así como a los reporteros, fotógrafos, camarógrafos que cubren las actividades de todas y todos nosotros en esta Cámara de Diputados, y a los más de 7 mil trabajadores de honorarios, de base y sindicalizados, asesores y asesoras que se caracterizan siempre por su profesionalismo, competencia y calidad.

Gracias al trabajo conjunto y en equipo que se realiza, es que todas las Secretarías y todas las partes de este órgano y este Poder dan resultados y gobernabilidad a esta Cámara de Diputados.

Solo tengo palabras de agradecimiento para reconocer a los grupos parlamentarios por su determinación de brindarme y de brindarnos su confianza y su respaldo.

Debo expresarles que siento un gran honor y una enorme distinción por haber tenido la oportunidad de ser presidenta de la Cámara, que es, por cierto, la más alta distinción que he recibido en mi vida política.

Tengo claro que pude ascender a esta responsabilidad debido a la voluntad de todas y de todos ustedes. Gracias, infinitas gracias.

En esta Legislatura, identificada por las cualidades de enorme relevancia, la paridad de género, la inclusión y la diversidad son rasgos que históricamente destacan a esta Legislatura, no solo en México, sino también les quiero decir que a nivel internacional.

México, gracias a la paridad, de veras tenemos un lugar privilegiado en el orden mundial de la Unión Interparlamentaria. Somos de los pocos países que tienen la paridad en el mundo, y eso hay que resaltarlo, compañeras y compañeros, es un orgullo que lo tengamos.

No puedo dejar de realizar la numeralia que corresponde a este último período de sesiones, en la que se celebraron un total de 34 sesiones, con un tiempo acumulado, que estuvo activo el Pleno, por casi 132 horas continuas.

La Mesa Directiva dictó trámite a comisiones por un total de 751 iniciativas y, de igual forma, se turnaron a comisiones legislativas 53 minutas con proyectos de ley o decreto, remitidas a la Cámara de Senadores.

En relación con los puntos de acuerdo, se dio cuenta al Pleno de 338 proposiciones de diputadas y diputados, que aprobaron 135 proyectos de decreto y diversos ordenamientos en 113 dictámenes de punto de acuerdo y 17 acuerdos de los órganos de gobierno.

Compañeras y compañeros legisladores:

El reto que enfrentamos en la Cámara de Diputados es que la rica pluralidad que la conforma puede expresarse de forma libre y plena, dentro del marco que la ordena y que le da cauce como institución que incorpora los acuerdos, los desacuerdos, los consensos y disensos, como rasgos distintivos de la vida parlamentaria. Este desafío lo hemos podido solventar con la contribución y aportación de este gran colegiado que son todas y todos ustedes.

Más allá de la enorme distinción que significa presidir la Cámara de Diputados, debo mencionarles que brinda la oportunidad de ser testiga privilegiada de su acontecer, del mismo que los debates y de los argumentos que se esgrimen en las estrategias legislativas y parlamentarias, pero sobre todo del esfuerzo de cada una y cada uno de ustedes en impregnar en sus palabras el esfuerzo del mayor carácter y determinación para incidir en las resoluciones de esta Soberanía.

Por ello, debo decirles que valoro sus afanes, que valoro su entrega, su determinación, los recursos parlamentarios que emplearon y la intensidad del debate que protagonizaron.

Mención especial —perdón, perdón, les pido una disculpa—, mención especial merece el alto honor que significa ostentar la representación legal de la Cámara, conducir las relaciones institucionales de ésta con los demás Poderes y órganos del Estado mexicano; ejercer, también, la representación protocolaria de la Cámara en el ámbito de la diplomacia parlamentaria.

En todos estos casos constaté la significación extraordinaria que tiene el cargo que he ocupado y que ustedes me otorgaron. La vida parlamentaria que aquí se escenifica nutre la vida de la República, compañeros, la República que nos contiene a todas y a todos. Todo ello deja una gran enseñanza y nos impulsa a caminar por una espiral de la superación constante, en donde lo aprendido nos lleve a elevar las miras y las metas que debemos de alcanzar.

La relación que tuve con la Junta de Coordinación Política, y a través de ella con los distintos grupos parlamentarios, estuvo siempre marcada por la responsabilidad, por el diálogo, por el profesionalismo, el respeto y la apertura, siempre la apertura.

Agradezco al presidente de la Junta de Coordinación Política su caballerosidad, Jorge Romero Herrera, coordinador del grupo parlamentario del PAN. Gracias, diputado presidente.

Al diputado Moisés Ignacio Mier Velazco, coordinador del grupo parlamentario de Morena y el grupo mayoritario, gracias por el apoyo que siempre le dio a la Mesa y en especial también a su servidora. Siempre, siempre estuvo usted, no solo pendiente, pero además siempre con una gran capacidad de escucha. Gracias por el apoyo que siempre nos dio para todas las actividades de diplomacia parlamentaria de esta Cámara de Diputados.

Al diputado Rubén Ignacio Moreira Valdez, coordinador de mi grupo parlamentario, el PRI, gracias diputado, gracias por sus palabras de afecto, pero también por su tiempo y por su escucha todo el tiempo y también sus consejos, diputado. Se le agradece de corazón siempre, y a mi grupo parlamentario también.

Al diputado Carlos Alberto Puente Salas, coordinador del grupo parlamentario del Verde, un amigo de muchos años, con quien he compartido ya en varias legislaturas. Gracias, gracias, Carlos, por tu afecto y tu generosidad.

Al diputado Alberto Anaya Gutiérrez, coordinador del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, mi amigo de muchas luchas, mi compañero de frente. Muchas gracias, diputado, por su solidaridad y su aprecio de siempre, por sus consejos también.

A Braulio López, al diputado Braulio López Ochoa Mijares, coordinador del grupo parlamentario de MC. Gracias Braulio, muchas gracias.

Al diputado Francisco Javier Huacus Esquivel, coordinador del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, gracias también.

Honorable Asamblea:

Guardo para todas y para todos, un gran afecto, y decirles que la posición de privilegio que ocupé para seguir los trabajos de este Pleno me permitió apreciar y valorar sus capacidades y sus talentos, y por eso les refrendó mi mayor respeto.

Es cuanto.

Check Also

INE se declara listo para comicios en medio de violencia y división del país

>> A las ocho de la mañana empezará la apertura de 170 mil 179 casillas …