HISTORIAS EN EL METRO/ Fuera máscaras

Ricardo Burgos Orozco

Ciudad de México, 28 de noviembre (entresemana.mx). Hace unos días me tocó viajar desde Centro Médico a Pantitlán. Estuve observando en todo el recorrido que muchas personas ya no están usando cubrebocas; las medidas se han relajado no sólo en el Metro, sino en varios lugares de la Ciudad de México, por ejemplo, en los centros comerciales, en las terminales de autobuses, en el Aeropuerto Internacional “Benito Juárez”, en infinidad de lugares.

Los empleados de vigilancia siguen solicitando en las entradas de cada una de las estaciones el uso del accesorio para prevenir posibles contagios, pero ya adentro en los andenes y en los trenes, los usuarios se despojan del tapabocas y así viajan sin que haya ninguna exigencia de parte de alguien para que vuelvan a colocárselo.

Cada vez hay más personas que se declaran libres de cubrebocas en el Metro, pero no ha habido ninguna indicación por parte de las autoridades del Sistema de Transporte Colectivo para que la gente deje de usar la mascarilla. Incluso la policía se está haciendo de la vista “gorda” con respecto a los usuarios sin tapabocas.

Sin echar de cabeza a nadie, le pregunté a uno de los uniformados en el Metro si había alguna orden para que el público dejara de usar tapabocas. Me dijo que no; “en las entradas se sigue exigiendo, pero no podemos controlar lo que hacen los pasajeros en cada tren y luego con tanta gente…”

Durante mi viaje, me coloqué estratégicamente parado junto a una persona que iba durmiendo, sin cubrebocas; esperé hasta que se despertara –cuatro estaciones después – y me atreví a preguntarle muy amablemente sobre su mascarilla. Me dijo que se le olvidó en su casa y no quiso comprar otra en la calle; tenía el temor que le impidieran el paso, pero los vigilantes no se dieron cuenta cuando entró.

Una pareja joven venía platicando muy animadamente. Le pregunté; me comentaron que al entrar al Metro, pensaron que ya estaba autorizado que se podía ingresar sin cubrebocas e ingresaron sin problemas. Los traen en la bolsa y se los van a poner cuando se los exijan. Llegamos juntos a Pantitlán; nadie les pidió ponerse tapabocas.

El director del Metro, Guillermo Calderón, señaló que en todas las líneas continuará la recomendación de usar el cubrebocas, de acuerdo con las recomendaciones de la Secretaría de Salud y el gobierno de la Ciudad de México.

Las autoridades sanitarias recomiendan seguir usando cubrebocas en los espacios cerrados y poco ventilados, en el transporte púbico como el Metro, Metrobús, trolebús, combis, taxis y cualquier tipo de colectivo. Así que, aunque nos cueste trabajo, ya estemos algo cansados y tengamos dos años y medio con cubrebocas, hay que seguir usándolo. Es por nuestro propio bien.

Check Also

Reforma electoral atenta contra la democracia; sus consecuencias las pagará la sociedad, advierte Lorenzo Córdova

>> Participa Consejero Presidente en encuentro académico en la Universidad de Monterrey >> En 2024 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *