Reforma eléctrica traerá daño ambiental y frenaría energías limpias en México: Clemente Castañeda

>> Ante la Secretaria de Energía de Estados Unidos, Jennifer Granholm, el senador por Jalisco consideró que la iniciativa también impactará en la relación bilateral

>> Preocupa que esta reforma nos convierta en un país con un sistema de energía deficiente, caro para el país y para los consumidores”, expresó

Ciudad de México, 21 de enero (entresemana.mx). El coordinador de la Bancada Naranja en el Senado de la República, Clemente Castañeda, advirtió que la propuesta de reforma eléctrica hecha por el Gobierno federal tendrá un potencial daño ambiental y frenaría el desarrollo de energías limpias en México, aunado a que provocaría el aumento de su costo hasta en 20%, y un alto impacto en las finanzas públicas por indemnizaciones.

Ante la Secretaria de Energía de Estados Unidos, Jennifer Granholm, quien sostuvo este viernes una reunión con legisladores y legisladoras federales en el Pleno del Senado de la República, el senador por Jalisco también señaló que la iniciativa impactará en la relación bilateral.

“Hay al menos tres temas que tendrían un alto impacto no sólo para México, sino para la relación bilateral entre nuestros países. En primer lugar, el potencial daño ambiental que traería esta reforma al frenar el desarrollo de energías limpias en México y concentrarse en el mantenimiento de plantas contaminantes de la Comisión Federal de Electricidad, las cuales en su mayoría tienen más de 30 años de antigüedad y casi el 50% de su capacidad de generación de energía se hace con altos costos y con combustibles perjudiciales al medio ambiente y la salud”, expresó Castañeda.

El senador abundó que con esta reforma México se convertiría en un obstáculo para los esfuerzos de mitigación del cambio climático y se vería en entredicho el compromiso de la nación mexicana para la reducción de emisiones.

“Un segundo tema delicado es el daño a toda la cadena de suministro eléctrico en nuestro país. Preocupa que esta reforma nos convierta en un país con un sistema de energía deficiente, caro para el país y para los consumidores, ya que el aumento en los costos, de acuerdo con estudios de BBVA, podría ser de hasta el 20% para el destinatario final, además sería un sistema altamente contaminante y con constantes fallas”, apuntó.

Lo anterior, afirmó, incidiría de manera negativa en todos los sectores de la economía, en todas las cadenas productivas y por ende en las relaciones comerciales entre México y Estados Unidos.

“Y en tercer lugar, hay que mencionar el daño a las inversiones privadas tanto nacionales como extranjeras en el sector eléctrico, que sería otro factor de debilitamiento económico y de incertidumbre, además de que preocupan las contradicciones con el Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC)”, aseguró.

“El planteamiento de cancelar todos los contratos actuales, acotar el acceso de los privados al mercado y desaparecer los órganos reguladores, dejaría un amplio margen de discrecionalidad y corrupción, sin mencionar el altísimo impacto en las finanzas públicas nacionales, ya que el costo de las indemnizaciones que tendría que pagar el Gobierno mexicano podría ser de hasta el 7% del PIB, unos 70 mil millones de dólares, según estimaciones de la Confederación de Cámaras Industriales de México (Concamin)”.

Ante la preocupación de una multitud de especialistas, académicos, empresarios y activistas, y en medio del proceso de definición de la reforma en el Congreso de la Unión, Castañeda sostuvo que es fundamental conocer la visión de Estados Unidos, al ser vecino de México y su principal socio comercial.

Check Also

Secretaría de Salud de Edomex promueve constancia de Voluntad Anticipada para proteger la dignidad de los enfermos en etapa terminal

>> Durante “Marzo, Mes de la Voluntad Anticipada en México”, se enfatiza la atención y …