La Caja de Pandora

La rebambaramba que armó El Último Rey

Elvira Gomezturja

Ciudad de México, 20 de marzo (entresemana.mx). ¡Ah! si Vicente Fernández viviera, qué pensaría del relajo que se armó por el estreno de los primeros 10 capítulos de la serie producida por Juan Osorio sobre su vida, basada en el libro de la argentina Olga Wornat, titulado El Último Rey.

La verdad es que esta boruca ya se veía venir, tuvo un claro precedente: las declaraciones de Alejandro Fernández después de una de sus actuaciones en el Auditorio Nacional, donde despectivamente y con cierta razón reculó: “¿Qué puede saber una argentina de mi papá, de mí y de mi familia?”. Su disgusto fue evidente. Alejandro contestó mal encarado y de mal modo.

El estreno de la serie de Vicente fue anunciado para el 14 de marzo a las 20.30 horas por Las Estrellas, de inmediato el abogado de la familia Fernández, Marco Antonio del Toro del despacho Del Toro Carazo abogados, manifestó su inconformidad y pretendieron cancelar su transmisión a como diera lugar. No imaginaron, cosa rara, que los abogados de Televisa-Univisión echarían mano de todos los recursos legales que pudiesen; incluso argumentaron que no habían sido notificados. Estos abogados son unos tiburones que se las saben de todas a todas.

Los Fernández en un afán desesperado grabaron a la viuda de Chente, doña Refugio Abarca Villaseñor, en un vídeo en el que reprobaba el lanzamiento de la serie y leía un telepromter que no dominó en ningún momento. ¿Qué buscaban con eso?.. ¿Conmover a Televisa, a los jueces, a la audiencia? Por favor, para la empresa, esto es un negocio más y se acabó.

El Último Rey, el hijo del pueblo se estrenó como se anunció con gran éxito y un rating histórico de más de 8 millones de televidentes en toda la República Mexicana. Arrancó con el secuestro de Vicente Fernández Jr., con la rivalidad entre los hermanos Alejandro y Gerardo, este acusa a El Potrillo de que lo único que sabe hacer es beber. Vicente papá muestra su debilidad por Vis su primogénito que no tiene éxito en los negocios y no es muy bueno para cantar. Exhibe el dominio y control de Gerardo sobre las actividades y dinero de su padre. Si Los Fernández deseaban ver una historia rosa en donde todo fuera amor y felicidad, definitivamente no es esta. La historia basada en el libro de Wornat pinta una familia como tantas, disfuncional, con intereses creados por cada miembro de la misma, sumados el dinero y el interés que despierta la avaricia de todos.

Incluso se ha especulado que Vicente Fernández Jr. habló con Olga Wornat puesto que en el volumen es el que sale bien librado; una blanca palomita. A saber la realidad…

Así como Vicente se partió y luchó para sacar a sus hijos adelante, los tres potrillos nacieron en cuna de oro y con la mesa puesta; con una perspectiva diferente de la vida.

El productor de televisión Reynaldo López reveló en un twiit que Vicente deseaba controlarlo todo y que con argucias desplazaba a sus contrincantes. Alguna vez el cantante Juan Valentín me confesó decepcionado que supuestamente Vicente pagaba a los palenqueros para que solo lo contrataran a él y a su hijo, así el resto de los cantantes de ranchero prácticamente no existían.

Es absurdo que Los Fernández pretendan impedir la transmisión de una bioserie por cruda que esta sea. Tal vez es una cuestión de dinero, porque su padre en vida, autorizó y dio derechos a la colombiana Caracol Televisión para realizar su bioserie protagonizada por Jaime Camil.

La pregunta es: ¿Por qué no ver ambas? ¿Cuál es el problema? ¿Por qué solo ver la que ellos quieren que uno vea? ¡Qué caray!

Que Chente no fue un hombre ejemplar ya lo sabemos, que tuvo muchos amores, muchas mujeres, pues qué le hacemos. Creen que porque anunciaron su muerte el 12 de diciembre ya es un santo. Qué flojera.

El Último Rey, el hijo del pueblo, es una gran producción, hecha en formato cinematográfico. Un detalle de lo bien realizada que está la serie es que cada traje que luce Pablo Montero caracterizado como Vicente Fernández costó 14, 500 dólares.

Hasta hoy, la jueza federal Celina Angélica Quintero Rico, jueza décimo séptimo de Distrito en materia Administrativa otorgó a Televisa una suspensión provisional. La medida cautelar estará vigente hasta el 22 de marzo, con lo cual puede transmitir la serie sin ser sancionada. En esta fecha se llevará a cabo la audiencia incidental donde resolverá si concede la suspensión definitiva.

Se maneja que Televisa-Univisión peleará por salvaguardar el derecho a la libertad de expresión pese a los intentos por censurar el contenido.

También se difundió la información de que tres distintos jueces concedieron la suspensión a la señora Abarca viuda de Fernández, para que surtan efecto las medidas que impuso el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) sobre no transmitir la bioserie del cantante y tiene además “el efecto de velar para que no se sigan invadiendo los derechos de autor y marcarios de Vicente Fernández, evitando la competencia desleal con motivo de la ilegal bioserie”.

Así que todavía no vemos claro. ¿Qué pasará? Esperemos los acontecimientos de la próxima semana.

Entretanto veamos esta serie y las que vengan que para eso están los medios para producir y que la gente decida qué es lo que le interesa ver.

¡Faltaba más!

Comentarios: [email protected]

www.entresemana.mx

Check Also

La Suprema Corte de Justicia de la Nación felicita a Claudia Sheinbaum

>> Le deseamos éxito en la encomienda respaldada por millones de mexicanas y mexicanos en …