VIOLETA DEL ANÁHUAC/ Ciclo escolar, ciclo de riesgo

ISABEL ORTEGA MORALES

Chilpancingo, Guerrero. “Habrá libros de texto, quieran o no”, la expresión me asusta, viene del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y aún sigue sorprendiéndome con ese desparpajo con el que violenta cada día y parece no tener fondo el lugar de donde proviene tanto odio.

Inicia el ciclo escolar 2023-2024 y viene con una carga de insolencia y supremacía de poder la distribución de los libros de texto con el que se pretende “formar” al alumnado de esta nueva generación a pesar de que padres, madres de familia, así como distintas organizaciones han señalado reiteradamente que los libros de texto de la SEP, Secretaría de Educación Pública, está plagada de errores, de temas no aptos para el desarrollo cognitivo de las y los niños como el de la diversidad sexual, familias diversas y entre otros señalamientos del que dicen tiene una carga ideológica que dividirá aún más a la sociedad.

Cuando vuelvo a escuchar y ver la expresión del rostro del Presidente de México erigiéndose como la figura máxima de poder incuestionable, me centro en los hechos legales más que en las opiniones o declaraciones, incluso que en Chiapas, madres y padres de familia de una comunidad Tsotsil, quemaron libros de texto de educación básica por considerarlos “no aptos” para las y los niños,  y encuentro que el 21 de agosto del año en curso, Luis María Aguilar, Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, otorgó UNA SEGUNDA SUSPENSIÓN CONTRA LA DISTRIBUCIÓN DE LOS LIBROS DE TEXTO DE LA SEP EN COAHUILA, a la que se suman entidades como Querétaro, Jalisco, Guanajuato, Aguascalientes y Chihuahua y el Juez Octavo de Distrito en el Estado de México, otorgó a esta entidad una suspensión provisional para que no se distribuyan los libros de texto.

Pero este ciclo escolar no solo se reduce a la polémica sobre los libros de texto, sino que además enfrentarán un nuevo plan de estudios que fue aprobado en agosto de 2022 que, en lo fundamental, elimina los grados escolares y reestructura materias.

Ahora la llamarán “fases de aprendizaje” que irán de acuerdo a la edad del alumnado e incluye cuatro nuevos campos formativos dentro de los cuales asignaturas como español, matemáticas, historia, geografía, biología, química serán distribuidas en:

Lenguajes, que busca comunicación asertiva y que contempla el español inglés, artes, lenguas de señas mexicanas; Saberes y Pensamiento Científico, del que dicen se busca la capacidad de analizar distintas concepciones del mundo y tomar decisiones para resolver problemas y dentro de las cuales están las materias de matemáticas, física, química, biología y tecnologías.

El otro rubro es Ética, Naturaleza y Sociedad donde pretenden hablar de crisis ambiental, relaciones culturales, igualdad de género, derechos humanos, valores con las materias de historia, formación cívica y geografía; y el cuarto rubro es De lo Humano y lo Comunitario donde se incluye la educación física, la vida saludable y socioemocional.

Pero, esto me parece ovejas que esconden en el fondo a feroces lobos que pretenden cautivar el pensamiento de la niñez mexicana para construir otro México. El riesgo no está solo en los libros de texto, sino en la indiferencia que pueda tener su efecto en las madres y padres de la niñez que tendrá esos libros sino están atentos/as al aprendizaje que pueda estar sembrando una concepción de confusión, de violencia, de apatía y hasta de odio, sino se logran los equilibrios de atención necesarios.

www.entresemana.mx

Check Also

VIOLETA DEL ANÁHUAC/ Los retos inmediatos de la gobernadora Evelyn

ISABEL ORTEGA MORALES Chilpancingo, Guerrero. Otis, Otis sigue aquí, en Guerrero, donde ha instalado su …