EL OTRO DATO/ Inflación: a tragar camote

JUAN CHÁVEZ. Es oficial: la inflación en México dejó de ser transitoria y hay que chuparse el dedo porque el precio de los alimentos seguirá al alza.

Y si ahora, un trabajador de salario mínimo –5 millones de trabajadores—tiene que laborar 13 horas más a la semana para alcanzar a comprar la considerada canasta básica, va a tener que tragar camote y compartirlo con su familia.

Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, advierte que reintegrar las cadenas de suministro a nivel global llevará más tiempo de lo que se esperaba.

El funcionario consideró este lunes que los incrementos en los precios de bienes y servicios (inflación) ya no son considerados transitorios debido al contexto geopolítico y la ruptura de cadenas de suministro a partir del conflicto comercial entre Estados Unidos y China.

“Hace un par de meses se pensaba que las interrupciones en las cadenas de valor iban a ser transitorias y que se iban a poder ajustar de manera muy rápida; esto no está siendo el caso, tenemos un rezago importante en la producción de contenedores a nivel mundial, también tenemos un rezago importante en la generación de microprocesadores que no solamente tiene que ver con la industria automotriz”, dijo el funcionario al participar en la Cátedra SHCP 2022, de la Facultad de Economía de la UNAM.

Además de estas cadenas alrededor del mundo difíciles de enlazarse de nuevo, existen tensiones geopolíticas que iniciaron desde 2018-2019 con el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, lo que impulsó la necesidad de una relocalización de empresas a zonas donde estas pudieran tener más resistencia.

“Esto se vino a acelerar con el COVID. Como muchas de estas cadenas están distribuidas alrededor del mundo es más difícil poder volverlas a enlazar, Y ha llevado por ejemplo a que haya una política muy clara por parte del bloque de Norteamérica (México, Estados Unidos y Canadá) a relocalizar empresas en el bloque; por las ganancias para la balanza de pagos, y por la resiliencia de las cadenas de valor”, comentó Yorio.

Hay que absorber además la inflación en los salarios, que se presentará en el norte de México y en parte del corredor central y que irá acompañada en la escasez de mano de obra, incremento en los precios de las rentas y expansión de las naves industriales.

El mercado laboral muy difícilmente evolucionará en México. ¡Quedaremos más jodidos que antes!

Banco de México considera que la meta de inflación de 3% puede comenzar a desembocar en 2023. Por ahora es de 7.7% y ha golpeado los bolsillos de la población que vive al día.

El Banco de México (Banxico) frente a la inflación ya ha realizado tres incrementos de 50 puntos base a la tasa de interés de referencia. Además que las expectativas del mercado para la tasa han incrementado desde un 7.25% el año pasado, a 9.25% este año.

Con la 4T del gobierno de López, ¿qué esperanza hay de mejorar y superar la inflación? Ninguna, desgraciadamente. Será el sexenio en que abundarán los muertos de hambre. Todo, por no enfocar sus políticas al crecimiento de la economía que podría haber sido el compás contra el fenómeno mundial de la inflación.

www.entresemana.mx

Check Also

EL OTRO DATO/ Banco de México al quite

JUAN CHÁVEZ De acuerdo con EFE, la agencia española de noticias, Banco de México cuenta …