PALABRAS MÁS/ Expertos en ocultar información 

Si yo dijera algo, si yo hablara a solas, 

como a menudo hago, me asustaría a mí mismo. 

Alejo Carpentier 

ARTURO SUÁREZ RAMÍREZ (@arturosuarez). Los de la 4T rezan como mantra que son diferentes, no les gusta que los comparen con sus antecesores aunque cada día que pasa se parecen más a panistas y a los priistas que tanto aborrece el inquilino de Palacio Nacional que pregona un falso humanismo, dice que no miente, no traiciona y no roba aunque hay evidencia de lo contrario, un rubro es la transparencia de la información y eso significa abrirla a las audiencias no solamente vociferar dos horas en la mañanera discursos repetidos como si eso fueran a volver un gobierno fracasado en uno exitoso por la fuerza de la repetición.

El hackeo por parte del grupo “Guacamaya” realizado a las Fuerzas Armadas en el que se extrajeron miles de documentos, algunos de seguridad nacional, pusieron sobre la mesa el estado de salud del presidente López Obrador, claro que el equipo de comunicación y el mismo tabasqueño dicen que todo va bien, pero se tiene información de varias visitas al cardiólogo y otros especialistas, la más importante fue un traslado de su finca en Chiapas al Hospital Militar en la Ciudad de México el 2 de enero del año pasado, luego de negarlo por semanas, López Obrador no le quedó de otra más que aceptar «es cierto que estoy enfermo, sufro varios padecimientos».

El sábado pasado la noticia de la muerte de Alejandro Gertz Manero corrió como reguero de pólvora por las redes sociales, pero las fuentes oficiales hicieron mutis. Tuvo que ser el periodista Joaquín López-Dóriga que desmintiera la noticia, afortunadamente todo fue una nota falsa, pero eso sucede porque no ha habido transparencia en el manejo de la información por parte de Fiscalía General de la República. La ausencia del fiscal comenzó a ser evidente y lo tomaron varios columnistas y tuvo que ser el presidente López quien dijera que se encontraba bien de salud y al frente de su encargo.

Pero la realidad de su salud sigue en la incertidumbre, ha trascendido que se encuentra en un hospital de Estados Unidos desde el pasado mes de diciembre, donde lo reportan como grave en una fase de cáncer terminal, ojalá no sea cierto. Pero el asunto es la pasividad con la que se maneja la FGR y en general el gobierno de la 4T que deja los cabos sueltos para que se hagan cualquier tipo de interpretaciones, de especulaciones y no desmiente ninguna. Cómo estará el asunto de complicado que Adán Augusto López, el súper secretario de López Obrador ha tomado las riendas de la fiscalía mientras se resuelve que sigue con Gertz o su relevo.

Así el estado de salud del fiscal general se ha mantenido en total hermetismo, como en el caso de López Obrador, si no se hubiera dado a conocer la información por parte de columnistas ellos no hubieran dicho absolutamente nada, eso sí, cuando eran oposición pedían saber sobre los padecimientos de Enrique Peña Nieto y el alcoholismo de Felipe Calderón, hasta pedían sus renuncias y los que hoy son gobierno tenían razón, esa información debe ser de dominio público, ¿Qué pasó con aquello de que la vida pública debe ser más pública? O solo para los otros…pero mejor ahí la dejamos.

Entre Palabras

¿Cómo va la Guardia Nacional y Claudia Sheinbaum? ¿Ya resolvieron los problemas de logística y mantenimiento? ¿O siguen persiguiendo peligrosos saboteadores?, de nada sirve la GN en el STC Metro, nuevamente otro incidente, ahora en la Línea 7.

Escríbeme tus comentarios al correo [email protected] y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima

www.entresemana.mx

Check Also

PALABRAS MÁS/ La “corcholata” principal se desinfla 

Teniendo por mejor en mis verdades Consumir vanidades de la vida que consumir la vida …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *