PALABRAS MÁS/ Entre chistes

No se es escritor por haber elegido

decir ciertas cosas,

sino por la forma en que se digan.

Jean Paul Sartre

ARTURO SUÁREZ RAMÍREZ/ @arturosuarez

Dice el presidente López Obrador que es el más humanista qué ha tenido el país, se jacta de la atención que le da a la ciudadanía, pero sus acciones lo desmienten una y otra vez. Uno de los momentos que marcaron el sexenio fue cuando el tabasqueño señaló una portada del Reforma y dijo “ahí están las masacres” para después soltar una risa socarrona.

Este ha sido el sexenio de las rutinas del pastelazo y las cachetadas para salir de momentos en que los periodistas lo cuestionan, pero aquello de “los otros datos” ya no funciona ante las preguntas serias y la evidencia de la realidad. De nuevo el de Macuspana nos regala una nueva pincelada de su frivolidad cuando le preguntaron sobre lo ocurrido en Guanajuato, dijo que vaya LatinUS o los de derechos humanos, señaló entre risas tras criticar a las autoridades locales por los altos índices de violencia en el estado gobernado por el panista Diego Sinhue, vaya respuesta del “estadista”, vaya regalo para las víctimas.

El pejelagarto compartió una diapositiva con los estados que lideran la lista de homicidios registrados, en primer lugar, se encuentra Guanajuato, seguido por el Estado de México, Jalisco, Sonora y Baja California. Antier, dos paramédicos independientes fueron asesinados en Celaya dentro de su propia ambulancia, a la que delincuentes después le prendieron fuego.

Pero así ha sido este gobierno con los que supuestamente defiende que es el pueblo, aunque como en el pasado resulta ser el más afectado. ¿Qué la crisis de Guanajuato no merece atención por ser gobernado por panistas? ¿No son delitos del ámbito federal? Claro que los panistas tienen responsabilidad y unos y otros abandonan a la población.

¡Que poca madre!

La estación del Metro camarones tiene cuatro bloques de escaleras y todavía una más para entrar o salir a la calle, eso significa 40 metros desde el nivel de la calle hasta el andén, según la información del mismo medio de transporte.

Ya se imaginarán el trabajo que significa bajar o subir para una persona con discapacidad cuando las escaleras eléctricas no funcionan y eso es algo común. Hace unos días me tocó presenciar el caso de una joven que tuvieron que bajar por lo menos dos bloques cargando con todo y silla de ruedas. El comentario de uno de los voluntarios es algo que pensamos frecuentemente cuando viajamos en Metro, “¡que poca madre que nunca sirven las escaleras!”. Así la Ciudad de Claudia Sheinbaum, Martí Batres y la que ve Clara Brugada.

Entre palabras

En la Ciudad de México se inauguró una farmacia llamada “similandia”. El éxito de Víctor González Torres es el fracaso del sistema de salud, según López como el de Dinamarca.

Escríbeme tus comentarios al correo [email protected] y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.

www.entresemana.mx

Check Also

PALABRAS MÁS/ Esquirol naranja

Para saber lo que vale nuestra vida, no está de más arriesgarla de vez en …