PALABRAS MÁS/ Cierre de sexenio

Tanta prisa tenemos por hacer, escribir

y dejar oír nuestra voz en el silencio de la eternidad,

que olvidamos lo único realmente importante: vivir.

Robert Louis Stevenson

ARTURO SUÁREZ RAMÍREZ/ @arturosuarez

A estas alturas del sexenio de López Obrador parece que ya nada sorprende, pero cada semana y sin fallar el régimen de López Obrador nos regala nuevos escándalos para renovar la capacidad de asombro, ni en sus peores sueños el tabasqueño pensaría que así sería el final.

En los últimos días la 4T se vio afectada por la denuncia anónima en contra de Arturo Zaldívar, uno de los voceros de Claudia Sheinbaum y ex ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, es acusado de corrupción, por presuntamente haber presionado a jueces para que resolviesen favorablemente asuntos en los que el Gobierno del pejelagarto tenía intereses políticos, el mismo por el qué López había dicho que era el hombre ideal para reformar al Poder Judicial. Luego en una clara confección el de Macuspana aceptó que le llamaba para que interviniera en casos “especiales”, ahora se entiende aquello de “no me vengan con ese cuento de que la Ley es la Ley”.

Aunque las encuestas dan ventaja a la corcholata de López, Zaldívar se ha convertido en un peso que no tendría que cargar la “científica”, pero como las decisiones se toman en Palacio Nacional y ella solamente acata, a Zaldívar lo van a aguantar, lo van a seguir cuidando y se van a seguir inmolando en que son víctimas de una campaña de la derecha, de los que perdieron privilegios y los malos mexicanos miopes que no ven que todo es por el bien, quizá hasta lo premien y de resultar ganadora la doctora, se convierta en titular de alguna Secretaría.

Aquellos discursos de los privilegios se derrumban con varios personajes, pero particularmente con Arturo Zaldívar y Olga Sánchez Cordero, ambos fueron parte de la SCJN y fueron beneficiados con salarios y prestaciones. Ahora dicen que el Poder Judicial está podrido, quizá tengan razón, pero eso no se pudrió ayer, guardaron silencio cuando eran parte. Aunque ya sabemos que se purificaron cuando se formaron con López Obrador.

Como estarán las cosas que hasta fue demandado Hernán Gómez, un propagandista de la 4T que se la ha pasado quemando incienso, confrontando a manifestantes en las marchas mientras le aplaudían los seguidores más recalcitrantes. Ahora las cosas cambian y lo tienen demandado por daño moral de parte del Heraldo de México (vía Operadora y Administradora de Información Editorial SA de CV y otros), por la cual le solicitan pagar 15 millones de pesos. También cobra sentido la sentencia “o estás conmigo o estás en mi contra” que le aplican a propios y extraños como al “Facundo Malo”.

Los de la 4T están furiosos porque otra figura sale manchada, Zaldívar se suma a una larga lista como en los mejores tiempos del viejo régimen que tanto ponen de ejemplo.

El sexenio está por terminar, veremos que escándalo sirve de corona para el rey desnudo. Estoy seguro que veremos algo peor… pero mejor ahí la dejamos.

Patético

En un mensaje de X en la cuenta oficial de Morena aparece una camiseta con la leyenda “un verdadero hombre no habla de López Obrador” y que ahora portan orgullosos otros propagandistas nefastos como Jenaro Villamil.

Son una caricatura de los fueron.

Escríbeme tus comentarios al correo [email protected] y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.

www.entresemana.mx

Check Also

PALABRAS MÁS/ Descolocado y furioso

Es el deber de todo individuo, hacer lo que quiera hacer, pensar lo que quiera …