PALABRAS MÁS/ Bilis presidencial

Muchos libros son como la llave de cámaras

desconocidas dentro del castillo de uno mismo.

Franz Kafka

ARTURO SUÁREZ RAMÍREZ/ @arturosuarez

Cuando el presidente se enfrenta a periodistas con argumentos como Jorge Ramos, Reyna Haydee Ramírez, por mencionar algunos, es muy fácil hacerlo que pierda la calma, que caiga en el insulto y esté fuera de si, eso se lo provocó la reportera Marta Obeso en la mañanera del pasado martes.

Primero con el tema de corrupción en Quintana Roo en el que vinculan hasta a la gobernadora Mara Lezama. Luego con la empresa de taxis Confort qué opera en el AICM y en el AIFA y que le han revocado los contratos para que otra empresa, con la venia del Ejército y la Marina operen y tercero con la reunión fallida de los representantes indígenas con el secretario de Salud Jorge Alcocer que lo compararon con Lorenzo Córdova y que fue esto último lo que enfureció a AMLO.

Tal fue su disgusto que exigió no comparar a un premio nacional de ciencia con el exconsejero del Instituto Nacional Electoral (INE) Lorenzo Córdova, pero no es la primera vez que se molesta, el pejelagarto no puede ocultar su enojo, su rostro se le frunce cada vez que hay una comparación con los de antes y arremete de una forma muy peculiar, pero sin base en sus argumentos de defensa a sus funcionarios.

AMLO defendió que el doctor Jorge Alcocer, es incapaz, dijo al tiempo que apresuró a los encargados del área audiovisual de la mañanera a que pusieran un audio, de mayo de 2015, en el cual el extitular del Instituto Nacional Electoral (INE) se burló de un dirigente indígena.

La cara de los funcionarios y la de Jesús Ramírez estaba completamente descompuesta, no daban crédito al encontronazo verbal entre la reportera y el presidente. Me cuentan que eso será motivo de un castigo para la periodista y la van a congelar por un tiempo para que no pregunte. ¿No qué hay ejercicio de comunicación circular?

Libres y premiados

Tanto pregonaban que iban a impulsar que se hiciera justicia con los corruptos del pasado y cuando tuvieron la oportunidad se achicaron. El Pejelagarto terminó siendo protector de lo que llamaron “la mafia del poder”, de aquellos todos están libres, otros desde el principio se alinearon y hasta premio recibieron, una embajada o de menos una senaduría.  Así Emilio Lozoya dejó la prisión. ¿Quién engañó?

El extitular de Pemex durante el sexenio de Peña Nieto fue acusado hace dos años de la entrega de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, ya que quedó recluido en el Reclusorio Norte por un alto riesgo de fuga apoyado por una red familiar y 2 millones de euros guardados en Liechtenstein.

Entre Palabras

¿Obispos pactando treguas con los narcos y no es vacío de poder?

Escríbeme tus comentarios al correo [email protected] y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.

WWW.ENTRESEMANA.MX

Check Also

PALABRAS MÁS/ Debate insípido

“Un hombre solo tiene derecho de mirar a otro hacia abajo cuando tiene que ayudarlo …