MUJER Y PODER| Visita de Xóchitl a Ensenada

Lo bueno, lo malo y lo feo.

NATALIA VIDALES DE BITTERLIN*

SemMéxico, Hermosillo, Sonora. Nos consta que las ciudadanas de Ensenada hicieron un gran esfuerzo para   -con recursos propios y quitándole tiempo a sus quehaceres cotidianos- lograr organizar en el puerto la visita de la precandidata a la presidencia, Xóchitl Gálvez, el pasado domingo tres.

Ellas cumplieron y tuvieron todo listo para recibirla en el Parque Revolución -ubicado en pleno centro de la ciudad- donde, como pudieron, consiguieron mantas, sillas, templete, sonido y todo lo que se requiere para un evento de este tipo.

Sobre todo las integrantes del Frente Cívico Nacional -quienes trabajaron duro desde semanas antes- tuvieron presencia portando su camiseta rosa para demostrar su calidad de ciudadanas apartidistas.

Pero los que no cumplieron fueron los integrantes del Frente Amplio por México -esos, a los que les tocó parte de la organización-, quienes permitieron que se apoderara del evento una militante del PRI quien -con su chamarra roja bien puesta y el logo tricolor en el pecho- no se bajó nunca del templete. Micrófono en mano se pavoneaba de un lado a otro mostrando ahí la fuerza y presencia de su partido, cuando lo adecuado, asertivo y correcto hubiera sido que alguna ciudadana sin bandera -o con bandera rosa- hubiera ocupado ese lugar.  Parece que se les olvida que los mensajes subliminales que se envían a la ciudadanía con tales actitudes no fortalecen en nada para motivar al voto el 2 de junio a favor de la oposición.  ¿Más de lo mismo? -es la interrogante.

Acciones como esta dejan ver que el PRI parece haber tomado las riendas de la coordinación de la candidata de los tres partidos (PAN, PRI, PRD) pero sin dar su  apoyo  en los eventos, como en este de Ensenada en que brillaron por su ausencia en la plaza.  No mostraron ¨músculo¨, ese que tanto presumen que abona a la candidata, porque las banderas del tricolor que ondeaban en la plaza…fueron mínimas –mientras en el templete se lucía la referida militante tricolor.

Se observaron contingentes perredistas con sus banderas amarillas y por supuesto las de los panistas que fueron las más visibles y entusiastas repartiendo incluso cartulinas con frases de apoyo a la precandidata.

Lo que vimos…nos preocupó porque estas actitudes se han venido dando a todo lo ancho y largo del país.   Alguien -que consideramos debería ser la propia precandidata-  del Frente debe pintar la raya y hacer entender a los partidos que los actos de precampaña no son para que los partidos se luzcan sino todo lo contrario….para dejar a la ciudadanía fortalecerse dándole su respaldo.   No son para hacer propaganda partidista…ni para dividir.   Son para mostrar que hay unión, que no hay divisiones ni pleitos, ni gandallismos, ni oportunismos.

Ya hemos visto la repartición mayoritaria de candidaturas al Congreso de la Unión  cediéndoselas  al  tricolor, incluso en estados donde el PAN es la primera fuerza política; y este martes vimos que, salvo dos o tres ciudadanos de la sociedad civil, el equipo de campaña de Xóchitl Gálvez esta nutrido de tricolores.

La ciudadanía está esperanzada con un cambio verdadero, no con lo mismo de siempre.  Es urgente e imperativo que Xóchitl Gálvez ponga orden y demuestre ese carácter que sin duda tiene.

La sociedad civil se ha desbordado a su favor y es hora ya de que vea que no se está equivocando de candidata. Miles -¿o millones?- de ciudadanos le están dando su apoyo… pese a las reservas que se tienen por caminar de la mano con quien tanto daño ha hecho al país.

Por ello, muy bueno sería que mostrara con fuerza su posición y no permita la injerencia indebida de los militantes priístas.  Eso es lo que esperamos los mexicanos de bien.

*Periodista con 40 años de ejercicio profesional. Activista social, fundadora y directora de la revista Mujer y Poder. www.mujerypoder.com.mx  Comentarios: Whats 6621 441440.

www.entresemana.mx

Check Also

MUJER Y PODER/ Estrategia Ciudadana para ganar el 2 de junio

NATALIA VIDALES DE BITTERLIN* SemMéxico, Baja California. Por increíble que pueda parecer a los lectores …