Imparte Issste curso de tanatología a personal de unidades médicas

>> Fomenta empatía y sentido humano como valores imprescindibles 

>> Proporcionar herramientas necesarias a trabajadores para brindar servicio de calidad y con humanismo que apoye al paciente 

>> La Dirección Normativa de Supervisión y Calidad impulsa y da continuidad al programa “Trato digno y de calidad en las salas de espera de urgencias en las unidades de segundo y tercer nivel de atención”

Ciudad de México, 29 de octubre (entresemana.mx). El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), a través de la Subdirección de Atención al Derechohabiente, impartió un curso de tanatología que se enmarca en el programa Trato Digno dirigido al personal de unidades médicas, principio que promueve el director general, Pedro Zenteno Santaella.

Este programa es impulsado por la Dirección Normativa de Supervisión y Calidad, a cargo de Israel Acosta Ibarra, y se creó al identificar áreas de oportunidad en las salas de espera de urgencias, con la finalidad de brindar apoyo personalizado y orientación a pacientes y familiares en momentos complicados, cuando acuden al servicio de urgencias y, al igual que sus familiares, pueden llegar preocupados o angustiados por su estado de salud.

La subdirectora de Atención al Derechohabiente, Laura Muy Roldán, dio la bienvenida a las y los participantes en el auditorio de las oficinas centrales del instituto, ubicadas en Buenavista, Ciudad de México, y señaló que el propósito es proporcionar las herramientas necesarias a las y los trabajadores para brindar servicio de calidad y humanismo.

Indicó que, para concretar estos objetivos, el factor humano es prioritario, por lo que exhortó a cumplir el propósito de la subdirección que, como su nombre lo dice, es atender al derechohabiente, además de brindar todo lo que necesite durante la prestación de servicios de salud.

“Nadie va a un hospital porque quiere ir, a menos que seamos trabajadores del hospital. Los pacientes que van al hospital es porque requieren el servicio; entrar a urgencias es muy diferente a la consulta externa.”

Muy Roldán indicó que el taller de tanatología está enfocado en el tema humano, emotivo y empático, más que en lo técnico. “Aprendimos el qué hacer, sé que tengo que recibirlo, registrarlo; pero, el cómo hace muchas veces la diferencia. Tenemos que ser resolutivos, con una perspectiva del derecho humano con la persona que trabajamos”.

Agradeció a la enfermera del Issste y tanatóloga, Minerva Varela Quintana, encargada de brindar esta capacitación a personal médico, paramédico y personal operativo del programa “Trato digno y de calidad en las salas de espera de urgencias en las unidades de segundo y tercer nivel de atención”.

La capacitación se llevó a cabo de manera presencial y virtual, con el objetivo de fomentar la empatía y el sentido humano como valores imprescindibles en el trato a las personas derechohabientes, especialmente, cuando atraviesan la pérdida de un familiar y/o ser querido.

Durante el taller, la especialista resaltó que las y los trabajadores de las clínicas y hospitales del instituto requieren empatía, comunicación y sentido humano para apoyar al derechohabiente; sobre todo, en los momentos más vulnerables como la pérdida de un familiar o enfrentar una enfermedad terminal.

“Romper paradigmas del protocolo de atención burocrático en momentos donde el paciente requiere ser escuchado, apoyado y acompañado es fundamental para superar el dolor que produce la muerte de un ser querido.”

Las personas internadas en hospitales tienen sensaciones de soledad, ya que extrañan el afecto de sus familiares, y están en entornos no sólo extraños, sino rodeados de aparatos y tecnologías que perciben ajenas; producen temores. Ante ello, el personal se debe replantear cómo hacer gratificante su estancia, especialmente en el caso de aquellos que se encuentran en etapas terminales, subrayó.

Varela Quintana recordó que el objetivo central de la tanatología es dar asistencia al paciente terminal o moribundo, reconfortándolo física y emocionalmente, con el propósito de ayudar a otro en el acto de morir, aplicando los principios básicos de la bioética.

En el proceso del taller, la especialista realizó dinámicas, de manera presencial y a distancia, con el fin de entender que todo profesional de la salud debe atender los principios de responsabilidad, humanismo y conocimiento científico.

Check Also

Autoridades federales y estatales restablecen suministro de agua para 14 municipios que se abastecen del Sistema Cutzamala

>> Los municipios son Acolman, Atizapán de Zaragoza, Coacalco, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec, Huixquilucan, Naucalpan, Nezahualcóyotl, …