EN LA OPINIÓN DE…/ Libertad de expresión en México, amenazada

RICARDO SANHER. Cuando el ataque, el repudio y la violencia viene desde lo más alto, los de abajo se sienten con los mismos derechos y a imitación del Presidente, los gobernadores y funcionarios menores de sus respectivos gobiernos se toman esto como la línea de trabajo y se sienten con la libertad de agredir y amenazar a los periodistas, de quienes su único delito es haber escogido esta noble profesión como trabajo y sustento de sus familias.

Es clara la nula protección con la que cuentan los “trabajadores de la tecla” y suenan huecas las palabras del Presidente al prometer justicia en los, hasta ahora, 5 asesinatos de periodistas en lo que va del año. No se ve atisbo de respeto y más bien se advierte sorna y burla en las palabras del tabasqueño y de quienes hacen eco en sus actitudes y con total descaro desafían no al reportero sino a la información misma porque de sobra saben que no habrá consecuencias en sus actos y dichos.

Por todo esto es que resuena en todo lo alto el reciente asesinato que sufrió la reportera Lourdes Maldonado, porque en él presumiblemente estaría involucrado el ex gobernador morenista Jaime Bonilla, con quien tuvo la reportera una demanda laboral y que curiosamente cuando ganó Maldonado, días después fue asesinada en el interior de su carro con un tiro en la cabeza.

A pesar de las declaraciones de la actual gobernadora morenista de Baja California, Marina del Pilar Ávila, de que “no vamos a permitir que se atente contra la libertad de expresión, porque la verdad es un elemento fundamental para el funcionamiento de la vida democrática de nuestro estado”, no se presume se llegue hasta el autor intelectual de este hecho, como ocurre en estos casos.

Y por qué sucede esto, porque la realidad es que en México el ser reportero es una profesión de muy alto riesgo y todo porque desde el púlpito presidencial todos los días quien funge como Presidente no hace más que denostar la tarea periodística en lugar de resolver la enorme cantidad de problemas en los que se encuentra el país, llámese inseguridad, falta de medicamentos y un largo etcétera.

Al parecer al señor Presidente le preocupa y ocupa más el hecho de justificar lo expuesto por Carlos Loret de Mola en referencia a los lujos en los que vive su hijo José Ramón López Beltrán que gobernar un país, que es por lo que se le eligió y sólo consigue hundirse más en contradicciones que lo dejan muy mal parado, ya que sus justificaciones dejan más dudas que certezas, dudas a las que contribuye su primogénito a quien se le nota, por sus declaraciones, que siempre ha estado a la sombra de su padre porque cada vez que abre la boca la riega más.

En fin que esto se está calentando cada día más y es por ello que los compañeros reporteros deben extremar su seguridad, porque es un hecho que ésta es lo que menos le importa a este régimen en el que hasta el más tullido quiere bailar. Así la transformación de Andrés y su mundo al revés.

www.entresemana.mx

Check Also

EN LA OPINIÓN DE…/ Mortal viajar en el Metro, #EsClaudia

RICARDO SANHER. “Con esos amigos para qué quiero enemigos”, esto ha de pensar la jefa …