EL OTRO DATO/ Sin IP no se crece

JUAN CHÁVEZ. La iniciativa privada es el “enemigo a vencer” del gobierno de la autodenominada cuarta transformación.

Son preocupantes los señalamientos de Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México, en el marco de la 19 Cumbre de Negocios, donde el jueves pasado advirtió que el principal problema que enfrenta el país para crecer es que el gobierno ve al sector privado como enemigo, no como aliado o colaborador.

Por ese factor, sumado a la baja inversión privada, la inflación más alta en 20 años y el estancamiento de las exportaciones y los servicios, el país está en un escenario muy complejo para 2022.

“No tenemos realmente algún motor de crecimiento. Y dentro de todo esto, el gran ausente ha sido la inversión privada”, lamentó el banquero central.

Además, las proyecciones de la mayoría de los analistas apuntan a un crecimiento de la economía mexicana para este año de entre 2 y 2.2 por ciento. “Son escenarios, yo diría, bastante pesimistas”, abunda Heath.

En efecto, los datos más recientes confirman una debilidad de la actividad económica a finales de 2021 y principios de 2022.

El Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), publicado este viernes por el INEGI, sugiere que en enero nuestra economía podría haber registrado una contracción de 0.1 por ciento respecto a diciembre.

De confirmarse lo que anticipa el IOAE, indicador que por lo general es certero, el dato no será tan negativo al considerar el repunte de contagios de covid-19 en ese mes por la llegada de la variante ómicron.

Sin tener claro aún su impacto sobre la actividad económica, representa un reto para la recuperación, que está siendo más lenta de lo anticipado y dista de ser sólida y más homogénea.

Al escenario descrito en términos de perspectiva económica se agrega la narrativa política, pues “el problema es que tenemos un gobierno que está viendo al sector privado como el enemigo y si el gobierno ve al sector privado como el enemigo a vencer, obviamente no se van a aprovechar las oportunidades”.

Con ese discurso político “no vamos a ver el despegue de la inversión privada, que es algo fundamental para crecer no solamente en el corto plazo, sino en el mediano plazo. Ese es el dilema principal”, subraya el subgobernador de Banxico.

Lo dicho por Heath ante la comunidad empresarial se corresponde, en buena medida, con lo señalado por los ejecutivos de finanzas esta semana sobre “la incertidumbre creciente generada por un entorno de negocios cada vez más adverso”.

Su encuesta de expectativas de febrero revisó a la baja, de 2.7 a 2 por ciento, el pronóstico de crecimiento para 2022, siendo una de las revisiones más fuertes que se haya registrado sin considerar las causadas por la pandemia.

De acuerdo con el mensaje del IMEF, “la perspectiva económica poco alentadora se ve exacerbada por un deterioro en el ambiente político interno”.

Algunos factores sobre los que llama la atención son la persistente inseguridad en el país, los homicidios vinculados al crimen organizado, los asesinatos de periodistas, así como la insistencia de “empujar una reforma eléctrica contraria al mercado y la economía”.

Todos esos ingredientes, incluida la petición de hacer una pausa en las relaciones con España, “ahuyentan a la inversión, que es fundamental para que la economía crezca y haya prosperidad”, consigna el IMEF.

En noviembre pasado, la inversión fija bruta registró una contracción de 0.1 por ciento mensual y, aunque moderada, ligó tres meses en terreno negativo.

Si la recuperación de la inversión no se consolida, seguirá faltando el principal soporte de la reactivación económica y del crecimiento de México posterior a la pandemia.

www.entresemana.mx

Check Also

EL OTRO DATO/ Los “mequetrefes” republicanos

JUAN CHÁVEZ. El embajador de Ken Salazar ha señalado que “la lucha contra el tráfico …