EL OTRO DATO/ Del Mazo o la muerte del PRI

JUAN CHÁVEZ. En la elección de 20 23 para gobernador del estado de México, con más de 12 millones de electores, está en juego la vida del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

No importará siquiera el desprestigio de su líder Alejandro “Alito” Moreno.

El futuro del PRI está en manos del gobernador Alfredo del Mazo Maza que deberá aglutinar a los grupos, antaño incondicionales del tricolor, para que se unan y apoyen a la alianza opositora Va por México (PRI, PAN y PRD), a fin de que su candidato o candidata triunfe en los comicios y mantenga vivo el último bastión priista.

Hay dudas de si a Del Mazo le alcanzará para trascender como el salvador del PRI, lo que a su vez lo catapultaría como su próximo presidente.

Si los factores de poder en la entidad mexiquense se ponen de acuerdo y cobijan a del Mazo Maza, el PRI garantiza su sobrevivencia y la elección presidencial será una gran disputa entre Morena y Va por México.

Esa es la trascendental pieza que está jugando el mandatario mexiquense, y no es una cosa menor. De hecho, está en juego el futuro inmediato de México y la reconstrucción de todo lo que ha destruido el presidente morenista en su “administración”.

Pero si los exgobernadores de esa entidad, la jerarquía de la Iglesia católica y los empresarios, sindicatos tricolores y auto transportistas ligados al Grupo Atlacomulco no convencen a Del Mazo a dar la pelea, adiós PRI.

Promotores de la alianza PRI-PAN-PRD se han dedicado durante las últimas semanas a reunirse con personajes como Enrique Peña, Arturo Montiel, Eruviel Ávila, César Camacho y Alfredo Baranda.

Han hablado de las diferencias que existen dentro del PRI, cómo zanjarlas y poner la vista en las elecciones del año próximo porque saben que una posible pérdida de la gubernatura es el fin del partido tricolor.

Entre la clase política hay serias dudas de que el actual gobernador Del Mazo quiera realmente dar la pelea por la cercanía que mantiene con López Obrador y el gobierno de la 4T.

Muchos creen que va a preferir salvar el pellejo y entregar el Edomex. Piensan que los expedientes de las cuentas bancarias en Andorra son una espada de Damocles que pesa sobre el priista.

En la clase empresarial también hay dudas de si a Del Mazo le alcanzará para trascender como el salvador del partido que fundó Plutarco Elías Calles, lo que a su vez lo catapultaría como su próximo presidente.

Los exgobernadores están convencidos de que al PRI le toca encabezar la alianza, porque es el gobierno, porque es más competitivo, por un tema histórico y porque posee las mejores cartas para salir adelante con el PAN, PRD y hasta grupos minoritarios de Morena.

En las elecciones de 2021 Morena registró 35.69 por ciento de los votos, que sumados al 5.03 por ciento del Verde y el 1.96 por ciento del PT, que son sus aliados, sumó un 42.68 por ciento.

A su vez el PRI contabilizó 26.47 por ciento de los votos, el PAN 13.58 por ciento y el PRD 3.41 por ciento, que llevan a la alianza Va por México al 43.46 por ciento, es decir, la oposición ganó en el Edomex hace ya más de un año por apenas 0.78 por ciento.

Movimiento Ciudadano con su 4.91 por ciento es sin duda el partido bisagra que puede inclinar el fiel de la balanza para el partido en el gobierno o a la alianza en las elecciones de 2023. Pero Dante Delgado ya dijo que van solos.

En 2021 hubo otros partidos, ya desaparecidos, cuyos votos pueden ser útiles en el proceso electoral que viene: Fuerza por México sacó 2.48 por ciento, Partido Encuentro Solidario 2.08 por ciento y Redes Sociales Progresistas 1.40 por ciento.

La candidata del gobernador Del Mazo es su secretaria de Desarrollo Social, Alejandra del Moral, aunque hay un cierto consenso de que Ana Lilia Herrera, la actual diputada local, tiene más posibilidades de ganar. Y yo pienso igual:  Ana Lilia debe ser la candidata de Va por México. A mi juicio, es garantía de triunfo.

Dos son los desafíos para los priistas del Edomex, mantener la unidad y el acompañamiento con cualquiera de las dos que resulte favorecida y, sobre todo, amarrar el apoyo incondicional del PAN.

Todos están conscientes de que si la alianza no gana el Edomex va ser imposible recuperar la presidencia en 2024. La última palabra la tiene el hijo del distinguido miembro del Grupo Atlacomulco Alfredo del Mazo González.

Viene una presión sobre Del Mazo Maza para que no entregue el estado como lo hicieron Quirino Ordaz en Sinaloa, Claudia Pavlovich en Sonora, Alejandro Murat en Oaxaca y Omar Fayad en Hidalgo.

¡A pelear del Mazo, a luchar con todo!

www.entresemana.mx

Check Also

EL OTRO DATO/ En juego garantía de libertad fundamental

JUAN CHÁVEZ Exponer el pensamiento a través de la libertad de expresión, es el riesgo …