EL OTRO DATO/ AMLO sobre la lana inactiva en bancos

JUAN CHÁVEZ. Ahora, el Domador de Palacio se echa sobre el dinero inactivo en el sistema bancario, para contar con más fondos en su fallida lucha contra la violencia y la inseguridad.

Ya la Cámara de Diputados, con 483 votos a favor, 0 en contra y 1 abstención, avaló en días pasados la reforma al artículo 61 de la Ley de Instituciones de Crédito para que una parte de los recursos de la Cuenta Global cuyo derecho a ser reclamados ha prescrito, sean destinados a seguridad pública, a políticas y acciones de combate a la delincuencia.

La inseguridad que impera en el país ha orillado a la Administración de López Obrador a designar más recursos a temas de seguridad.

Según el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la federación para 2023, el gobierno planea ejercer un gasto de 252.818 millones de pesos para las secretarías de la Defensa Nacional, Marina, la secretaría Seguridad y Protección Ciudadana y la Guardia Nacional.

Se trata de un incremento de 7,4% del presupuesto aprobado para estas dependencias en 2022. “Creo que el Gobierno está buscando obtener recursos de cualquier lado” dice Mario Di Costanzo, consultor financiero y expresidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef

Di Costanzo. “También refleja la crisis de recursos que hay, por el gasto indiscriminado que se ha tenido en muchos otros proyectos”, como el aeropuerto de Santa Lucía, la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya, reflexiona.

México tomará el dinero de las cuentas bancarias abandonadas para financiar labores de seguridad, se estima que hay entre 10.000 y 75.000 millones de pesos en cuentas “inactivas” en los bancos mexicanos México.

El Gobierno de México tiene una nueva fuente de financiamiento: las cuentas bancarias que no han mostrado actividad o que han sido aparentemente abandonadas por sus titulares.

La Asociación de Bancos de México manifestó públicamente su disposición e interés en colaborar con el Congreso de la Unión en torno a la reforma al artículo 61 de la Ley de Instituciones de Crédito, aprobada en la Cámara de Diputados y que se encuentra en análisis en el Senado de la República.

El dinero de cuentas inactivas, hasta antes de la reforma del “rey del cash”, era destinado a la beneficencia pública. Ahora irá a tareas de combate de la inseguridad. Una parte, 45% será para el gobierno federal, 30% para los estados y 25% para los municipios.

El hecho en sí entraña la ineficacia del gobierno obradorista, que con las fuerzas armadas y su Guardia Nacional, refleja frente al crimen organizado. Pero también cuenta la desesperación de su gobierno y más que nada, contar con recursos para afrontar el compromiso de apoyar económicamente a estados y municipios en el fortalecimiento de armamentos y mayor número de policías mejores, derivado de las leyes de la Guardia Nacional y de las Fuerzas Armadas en las calles hasta 2028. .

Una cuenta se considera inactiva cuando en el transcurso de tres años no ha tenido movimiento por depósitos o retiros. Al cabo de este tiempo, el monto depositado se va a la cuenta global, la cual incluso, genera intereses mensuales y no cobra comisiones.

www.entresemana.mx

Check Also

EL OTRO DATO/ Votar entre balas

JUAN CHÁVEZ Hasta ahora hay reporte de 50 casos de violencia electoral, de los cuales …