EL OTRO DATO/ Abrazos no balazos, no sirve

JUAN CHÁVEZ. El fin de semana más violento del año: 283 personas asesinadas en México, lo demuestra.

El pasado fin de semana –viernes 14, sábado 15 y domingo 16 de octubre, se cometieron 283 homicidios dolosos en todo México, cifra que superó a las del resto del presente año, según el reporte diario que elabora la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana  del gobierno federal.

En Irapuato un comando armado ejecuto a 12 personas en  un bar poco antes de las 8 de la noche del sábado. Cinco minutos después llegó al lugar de la masacre la Guardia Nacional, solo para acordonar la zona del crimen masivo y resguardar el lugar, como si los comandos solieran retornar.

Otras balaceras, con muertos y heridos se registraron en Sonora, Jalisco, Nuevo León, Estado de México.

Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública -que depende de la secretaría de Gobernación, revelan que durante el mes de octubre, las fiscalías generales de justicia estatales y la federal han iniciado mil 225 carpetas de investigación por asesinatos.

Un total de 93 asesinatos ocurrieron el viernes 14, 107 el sábado 15 y 83 el domingo 17 de octubre, un promedio de 94 al día.

A las 19:51 horas del 15 de octubre, un grupo de hombres armados perpetró una masacre en el interior del bar “El Pantano”, ubicado en la colonia 12 de Diciembre, del municipio de Irapuato, Guanajuato, donde disparó contra seis hombres y seis mujeres, los cuales fallecieron en el lugar. López Obrador aseguró, el 6 de octubre del 2022 -un día después de la masacre en San Miguel Totolapan, Guerrero, y del asesinato de una diputada local en Morelos-, que no cambiará su estrategia de seguridad, ya que, según el mandatario, es la correcta y está dando resultados.

Asimismo, durante su mañanera en Palacio Nacional, aseguró que la violencia “es fruto podrido de lo que sembraron durante muchos años” los gobiernos que aplicaron políticas neoliberales.

“¿No habría cambio en la estrategia?”, le preguntó un reportero. “No, no, no, tenemos que seguir con los mismo, porque están dando resultados. Claro que yo quisiera que no pasaran hechos tan lamentables como los de ayer, pero es fruto podrido de lo que sembraron durante muchos años y de las complicidades, componendas, acuérdense cómo se vinculó a la autoridad con la delincuencia”, respondió.

“Hay una descomposición, siempre lo he sostenido, que vino de la mano de la política neoliberal, eso no se debe hacer a un lado, cómo fue que llegamos a esto […] Nuestra estrategia es correcta y está dando resultados, además es hasta de sentido común, de juicio práctico: Si se evita la pobreza, si se atiende a los jóvenes, si hay trabajo, si hay buenos salarios, si hay bienestar pues tiene que haber seguridad”, dijo el político tabasqueño.

“Desde luego se están atendiendo las causas que originan la violencia, como nunca se está apoyando a la gente, en particular a los jóvenes. Nada más que esto no se hacía, no se hizo por décadas, lo más, y eso de manera deficiente, que se hacía era ocuparse de que hubiera policías, de medidas coercitivas, pero no se atendían las causas, la gran descomposición económica y social que se produjo en más de 30 años de valores”, sostuvo el Domador.

El 17 de agosto, López Obrador defendió su estrategia de seguridad y aseguró que aunque no le guste a sus adversarios, el camino para la pacificación de México son los “abrazos y no balazos”, los cuales, según el mandatario nacional, ya están dando resultados.

Tal estrategia, absurda e incoherente, y hasta estúpida, no sirve, no funciona. Ahí están las centenas de muerte que ya parecen el sello de los fines de semana.

www.entresemana.mx

Check Also

EL OTRO DATO/ Votar entre balas

JUAN CHÁVEZ Hasta ahora hay reporte de 50 casos de violencia electoral, de los cuales …