CARTAS DESDE CHICAGO/ Socavando el sueño americano

La inmigración indocumentada transportada desde la frontera sur al menos en Chicago no es comprendida en su justa responsabilidad.

ROGELIO FAZ

Chicago, Illinois. EEUU. El diario Chicago Tribune publicó el viernes pasado en su sección de Opinión, un artículo de Juan Rangel, donde se refiere a la crisis migratoria en lo que muchos coincidimos: “Las limosnas están socavando el sueño americano”.

Y es que, la idea de inmigrar en caravanas a Estados Unidos está dañando la moral del sueño americano.

Rangel en su escrito empieza diciendo “Dado mi trabajo de décadas con comunidades de inmigrantes en Chicago, leí con interés, sino consternación, un artículo reciente en el Tribune. El encabezado decía: ‘El sueño americano ya no existe’”. Declaración de un inmigrante venezolano que decido regresar a su país.

Una vida mejor no es garantía

EU se ha distinguido por ser un país de oportunidades, oportunidades que han creado las mismas generaciones de inmigrantes.

Le diferencia de acuerdo con Rangel es “la lección sobre como tener éxito en EU y como transmitirlo”. Es decir, el sacrificio -no confundirlo con el sufrimiento para llegar- para ir forjando una superación; solo que, primero hay que estar dispuesto a ofrecer antes de recibir, eso hace la diferencia.

Esto debido a que muchos que arribaron en las caravanas creen que las penurias de la travesía es el precio por pagar para recibir la oportunidad de establecerse en “la tierra de las oportunidades”.

“Las crisis migratorias no se resuelva dando techo y comida. Sin embargo, una vez iniciada la búsqueda de una mejor vida no es garantía de encontrarla” señala Rangel.

El sueño se gana, no se reparte

Rangel es nacido en EU de padres originarios de San Luis Potosí, México. “Dejar el país de origen para establecer nuevas raíces en un país extranjero nunca es un camino fácil. Pero como diría mi madre, que llegó a este país en 1952 como inmigrante indocumentada, sobre su propia experiencia de resistencia a las dificultades decía: ‘De qué nos quejamos, nadie nos trajo aquí’”.

“Ella entendió, como otros, que, al elegir el viaje, era necesario un toma y daca obligatorio. Es un intercambio de bienes y recompensas por el trabajo duro, y no para convertirse en una carga para la sociedad”.

“La historia nos ha enseñado una lección diferente desde que los inmigrantes comenzaron a llegar a nuestras costas (EU). Cada ola nos trajo ‘masas cansadas’ y ‘apiñadas’ que vinieron a encontrar no consuelo sino oportunidades en EU sin garantías. Los inmigrantes entendieron que EL SUEÑO AMERICANO SE GANA, NO SE REPARTE, a menos, por supuesto, que les enseñemos lo contrario”.

La aspiración

Lamentablemente, los inmigrantes están aprendiendo la lección equivocada. Al fabricar una crisis que exige que los solicitantes de asilo necesiten refugio, comida y todo lo imaginable proporcionados por el gobierno para sobrevivir, nuestros líderes socavan lo único que realmente se necesita para tener éxito en EU: la aspiración.

Juan Rangel es presidente de Mastery Consulting LLC y ex director senior de Empower Illinois, ex director ejecutivo de United Neighborhood Organization y fundador de UNO Charter School Network (ahora Acero Charter Schools).

[email protected]

www.entresemana.mx

Check Also

CARTAS DESDE CHICAGO/ Vergüenza ser migrante

La reunión de “alto nivel” entre Estados Unidos y México para encontrar soluciones a la …