ASTROLABIO POLÍTICO/ Pontificar al estilo Cuitláhuac

“La tolerancia es la auténtica prueba de civilización.” – Arthur Helps

Nuestra solidaridad con la periodista Sara Landa.

LUIS RAMÍREZ BAQUEIRO (Veracruz). Grave, muy grave resulta para una sociedad el tener una autoridad que pretende emular o copiar poses de sus líderes políticos o morales, sin demostrar contar con el carácter para ejercer su puesto.

Peor aún cuando empleando el mismo método que su líder político fustiga a los medios de comunicación, reporteras y reporteros que cubren sus conferencias de prensa, pues evidencia la falta de formación, preparación y de criterio.

La vergonzosa escena ocurrida la mañana de este miércoles en donde el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez increpo, señaló y regaño a una reportera de conocida trayectoria y medio, exhibe una vez más, la falta de capacidad conciliadora para el ejercicio de Gobierno.

Las imputaciones vertidas:

“Es una falsedad el decir, como tú lo dices, de manera generalizada… y ya cuando te pregunto quién, dices no, pues no sé, dicen las redes”, espetó García, reclamando “¿dónde está la seriedad periodística?”.

“Hay abogados que están defendiendo a los delincuentes. ¿Tú abogas por ellos?”, arremetió el Ejecutivo a la reportera de Meganoticias. “Ve qué papel estás jugando como medio. Y esto la sociedad lo tiene que saber”, imputó.

“¿Informas a la sociedad o no?”, cuestionó molesto García Jiménez.

“Sí, por eso le pregunto las dudas que hay”, contestó la reportera Sara Landa.

“¿Es tu derecho mal informar a la sociedad?”, atizó el gobernante veracruzano.

Si pretender pontificar es la nueva misión del gobernador Cuitláhuac García Jiménez con sumo respeto se equivoca.

Su tarea como gobernante es responder a los cuestionamientos de la prensa, los cuales nacen del pulso cotidiano con la realidad, esa que construyen los actores políticos, económicos y sociales, a los cuales estamos en obligación de cuestionar para así informar a la opinión pública, esa que conformamos todos como sociedad.

La Libertad de Expresión y la Libertad de Prensa son conquistas históricas, pero estos derechos consagrados en los artículos 6° y 7° de la Carta Magna no han impedido que México sea considerado, según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés) como uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo.

El aumento de la violencia hacia los comunicadores aumentó considerablemente, pero hay que especificar las formas de violencia puesto que algunas suelen ser indirectas tales como la autocensura, misma que resulta un efecto inmediato para evitar los riesgos de la profesión y el clima represivo y de amenazas.

Las agresiones físicas en contra de periodistas constituyen la forma más extrema de censura, pero la tipología es extensa y las formas de operar van desde intereses económicos hasta políticos.

Pero en el caso que nos concierne la intimidación y el acto fue directo, lo que agrava su connotación.

La respuesta dada por el organismo responsable de salva guardar la integridad de los comunicadores en Veracruz –CEAPP-, se queda corta en un intento por pretender aparentar cumplir con su misión.

Pues en el mismo comunicado difundido por la CEAPP se pretende hacer hincapié en lo establecido por la Relatoría Especial de las Naciones Unidas sobre la Promoción y Protección del Derecho a la Libertad de Opinión y de Expresión.

Esa que apunta que: “es legítimo que los políticos y los funcionarios públicos formulen críticas, correcciones u objeciones con respecto a reportajes específicos en los medios. Sin embargo, cuando lo hagan, siempre deben tener cuidado de asegurar que sus comentarios sean precisos, evitar la estigmatización y la desacreditación de los medios y no amenazar a periodistas ni socavar el respeto de la independencia de los medios de comunicación”.

Urge que el mandatario veracruzano entienda que la prensa no es su enemiga, ni mal informa a la sociedad, es responsabilidad de su Gobierno, garantizar el libre acceso a la información, transparentado en todo momento la misma, brindando facilidades para el desarrollo de la tarea periodística y comprendiendo que “gobernar es informar”.

Cuando el señor Gobernador comprenda ese binomio, estará en posibilidad de verdaderamente gobernar, hoy su actuar simplemente se interpreta como un remedo de lo que dicta su líder político y moral.

Al tiempo.

[email protected]

Twitter: @LuisBaqueiro_mx

www.entresemana.mx

Check Also

ASTROLABIO POLÍTICO/ Atacar para victimizarse

LUIS RAMÍREZ BAQUEIRO “Gran descanso es estar libre de culpa.” – Marco Tulio Cicerón. Xalapa, …