VIOLETA DEL ANÁHUAC/ Usos y costumbres: ¿gatopardismo?

ISABEL ORTEGA MORALES (Guerrero). En Ocotequila, localidad mixteca del municipio de Cochoapa el Grande 9 mujeres fueron privadas de su derecho a emitir su voto y, a diferencia de otras mujeres, decidieron denunciar lo que consideraron fue arbitrariedad a una garantía constitucional, o al menos, un acto machista discriminatorio por su condición de género.

Cochoapa el Grande está considerado como uno de los municipios con mayor pobreza desde el año 2005 en que se constituyó y desplazó de un primer lugar al municipio de Metlatónoc, del cual se desprendió, y esa pobreza ha sido equiparada con países africanos como Mali, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el PNUD.

Como muchos municipios de la montaña y costa chica, Cochoapa se rige por el Derecho Legal y por el Derecho Consuetudinario en el que se enmarcan los Usos y Costumbres que permite a sus autoridades resolver conflictos y asuntos internos entre ciudadanos.

El tema de Ocotequila que levantó indignación en grupos de feministas que la han calificada como violencia política de género, ha sido planteado en un Juicio Electoral Ciudadano para impugnar la elección “con el acompañamiento de la Red para el Avance Político de las Mujeres Guerrerenses y de la Defensoría Especializada en Derechos Políticos de los Pueblos y Comunidades Indígenas del TEPJF (Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación)”.

El tema ha sido abordado por la propia Gobernadora del estado, Evelyn Salgado Pineda que consideró “que la Constitución está por encima de Usos y Costumbres”, y rechazado por colectivos de mujeres que han considerado, como la Mandataria, que en pleno Siglo XXI no tendrían porqué ocurrir este tipo de hechos.

El Congreso Local no se ha manifestado sobre el tema, salvo la Presidenta de la Comisión de Igualdad, Gabriela Bernal, que dijo estaría en la montaña este fin de semana para abordar este tema y que estaba en comunicación con el Presidente Municipal. El Derecho Legal les incumbe al ser responsables de la legislación para formular los cambios necesarios que permitan la armonía y el desarrollo de la sociedad.

Giuseppe Tomasi di Lampedusa (1896-1957) escribió la obra El Gatopardo que derivó en una filosofía que también tomó su nombre, el gatopardismo: “si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie” y que habla de la decadencia de la nobleza siciliana y presenta la boda de un príncipe con una plebeya hija de rico comerciante, una clase social que ascendía que deja entrever la conveniencia de unificación para conservar canonjías.

Este domingo el Presidente Municipal de Cochoapa el Grande, Bernardo Ponce García, tomó protesta a 179 Comisarios y Delegados municipales que integran su municipio, pero no a las autoridades de Ocotequila, según trascendió. Incluso a decir de “los principales” podría el sábado 15 del mes en curso, tomar el Alcalde la protesta al Comisario de Ocotequila que “debe respetar la decisión del pueblo”, sin que se precise, hasta el momento, si habrá o no una nueva elección.

www.entresemana.mx

Check Also

VIOLETA DEL ANÁHUAC/ Turismo fortalece a Morelos

ISABEL ORTEGA MORALES Chilpancingo, Guerrero. Dice la leyenda urbana que cuando se buscaba conformar el …