TRAS LA PUERTA DEL PODER/ Los “otros datos” de Xóchitl Gálvez y opositores

 ROBERTO VIZCAÍNO

Una cosa es lo que dicen y festejan a todo volumen sobre el curso del proceso electoral sucesorio el presidente Andrés Manuel López Obrador y su candidata Claudia Sheinbaum, y que luego replican por arriba, por abajo y por todos lados sus claques y medios afines, y otra es lo que recaban los operadores experimentadísimos del PRI, PAN y PRD que integran el Frente Amplio Opositor para su candidata Xóchitl Gálvez.

En síntesis: Claudia, AMLO, Mario Delgado y su tropa afirma que ganarán con más de 35 millones de votos el 2 de junio y que cuando menos sacarán 20 puntos de ventaja al segundo lugar o sea a la opositora Gálvez.

Si votaran ese día 65 millones de mexicanos, cada punto valdría algo así como 650 mil votos, que multiplicados por 20 harían una diferencia de 13 millones de votos.

¿En serio ellos se creerán tal cosa?

El inicio de esta semana, principio del periodo de restricciones electorales, la senadora Hidalguense continuó tan fresca y entrona como si no tuviera ninguna limitación, lo hizo con un recorrido por los noticiarios y programas de opinión con mayor penetración y audiencia de la radio.

Los de Ciro Gómez Leyva, Joaquín López Dóriga y Carlos Loret más otros tantos.

Las redes sociales hicieron el resto. Los videos y textos circularon masivamente. Los comentarios igual.

En un solo día Xóchitl Gálvez llegó directo y solita a millones de mexicanos.

Y es que todos esos programas y conductores, son terrenos vedados para Claudia Sheinbaum. Zona apache, minada, para la candidata presidencial del oficialismo, diría un clásico. El conjunto profesional de la información y formación de opinión, del periodismo más sobresaliente de México al que su creador y jefe supremo, el presidente Andrés Manuel López Obrador ataca e injuria, denuesta, abomina y vierte su odio todos los días.

Todos ellos han invitado a Sheinbaum. Ella no ha aceptado ni lo hará con ninguno. Acudir a cualquiera sería como desconocer a su patrón y lanzarle una sonora mentada de madre.

No Claudia Sheinbaum no irá con ninguno y dejará esos espacios libres a Xóchitl Gálvez, quien los aprovechará para su propio beneficio.

¿Cuánto valdrá eso en votos? Mmmm, pues yo creo que no pocos.

XÓCHITL YA LE GANÓ TAMBIÉN EL DISCURSO Y LAS CALLES

Pero no es lo único en lo que le lleva ventaja Xóchitl a Claudia.

Si algo quedó en claro en la precampaña de diciembre-enero es que Xóchitl se apoderó y le arrebató a Claudia las calles, plazas y recintos del país.

Mientras la opositora llegó alegre y dicharachera, solidaria y empática a lugares como la zona devastada de Acapulco o de Michoacán, a estados adversos como Tabasco y Veracruz, y convivió con sus habitantes, Claudia sólo lo hizo a lugares seguros, dominados por Morena y arropada por el acarreo y la dádiva.

Igual, mientras la oficialista echó porras y se dedicó a defender a los hijos del presidente, y los programas y políticas de la 4T, propuestas y próximas reformas, la opositora arremetió contra la larga lista de fallos y fracasos del régimen.

Ambas dejaron en claro que, en cada uno de los tres debates previstos, esas serán sus líneas. Una a defender al saliente y la otra a atacarlo.

Pero, ¿y cómo van realmente?

CUALQUIERA DE LAS 2 PUEDE GANAR

No se Usted, pero yo no confío en las encuestas. Menos en esas que dan ventajas de 40 puntos a una sobre la otra.

En eso le creo a Xóchitl, quien acepta que Claudia va arriba de ella por un digito. Y eso puede ser de 9 a 1.

Lo que veo y percibo es una contienda cerrada. Del lado del oficialismo, con AMLO a la cabeza, hay mucho dinero, uso descarado de programas sociales y una muy peligrosa y obstinada intención de no entregar el poder si pierden.

La oposición (PRI, PAN y PRD) cuenta por su parte con la red electoral más fogueada, experimentada y extendida por todo el país -representantes de casilla, operadores en sectores y en colonias, representantes ante la autoridad electoral con muchos procesos vividos- que son esenciales para garantizar los votos.

Con ese caudal, cada una puede ser la ganadora. No hay arroz cocido. Ni intención concluida. Menos una ciudadanía sumisa, dominada. Y AMLO puede llevarse un gran chasco si pretende desconocer resultados.

EL SENADO Y DIPUTADOS SERÁN UN FUERTE CONTRAPESO

Quien gane de las dos, Xóchitl o Claudia, encontrarán en el Congreso un Poder real de la Unión.

Y es que todos los indicadores advierten que el reparto de escaños y curules será muy equilibrado en la siguiente legislatura. Podríamos estar hablando de quizá 50/50.

Ninguna de las dos tendría mayoría calificada. Y además los personajes que formen las cúpulas de cada lado serán políticos muy experimentados. De entrada casi seguro llegarán Manlio Fabio Beltrones y Lily Tellez por la oposición y sin duda detrás de ellos estarán Alejandro “Alito” Moreno, Marko Cortes y Jesús Zambrano quienes, hay que decirlo y reconocerlo, son pese a todos los embates y campañas en su contra los creadores y ejes del Frente Amplio Va por México.

Por el oficialismo -y ya sin AMLO– regresarían al Senado Ricardo Monreal y Ana Lilia Rivera entre los mejor apuntados. Una dupla que podría ser esencial para el alcance de acuerdos que se van a requerir para que la cosa camine.

Como sea, esa legislatura será quizá la primera realmente independiente de un poder supremo.

Interesante pues.

[email protected] / Twitter: @_Vizcaino / Facebook/ https://www.facebook.com/rvizcainoa

www.entresemana.mx

Check Also

TRAS LA PUERTA DEL PODER/ Con el voto de unos 3 mil delegados, Alito amarra su reelección

ROBERTO VIZCAÍNO  No será en automático, pero Alejandro Moreno, “Alito”, ya tiene asegurada su reelección en …