Semarnat aprueba, en fast track, la MIA del tramo 5 sur del Tren Maya


Ciudad de México, 24 de junio (entresemana.mx). La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó, “de forma condicionada” y en tiempo récord de poco más de un mes, la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del tramo 5 sur del Tren Maya, que va de Playa del Carmen a Tulum.

Según consta en la Gaceta Ecológica de la Semarnat, el documento de más de 6,000 hojas —que contiene la caracterización de la zona que impactará la vía, así como los riesgos para el entorno— fue ingresado a evaluación apenas el 17 de mayo pasado y quedó aprobado el 21 de junio, cuatro días después de concluida la consulta pública que recibió cientos de señalamientos sobre incongruencias, inconsistencias y falta de información técnica sobre el impacto que tendrá el tren en una zona en la que abundan ríos subterráneos, cavernas y cenotes.

Asimismo, el aval ambiental se da días después de que la dependencia convocó a la reunión pública de información que se realizó el pasado siete de junio en la “Casa Ejidal” ubicada en el Ejido Jacinto Pat, en el municipio de Tulum, Quintana Roo.

Se trata de un tiempo récord, ajustado casualmente a los tiempos del proceso judicial paralelo que enfrenta el proyecto, pues dicha aprobación se presentó ayer en la fecha fijada para la audiencia constitucional del amparo 884/2022 que mantiene detenidas las obras desde el pasado 18 de mayo.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) presentó ayer la MIA aprobada ante el juez Adrián Fernando Novelo Pérez, titular del Juzgado Primero de Distrito en Yucatán, para solicitar que se deseche la suspensión definitiva de las obras, al contarse ya con la autorización de impacto ambiental. Ante ello, la audiencia se aplazó hasta el 28 de julio de este año.

No obstante, el juez Novelo Pérez determinó ayer que el 1 de julio próximo se desahogará el recurso de revisión contra la suspensión de las obras otorgado al amparo 884/2022, en virtud de la autorización de impacto ambiental presentada por Fonatur.

Grupos ambientalistas basaron los amparos contra el tramo 5 sur, justamente en la ausencia de esta autorización, la cual debió haberse tramitado antes de que se ejecutara el desmonte de selva al poniente de Playa del Carmen, cuyas imágenes han sido ampliamente difundidas en medios de comunicación y redes sociales.

Cabe recordar que en mayo pasado un juez otorgó la suspensión definitiva para suspender las obras del tramo 5 sur del Tren Maya, debido a que no contaba con la MIA.

La MIA de este tramo del proyecto Tren Maya, a cargo de Fonatur, fue presentada el pasado 17 de mayo ante la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental de la Semarnat para su evaluación, y establece que la superficie de obras del proyecto es de 516.758 hectáreas.

De ellas se hará cambio de uso de suelo en 485 hectáreas de vegetación de selva mediana subperennifolia y de vegetación secundaria de selva mediana subperennifolia.

Greenpeace y el Centro para la Diversidad Biológica (CDB) advirtieron hace un par de semanas que si la MIA que corresponde a este tramo se aprobaba “en tiempo récord”, se impugnaría, ya que –señalaron- se violaron diversos aspectos como la consulta de al menos 90 comunidades. También se incumple con el artículo 28 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.

El vocero de Fonatur, Fernando Vázquez Rosas, aseguró que el Tren Maya está avalado por una autorización provisional otorgada por la Semarnat, así como por el acuerdo firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador que hace de éste, y otros proyectos federales, obras de interés público y seguridad nacional, lo cual les permitió iniciar obras de manera anticipada antes de tramitar la autorización de impacto ambiental.

Check Also

Canaive Yucatán inaugura su laboratorio de fotografía de alta calidad

>> Cuenta con 4 equipos de tecnología de punta de vanguardia que facilitarán a las …