REFLEXIONES DE UNA MUJER CONTEMPORÁNEA/ Transforma tu dolor como una perla

Dayana Rodríguez

Ciudad de México, 24 de abril (entresemana.mx) ¿Cuántas veces no nos hemos sentido heridos o lastimados por algunas circunstancias en nuestras vidas? Ya sea por una traición, una desilusión, un trauma, la lista puede ser enorme.

Hoy te quiero contar una metáfora muy linda sobre las perlas, para esos momentos que nos sentimos de esa forma.

Acompáñame a reflexionar sobre ello.

Como sabemos, las perlas se forman en las ostras, la obtención de las mismas es lenta y dolorosa para ellas.

En la parte interna de la ostra se encuentra una sustancia lustrosa llamada nácar. Cuando un grano de arena o un parásito logra entrar en el molusco (una vez que esto queda atrapado dentro de ella), la ostra comienza a cubrirlo con nácar como mecanismo de defensa. Las células de nácar comienzan a trabajar y cubren el grano de arena con capas y capas para proteger el cuerpo indefenso de la ostra.

Como resultado se va a formar una hermosa perla.

Una ostra que no haya sido herida de algún modo, no puede producir perlas.

Las perlas son producto del dolor porque la perla es una herida cicatrizada.

El dolor, las heridas y cicatrices en nuestra vida es algo que no podemos evitar, todos pasamos por momentos dolorosos que nos gustaría ahorrarnos o que no sucedieran, lamentablemente la mayoría de las veces eso no está en nuestras manos, pasarán de forma inevitable. Ante esta situación tenemos dos caminos; optar por la opción de sanación, recuperación y resurgir como las perlas o quedarse en el resentimiento y la amargura.

Son esas circunstancias complicadas las que nos ponen a prueba y  las que nos pueden fortalecer para salir más poderosos de aquél dolor. Porque esos momentos nos enseñan nuevas habilidades y formas de ver la vida.

No estoy diciendo que no valides tu dolor, lleva tu proceso de sanación y eso puede tomar tiempo al igual que la formación de la perla pero, optemos por el camino de la sanación.

Recordemos que es mejor ser como la perla.

«Endereza tu corazón, mantente firme, y no te aceleres en la hora de la adversidad». Eclesiásticos 2

Si te gusta esta sección, también la puedes encontrar en podcast en Spotify, como Reflexiones de una mujer contemporánea, te dejo el link:

https://open.spotify.com/show/5QMIQjJdgpE6K5urbWVyS2

Instagram: dayana.rodd

¡Qué tengas un excelente domingo!

Check Also

Multimillonario desvío presupuestal de Delfina en la SEP daña a los programas educativos

Retrocesos en la educación por el escandaloso fraude a la SEP;  colapsan escuelas y planes …