REFLEXIONES DE UNA MUJER CONTEMPORÁNEA/ Cerrar ciclos

Dayana Rodríguez

Ciudad de México, 05 de junio (entresemana.mx). Cerrar ciclos puede ser una cuestión muy difícil en algunas ocasiones, sobre todo, porque no siempre somos nosotros los que decidimos hacer ese cierre, algunas veces es otra persona la que toma esa decisión por nosotros,  incluso la vida misma que nos obliga a hacerlo sin poder hacer mucho al respecto, el problema es que cuando estamos sumergidos en ese momento, es difícil dimensionar que tal vez sea algo bueno, algo que implica un crecimiento necesario que era importante en nuestro plan de evolución.

Sé que es muy fácil decirlo desde el otro lado, cuando no lo estas viviendo, pero también he estado ahí y entiendo lo mucho que puede doler y lastimar. No siempre estamos preparados para ello, para dar ese paso y puede costar muchas lágrimas y tiempo entenderlo, pero, ¿sabes? los cierres son parte de la vida, todo o casi todo tiene un principio y un final.

Como siempre digo lo único constante en la vida es el cambio, pero no todo es una nube gris, muchas veces es necesario que ese ciclo termine para que pueda surgir uno nuevo, algo mejor o diferente, que te hará entender que era importante e incluso necesario que fuera así, para que dieras un paso adelante, para que surgieran nuevas oportunidades, comienzos, nuevos retos, personas y circunstancias.

Sé que puede dar miedo y el miedo es una sensación normal que todos experimentamos, pero lo que importa es lo que hagas con él, si le das voz y permites que te paralice o intentas resolverlo.

Cerrar ciclos es necesario para evitar quedar atrapados en un pasado que ya no es bueno para nosotros o simplemente para tomar una nueva perspectiva de la vida, sobre quiénes somos y queremos; también es una forma de saber lo que ya no queremos, para tomarte un tiempo para ti, para sanar tus heridas,  para entenderte.

La vida puede ser cíclica, y si no aprendemos de los errores que cometemos se pueden repetir en otras personas y otras circunstancias, hasta qué entendemos el mensaje que necesitamos aprender para evolucionar y es cuando solemos cuestionar nuestras creencias espirituales y nos preguntamos, ¿por qué siempre me pasa esto a mí? pero somos nosotros, quienes nos ponemos en las mismas circunstancias por no aprender a cerrar ciclos que ya no van con lo que somos. Sé que es mucho más fácil decirlo que hacerlo, pero estoy segura que no es la primera vez que te enfrentas a poner un punto final a cierta circunstancias, recuerdas aquella ocasión, ¿qué dijiste que no podías con eso que te pasaba? hoy puedes voltear y dar gracias por lo aprendido y vivido, porque se abrió un nuevo panorama que antes desconocías. No te cierres, no solo lo que conocemos es lo único bueno para nosotros, hay que darnos la oportunidad de abrirnos a nuevas formas de pensar, o de ver las cosas, quizás encaje contigo o quizás no, pero estas en el camino de descubrirlo.

Puede haber un grado de nostalgia en cerrar ciclos, pero todo es por un bien mayor a nosotros que no siempre es fácil de comprender, pero que debía ser así.

Si te gusta esta sección, también la puedes encontrar en podcast en Spotify, como Reflexiones de una mujer contemporánea, te dejo el link:

https://open.spotify.com/show/5QMIQjJdgpE6K5urbWVyS2

Instagram: dayana.rodd

¡Qué tengas un excelente domingo!

Check Also

Canaive Yucatán inaugura su laboratorio de fotografía de alta calidad

>> Cuenta con 4 equipos de tecnología de punta de vanguardia que facilitarán a las …