PULSO/ Consulta centavera

EDUARDO MERAZ. A querer o no, la consulta para la revocación de mandato -que requerirá del acompañamiento de un traductor- será “centavera”, a despecho del gobierno y el partido en el poder, pues no se puede obligar al Instituto Nacional Electoral a ajustar su presupuesto al capricho oficial.

Así lo determinó el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, al analizar la apelación promovida por Morena, para que el INE aumentara los recursos destinados a la revocación de mandato.

La mencionada consulta, a realizarse el 10 de abril próximo y cuyo resultado en nada modificará que el presidente sin nombre y sin estatua termine su mandato el último día de octubre de 2024, será también un asunto de pesos y centavos.

En otros términos, el Instituto no está obligado a lo imposible y menos si se le quiere imponer desde oficinas gubernamentales. El dictamen del Tribunal Electoral es lo bastante contundente y claro, para que Mario Delgado y sus huestes lo entiendan.

“La libertad de gestión del órgano electoral impide que se le pueda ordenar la adopción de decisiones y medidas específicas en el ejercicio de su presupuesto”, indica con precisión el Tribunal.

También es un tapabocas a la Secretaría de Hacienda, cuyas sugerencias de austeridad hacia el árbitro electoral y con ello lavarse las manos para no otorgar los recursos necesarios para la revocación de mandato perdió sustento.

La sentencia del TEPJF exhibe a Morena y al gobierno federal que, en sus afanes de suplir a la ciudadanía en la solicitud para llevar a cabo dicha consulta, como auténticos “metiches” y “cuentachiles”, ya que impide se le pueda ordenar al INE la adopción de decisiones específicas en el ejercicio de su presupuesto.

Cabe recordar que el cuatroteísmo en su conjunto exigía acabar con los privilegios que, desde su perspectiva, gozan los consejeros del Instituto Electoral, pero cierran los ojos ante los sobreprecios que pagamos los mexicanos por satisfacer los caprichos del mandatario innombrable.

Las compras de bienes y servicios, en especial en el sector salud, y la realización de las mega obras, están saliendo más caras de lo presupuestado, debido a la incapacidad e ineficiencia de los funcionarios. Los montos adicionales gastados en estos renglones, superan en decenas de veces el costo de la consulta para satisfacer el ego presidencial.

El proyecto elaborado por el magistrado José Luis Vargas consideró infundados los agravios argumentados por Morena, dado que al analizar las medidas adoptadas por el INE se detectó que efectuó ajustes presupuestales integrales, no solo en las áreas encargadas de desarrollar la consulta, sino también en otros rubros de su presupuesto.

Además, se tomó en consideración que la autonomía presupuestal y libertad de gestión que le confiere la Constitución al INE, corresponde a éste, de manera exclusiva, definir las medidas de racionalidad y disciplina del gasto

Con ello, si el presidente sin nombre y Morena desean que el ejercicio tenga los alcances de una elección federal, deberán “apoquinar” los dineros faltantes. De otra manera, tendrá un carácter limitado –se estima en un tercio.

A menos que el cuatroteísmo haga una nueva coperacha, la austeridad republicana alcanzará a la consulta para la permanencia del actual ejecutivo en su cargo. Al final, sí dependerá de una cuestión de pesos y centavos.

He dicho.

EFECTO DOMINÓ

El relator especial para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos hizo un llamado al gobierno mexicano a “reconocer la crisis de violencia que atraviesa el periodismo en México”, así como suspender la sección de “Quién es quién en las mentiras”, luego de que en enero fueron asesinados cuatro periodistas.

[email protected]

@Edumermo

www.entresemana.mx

Check Also

PULSO/ Vencidas verde olivo

EDUARDO MERAZ. El caso Ayotzinapa, como punta del iceberg, viene a demostrar que al gobierno …