MUJER, AMA DE CASA Y REQUETEFIFI…/ Nueva generación de coreógrafos, futuro incierto

 

Rosa Elena S. Barrios

Ciudad de México, 12 de junio (entresemana.mx). Este fin de semana presentaron su última obra como estudiantes once alumnos de la carrera de Coreografía de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del Centro Nacional de las Artes.

Los coreógrafos, en el marco de su graduación, mostraron su talento con conceptos originales en sus piezas dancísticas, en las que tuvieron que trabajar desde la creación de la música, el juego de la iluminación, las proyecciones, las diversas escenografías, el vestuario, hasta los movimientos de los cuerpos en el escenario del Teatro Raúl Flores Canelo.

Al ver la pasión, originalidad y juventud de estos nuevos artistas de profesión, nos lleva a reflexionar: ¿qué pasará con esa gran capacidad e inspiración artística mexicana, para que puedan tener una remuneración propia de su esfuerzo, que les permita tener una buena calidad de vida?

Como mamá de una de las graduadas me siento orgullosa de ver cómo mi hija y sus jóvenes amigos son capaces de crear mundos maravillosos, de exponer sus preocupaciones por  la humanidad, pero el instinto de supervivencia me obliga a preguntarme qué sigue para ellos.

¿Tendrán que emprender negocios propios como una escuela de danza, dar clases, crear su compañía, entrar a las muy limitadas convocatorias para creadores artísticos, buscar una beca en las embajadas de otros países, o bien buscar trabajo en empresas de espectáculos, hoteles o  barcos ? ¿Qué opciones tienen en un país en el que el arte es tomado como un hobbie que en muchas ocasiones deja dentro de cuatro paredes a gente con gran capacidad para expresarse a través de la pintura, la música, el teatro, el cine o la danza?

Todos los sueños que puedan tener para iniciar una nueva etapa son maravillosos y los tendrán que realizar con un gran esfuerzo, sabiendo que los apoyos del Gobierno son limitados, ya que son contados bailarines, músicos o pintores en preparación que reciben una beca..

Los programas de apoyo a jóvenes artistas son reducidos, aproximadamente de 357 millones de pesos para este 2022, lo que representa 9.34 por ciento de lo presupuestado para el megaproyecto Chapultepec: Naturaleza y Cultura, y ni qué decir si se le compara con los 28 mil 930 millones de pesos destinados al Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, en el que por cierto ellos no entran, porque si estudian y en muchos casos también trabajan.

Solo hay que recordar que en la presente Administración se han dado recortes presupuestales a casi todas las dependencias de cultura y recintos federales, como al instituto Nacional de Antropología e Historia, al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura y al Instituto Nacional Mexicano de Cinematografía, lo que sin duda redujo el empleo y la producción en este campo laboral.

Recordemos también que la desaparición de Fideicomisos y del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, en 2020, generó gran malestar entre la comunidad cultural y artística, ya que se vieron mermados los apoyos a museos y dependencias culturales, así como a los proyectos de arte.

Los padres de estos coreógrafos sentimos y tenemos claro que el arte en México es menospreciado, así que para que puedan destacar deberán hacerlo por su propia cuenta. Definitivamente tendrán que enfrentar sus retos con una filosofía de vida que les permita decir con todo orgullo que tienen que trabajar muy duro, tocar muchas puertas, emprender e invertir en sus proyectos para destacar. Sí se puede.

APAPACHO. A los maestros del CENART, que con sus habilidades sacan adelante a esta generación de artistas, a pesar de la pandemia y de los recortes presupuestales que han sufrido. La Nacional de Danza es un referente internacional y son pocos los que tienen la oportunidad de entrar, es un orgullo contar con un Centro de las Artes de tan buen nivel, pero sin duda hay capacidad para lograr mucho más, solo se necesitan los recursos.

PELLIZCO. Qué fácil es reclamar los resultados electorales, cuando no hubo desvelos ni se trabajó para llevar votos con trabajo en tierra, acompañando a los candidatos, participando en las campañas de redes sociales de los abanderados, asistiendo a los mítines. Si yo no me siento con mi hijo a apoyar y supervisar sus tareas, cómo puedo saber porque le cuesta trabajo un tema, aunque sea su tarea si lo dejo solo estoy asumiendo que me atengo al resultado. Que fácil señalar si no haces nada, solo esperas la calificación para entonces si regañar, gritonear y alborotar. Eso no es ser mamá, ni tampoco militante.

www.entresemana.mx

Check Also

Reforma electoral atenta contra la democracia; sus consecuencias las pagará la sociedad, advierte Lorenzo Córdova

>> Participa Consejero Presidente en encuentro académico en la Universidad de Monterrey >> En 2024 …