EPISTOLARIO/ Pelota anunciada

ARMANDO ROJAS ARÉVALO

MARCELA: En el béisbol, cuando el pitcher en la “loma” hace un guiño y se dispone a lanzar la pelota con dos dedos, significa que se la está “cantando” a su cátcher de que la pelota es una recta. Como todo beisbolero, el presidente está cantando la pelota.

Lo hemos advertido varias veces: La participación del crimen organizado y las revueltas sociales que se esperan por el clima de inseguridad, injusticias, engaños y, en resumen, por el hartazgo que hay en millones de mexicanos, pueden o mejor dicho conducir al gobierno a decretar el Estado de Excepción y suspender las elecciones y convocar para después unas nuevas cuando las circunstancias lo permitan.

El mesías ya lo predijo en una de sus mañaneras de esta semana, y a lo mejor, lo está pensando instrumentar ante el peligro de que su partido, su candidata y sus candidatos al Congreso, pierdan rotundamente por el mandato de los votantes que estamos realmente “hasta la madre”.

Ayer martes, haciendo gala de una gran irresponsabilidad, el presidente adelantó lo que puede ser un escenario real. Poniéndose una “curita” en el dedo, el mesías acusó a la oposición de estar tramando un golpe de estado técnico y un fraude electoral con apoyo del Poder Judicial y las autoridades electorales.

El llamado golpe técnico de estado está latente, sí; pero… podría venir de quien maneja el poder y tiene los hilos.

En la conferencia mañanera de Palacio Nacional, dijo temerariamente que hay una guerra sucia que está en marcha, respaldada por jueces que están muy activos impidiéndole ejercer su libertad de expresión, mientras que los organismos electorales quieren hacer un listado de todas las infracciones que cometa en este periodo de campañas para calificar la elección.

El clima preelectoral se tensa cada día que pasa. Dentro de este marco de inseguridad, el 2 de junio podría estallar la violencia. El crimen organizado no permitirá votar en paz y, como ya en muchos foros se ha denunciado, en las comunidades, en especial donde los cárteles y la delincuencia en general han sentado su poder, inducirán o mejor dicho dirán por quién votar.

Advierte el presidente, como si se estuviera poniendo una “bandita” (curita) en un dedo: La oposición está viendo encuestas que “los ponen nerviosos” y podrían planear un “golpe de Estado” técnico desde el Poder Judicial, que le está limitando su derecho de réplica.

Quién sabe qué está opinando la gente, que los trae así, están nerviosos. Dice con sonrisa sardónica. ¿Van a dar un golpe de Estado técnico, van a hacer un fraude electoral desde los tribunales, desde el Poder Judicial?

Con todo y lo que adelanta el presidente, las elecciones de junio serán las más grandes y copiosas de la historia. La voz pública está invitando a la ciudadanía a votar, para derrotar a los candidatos y al partido del presidente, porque este gobierno ha sido un auténtico desastre.

POR VIA DE MIENTRAS, en Chiapas, donde no hay gobernador (como en Guerrero, cuya gobernadora ha huido o se ha escondido) la violencia se agudiza. Hace dos días, un comando armado irrumpió en la comunidad de Pantelhó, asesinado a dos menores.

POR CIERTO, debido a la violencia y a la indiferencia que muestra el gobierno ante este escenario, la comunidad tsotsil de La Candelaria, en San Cristóbal de las Casas, ha decidido en asamblea NO PARTICIPAR en las elecciones y no permitir la instalación de casillas electorales en su territorio, de acuerdo a lo que sus representantes dijeron ayer al INE.

En consecuencia, va tomando forma el pronóstico de que en muchas partes del país no habrá elecciones por la presencia del crimen organizado y el miedo de la ciudadanía a votar con libertad.

Claro, el presidente ya se adelantó en culpar a la “derecha” y a los grupos conservadores de tramar un golpe de estado técnico impidiendo las elecciones.

Aquí habría que plantearse lo que SHERLOCK HOLMES se preguntaba para resolver un caso: ¿A quién le beneficia el crimen? Porque, obvio, un crimen le beneficia a alguien en lo particular.

¿A quién podría beneficiar que no hubiera elecciones?

A los millones de ciudadanos que queremos que esta pesadilla termine, no. ¡Que haya elecciones! Es el grito estentóreo.

P.D.-¡Ya apareció el compañero periodista jalisciense JAIME BARRERA. Cinco sujetos armados lo “levantaron” en Guadalajara al salir de su programa en Radio Fórmula, y hoy lo liberaron tras de hacerle una advertencia. “Me dijeron que si no cumplía cosas o no le bajaba ya sabían dónde vivo, quiénes son mis hijos o dónde me muevo…”

[email protected]

[email protected]

www.entresemana.mx

Check Also

EPISTOLARIO/ ¡Con todo y esto, piden el voto!

ARMANDO ROJAS ARÉVALO JORGE: Insisto, la violencia se intensifica y extiende en el país; todo hace …