EL OTRO DATO/ Tiene que volver el NAIM

JUAN CHÁVEZ. Una vez que termine este episodio populista-autocrático, el aeropuerto de Santa Lucía quedará abandonado, o será sólo de carga. Reanudar el NAIM en Texcoco será prioridad para el próximo gobierno que deberá ser de salvación y reconstrucción nacional.

Volver a darle vida al NAIM, inclusive, será bandera política de la oposición en la campaña presidencial 2024. Igual la urgencia de la reconstrucción nacional.

El dinero del Felipe Ángeles es tema aparte y ha manchado el uniforme militar: costó 52% más de lo presupuestado, se descubrieron empresas fantasmas que recibieron contratos para su construcción y la Auditoría Superior denunció que los militares no justificaron 12 mil millones de pesos que se gastaron. Según confesó el general del Ejército encargado de construirlo, no va a ser negocio este año, tampoco el próximo, ni siquiera el que sigue; en síntesis, no va a ser negocio en este sexenio.

¿Cuánto costará mantenerlo con el reducido número de vuelos que tendrá? Esta cuestión será una carga más para los dineros del pueblo.

La obra se ejecutó en tiempo récord, pero costó el doble de lo presupuestado. Aun así, la inversión representa menos de la mitad de lo que habría costado el aeropuerto en Texcoco.

Sin embargo, sumados los costos de cancelación de este último (113 mil mdp) y el sobreprecio de la nueva obra, la inversión en el Felipe Ángeles corresponde al 80% de lo que habría costado el aeropuerto en Texcoco.

El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se declaró saturado desde 2014. Su límite son 60 operaciones por hora, pero llega a tener más de 70. Sólo en 2019 movió a 50 millones de pasajeros. Con la pandemia redujo su actividad, pero el año pasado cerró otra vez con un tráfico aéreo por encima de su capacidad.

El Felipe Ángeles arrancó con siete vuelos de cuatro aerolíneas: Volaris que viajará a Tijuana y Cancún. Viva Aerobus tendrá traslados a Guadalajara y Monterrey y Aeroméxico ofrecerá un destino a Mérida y otro a Villahermosa. Y Conviasa operará el único vuelo internacional a Caracas, Venezuela.

El problema para consolidar el AIFA enfrenta además otro problema: la conectividad terrestre. El gobierno federal no resolvió aún el tráfico aéreo, pero ahora suma otro escollo ante la falta de vías y medios para llegar al aeropuerto.

Jesús Cuevas, vocero de la Presidencia, difundió la semana pasada 14 rutas disponibles para trasladarse al Felipe Ángeles desde distintos puntos de la CDMX con trayectos de una a dos horas

Sin embargo, diversos medios revelaron que centrales camioneras y líneas de autobuses desconocían el servicio. También los tiempos y costos en taxi ejecutivo están muy por encima de lo estimado por el gobierno. La puntada de los taxis aéreos promocionados por secretaría de la Defensa Nacional fue el colmo.

Los vuelos que desde ahí se han anunciado son sólo producto de la extorsión política y de relaciones públicas defensivas de algunas líneas aéreas frente al gobierno.

La decisión sobre la ubicación del NAIM en Texcoco fue producto de más de 20 años de estudios por parte de instituciones nacionales e internacionales (MITRE, OACI, Instituto de Ingeniería de la UNAM, SENEAM).

Santa Lucía es resultado de una simple ocurrencia del presidente López Obrador aconsejado por su contratista consentido Riobóo. Su compatibilidad con el AICM es limitada, dada la interferencia entre los espacios aéreos de los dos aeropuertos, por tanto, su certificación internacional será cuesta arriba – si es que algún día se logra.

Estaba en proceso la construcción de nuevos lagos al sur del lago Nabor Carrillo para sustituir y ampliar la superficie lacustre en el vaso de Texcoco. Esto impediría el crecimiento de la mancha urbana, y crearía nuevos hábitats para aves migratorias y residentes. Igualmente, se desarrollaban las obras hidráulicas para captar los ríos del oriente y evitar inundaciones. Esto era parte de un gran proyecto de ingeniería hidráulica para la zona.

Se habían invertido en el NAIM 115 mil millones de pesos y llevaba 35% de avance. El costo para el erario era mínimo, ya que se pagaría fundamentalmente con inversión privada, y con emisiones de Bonos Verdes que se habían colocado en el mercado internacional, y que se pagarían con la TUA. (Santa Lucía es un desfalco para el erario; nadie quiso invertir ahí).

La cancelación del NAIM se hizo sin estudios, sin justificación, sólo por la voluntad iluminada, y el rencor vengativo del presidente López. Fue una flagrante violación de la ley. Significa un gigantesco daño patrimonial a la Nación. Su bandalización y destrucción deliberada, y su inundación representan actos de barbarie que deben ser castigados penalmente.

El AIFA no podrá descongestionar la terminal de la CDMX. Su capacidad es nula. ¿Qué impacto tienen 14 operaciones al día en el Felipe Ángeles frente al casi millar que registra el aeropuerto capitalino? El aeropuerto en la base de Santa Lucía estará lejos de los 20 millones de pasajeros anuales que se dice tendrá en su primera etapa y más lejos aún de los 80 de su capacidad máxima.

www.entresemana.mx

Check Also

EL OTRO DATO/ Banco de México al quite

JUAN CHÁVEZ De acuerdo con EFE, la agencia española de noticias, Banco de México cuenta …