CIUDADANO DE A PIE/ Nulo interés en pensiones

VERÓNICA VALDÉS GONZÁLEZ. El poco o nulo interés que los mexicanos tienen en relación con las pensiones provoca que un trámite ante el IMSS, que podría durar entre tres y seis meses se prolongue hasta cerca de tres años por inconsistencias y errores y montos inferiores.

Dejar de trabajar luego de haber cumplido 60 años y obtener una pensión del IMSS por la Ley del 73 sin contratiempo alguno es el ideal de todo trabajador, sin embargo, la falta de información sobre los requisitos que deben cumplirse, la desidia para tener la documentación al corriente y  acceder a esta prestación hace que en ciertos casos, el trámite se convierta en un verdadero  martirio.

Muchos de los interesados en pensionarse se  olvidan que antes de iniciar el trámite se debe  verificar que se tengan todos los derechos vigentes, en caso contrario cotizar por lo menos un año para recuperarlos, hay quienes prefieren perder la pensión.

Retirar dinero de la Afores por concepto de desempleo hace que se descuenten semanas cotizadas, mismas que en caso de no reponerlas afectarán el monto de la pensión, durante los dos años de pandemia, miles de trabajadores retiraron recursos de su cuenta individual.

El número de semanas mínimas para obtener la pensión son 500, además de estar dado de baja en el IMSS al momento de realizar la solicitud y no tener trabajo remunerado.

Los principales obstáculos que limitan el trámite expedito de la pensión son: error en la homologación de datos, semanas no reconocidas por el IMSS y homonimias, algunos de estos pueden solucionarse de antemano.

Homologación de Datos. Cuando el IMSS comenzó a digitalizar la información de los trabajadores, algunas actas de nacimientos estaban escritas a mano, sobre todo las anteriores a los años 60, por lo que pudieron copiarse incorrectamente nombres, apellidos o fechas o que las actas ya vinieran con errores desde el Registro Civil, la corrección de estos errores puede durar hasta tres meses.

Semanas Reconocidas. Los casos de semanas cotizadas no reconocidas, son el pan de cada día en el IMSS, que solo reconoce en su página de internet  las semanas cotizadas  del primero de enero de 1982 a la fecha, el resto de las semanas se deben comprobar ya sea con recibos de pago o con la “hoja rosa” donde se indique la empresa donde se laboraba, la fecha de ingreso y el número de seguridad social.

Homonimia.-  Compartir  con otro afiliado el mismo nombre y apellidos, el número de seguridad social y quizá hasta la clave CURP se convierte en un problema más cuya solución se lleve por lo menos tres meses.

Un aspecto que muy pocos toman en cuenta es que al obtener una pensión de Invalidez y Vida se pierde en cuenta la de Cesantía en Edad Avanzada y que en caso de ser mujer se debe entregar toda la documentación para pensionarse como soltera, pues de otra manera se pierde  15 por ciento de ayuda asistencial.

www.entresemana.mx

Check Also

CIUDADANO DE A PIE/ Nacional Monte de Piedad, nuevos retos

VERÓNICA VALDÉS GONZÁLEZ. A dos siglos y medio de su existencia, el  Nacional Monte de …