CIUDADANO DE A PIE/ En INCAN fila de seis horas para recibir quimioterapia

VERÓNICA VALDÉS GONZÁLEZ

Son las dos y media de la tarde, es viernes 17 de mayo. Luego de hora y media de viaje, Isabel llega al Instituto Nacional de Cancerología (INCAN), ubicado al sur de la CDMX. Hoy le aplicarán la quinta quimioterapia, de 18 programadas. En septiembre pasado le diagnosticaron cáncer de mamá, en el seno izquierdo.

A pesar de trabajar en una empresa no cuenta con seguridad social, ha pensado denunciar esta situación ante el IMSS, su enfermedad y el temor de perder ingresos le impiden hacerlo.

Para Isabel la atención médica proporcionada por el INCAN es buena, aunque no siempre gratuita, como le dijeron al registrar su ingreso.

Cuando en la farmacia del Instituto no se encuentra el medicamento requerido para su tratamiento tiene que comprarlo, de lo contrario no recibe la quimioterapia. “La doxorrubicina cuesta dos mil pesos”.

Han pasado cinco horas desde que Isabel llegó al INC y aún está en la fila de espera. “Esto es de resistencia, por lo regular son seis horas las que tienes que esperar y eso te significa gastar en comida y en el taxi, son más de trescientos pesos, el coche me cuesta más de  200 pesos, no tengo coche, no  puedo irme en camión, después de la quimioterapia”.

El hospital está saturado, las salas donde ponen las quimioterapias son grandes y se llenan. Todos los sillones se ocupan, el personal no deja de trabajar, menciona.

El cáncer me lo detectaron en FUCAM, pensaba quedarme allá pero no pude, sus servicios subieron de precio desde que el presidente López Obrador canceló el Seguro Popular;  les quitó el apoyo económico y tuvieron que subir los precios.

Muchas de las pacientes con cáncer de mamá vienen de FUCAM son personas que no pudieron pagar la consulta, ni los estudios, en el sexenio de Peña Nieto el tratamiento era gratuito.

“Cada semana tengo que venir a las quimioterapias, cada semana además del taxi compró medicamentos para sobrellevar sus efectos de los medicamentos, el servicio médico es gratuito, pero no las medicinas y esas si que son caras”

La perspectiva de Isabel es terminar el tratamiento de las quimioterapias para que posteriormente puedan quitarle el tumor.

Aunque la intervención quirúrgica será gratuita, guarda dinero para gastos en medicamentos e imprevistos que surjan luego de la intervención.

www.entresemana.mx

Check Also

CIUDADANO DE A PIE/ Seguridad laboral y pensiones

VERÓNICA VALDÉS GONZÁLEZ Ante los diversos problemas que arrastran las pensiones otorgadas bajo la Ley …