ASTROLABIO POLÍTICO/ Si hay tiro en Morena

“Y nunca el odio llega a ser tan fatal para un soberano como el general desprecio.” – Stefan Zweig.

LUIS RAMÍREZ BAQUEIRO* (Veracruz). Vaya que el reloj electoral no espera, los tiempos marcados para ello obligan a todos los actores políticos a suscribirse al actuar de sus manecillas, pero, sobre todo, a responder en el momento justo y preciso al juego de la política partidista.

Así con base en esa premisa, en Morena, los tiempos avanzan, así como los personajes que llegado el momento habrán de encabezar dicho proyecto, así que no le cuenten gargantas profundas emanadas desde el Palacio Nacional, ni con fuentes o no de fiar, la realidad, es que con o sin premios nacionales de periodismo, la sucesión gubernamental en todos los frentes está más que abierta.

Quizá con esto se comprenda por qué el presidente Andrés Manuel López Obrador es que mostró sus famosas corcholatas con tanta antelación, su razón habrá tenido, pero solo él, en su infinita sabiduría, determinó el por qué y el cuándo.

Ahora bien, en Veracruz, las aguas turbulentas de la política de sucesión se han comenzado a remover, con tal fuerza que se teme que el huracán que tanto esperan se convierta en Surada y venga a partirles el queso.

Pero para poder hacer tiro se necesitan contrincantes, y en la 4T lo que sobran son suspirantes.

Mientras AMLO muestra su mazo reflejado en Claudia Sheimbaun y Adán Augusto López, los militantes de ese instituto político la arropan con menudo evento desde la misma Toluca, capital del Estado de México, próximo objetivo a ganar para los morenos.

Pero en Veracruz ya hay movimientos.

Este fin de semana se dieron las muestras de ese activismo auspiciado por el mismo presidente López Obrador, quien de paso por Coatzacoalcos exhibió una especie de frio político a la aparente gran candidata al Gobierno de Veracruz, Rocío Nahle García, a la que llevó al evento del Corredor Interoceánico de simple comparsa.

El abrazo, las muestras de afecto, fueron para el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien pareciera, se ha congraciado con el mandatario federal desde el pasado proceso de revocación de mandato, a donde sus operadores políticos le consiguieron la friolera cantidad de millón y medio de votos, con una participación ciudadana que no rebasó ni el 40%, algo que ya es una proeza en sí misma.

Pero el tiro en Morena está cantado, porque el pasado fin de semana, los que sí entienden de hacer política bajo los cánones que manda la misma ciencia política comenzaron a dar muestra de apertura y diálogo.

Atrás quedó la soberbia y petulancia desmedida, resultado de su victoria en el 2018, a donde llegaron por el efecto lopezobradorista solamente, no por ser ni chigones, ni capaces, y mucho menos talentosos, esa es la realidad.

Pero entendido eso, dieron el paso, y eso es lo que se valora. Apertura total a los medios de comunicación bajo el argumento de festejarlos en su día el 7 de junio, así desde el Congreso, personajes como Juan Javier Gómez Cazarín dieron muestra de apertura, de diálogo.

Habrá los que como en todo digan que fueron excluidos, pero jamás y nunca todos estaremos de acuerdo, siempre habrá tirios y troyanos, a pesar de todos, la apertura se ha dado.

Uno de esos esfuerzos se dio el pasado viernes, cuando ya entrada la tarde noche, los comunicadores fueron convocados por el secretario de Educación, Zenyazen Escobar García, quien acompañado de los secretarios de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco y el de Turismo, Iván Martínez Olvera, así como las diputadas locales, Lourdes Juárez Lara e Illya Dolores Escobar Martínez agasajaron a los comunicadores que en un centenar se dieron cita en la Casa de Piedra del Municipio de Emiliano Zapata.

Al hacer uso de la palabra el mismo Zenyazen Escobar García reconoció públicamente la labor de las y los comunicadores, a quienes ve en giras y en la misma capital, comparten las mismas fatigas y mismos esfuerzos, unos por servir a los veracruzanos, los otros por informarlos.

Escobar García junto con Gómez Cazarín pareciera que les explicaron que comunicar es gobernar, y que la simbiosis prensa-estado es necesaria para poder mantener la gobernanza de una entidad.

Esa misma dinámica la ha venido empleando el diputado federal, Sergio Gutiérrez Luna quien durante sus recorridos por lo largo y ancho del estado ha sostenido encuentros con comunicadores de todas las filias y fobias, cosa que le ha permitido posicionarse abiertamente entre el mismo electorado.

Así que digan lo que digan “hay tiro en Morena” y el 2024 será la fecha pactada para la contienda.

Al tiempo.

[email protected]

Twitter: @LuisBaqueiro_mx

www.entresemana.mx

Check Also

ASTROLABIO POLÍTICO/ “Va por México”, va con Beatriz y Julen

“La cooperación no es ausencia de conflictos, sino el medio para resolver el conflicto.” – Deborah Tannen.  …