ASTROLABIO POLÍTICO/ Sergio, Zenyanzen y Cazarín

“Los grandes sucesos dependen de incidentes pequeños.” – Demóstenes.

LUIS RAMÍREZ BAQUEIRO (Veracruz). Dice el ex gobernador Miguel Alemán Velazco que la política es un arte que debe contener para poder desarrollarse de las famosas tres “C”: Ciencias, constancia y circunstancia.

Y al menos tres políticos morenistas cumplen con estas tres condiciones, sus futuros dependerá seguramente de la alineación estelar para que puedan lograr sus objetivos, pero lo cierto es que de ellos escucharemos mucho en los próximos meses.

La sucesión gubernamental en Veracruz está desatada desde el momento mismo en que el presidente encartó a sus famosas corcholatas.

Los paralelismos en Morena se dan a la orden del día, y no era de esperarse que en Veracruz también surguieran sus corcholatitas.

Así personajes como el diputado federal Sergio Gutiérrez Luna, el legislador local y presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso, Juan Javier Gómez Cazarín, el secretario de Educación, Zenyazen Escobar García ya hasta el verdadero innombrable del morenismo veracruzano, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, tienen posibilidades de suceder a Cuitláhuac García Jiménez.

Y es que aun cuando a la cabeza de las preferencias presidenciales este el nombre de Rocío Nahle García, actual secretaría de Energía y senadora con licencia, la realidad es que cualquiera pudiera llegar.

Todo dependerá como lo dice Alemán Velazco de las “C” pues al menos la circunstancia habrá de ser causal de alguna de las otras dos.

Y es que un solo resultado electoral en el 2023 habrá de marcar el derrotero por venir, y ahí los ojos se centraran en el Estado de México.

El operador encargado de dicha misión es el propio secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, quien tiene en Veracruz de aliado para todos sus proyectos a un par de veracruzanos.

El más claro es el propio Sergio “Checo” Gutiérrez Luna, quien al pertenecer al grupo político de Horacio Duarte, quien coordinará la Campaña Electoral de Delfina Gómez en el Estado de México, habrá de recurrir al conocimiento y la expertis de Gutiérrez Luna en materia electoral, para aquello de la defensa y garantía del voto.

Ya en el proceso electoral que llevó a Alfredo del Mazo al Gobierno de la entidad mexiquense Gutiérrez Luna operó la defensa electoral de Delfina Gómez quien reconoce en Zenyazen Escobar un aliado y un amigo incondicional.

Así que en eso de los afectos la suerte aún no está echada para nadie y en una de esas en 2024 las cosas en Veracruz se decantan por otro frente y no el que se ha intentado marcar desde Palacio Nacional y Palacio de Gobierno.

Porque si los astros le favorecen Adán Augusto López Hernández resultaría ser el verdadero tapado de Andrés Manuel López Obrador y entonces ya sabe usted para donde ira el tablazo anotador de la victoria veracruzana.

Al tiempo.

[email protected]

Twitter: @LuisBaqueiro_mx

www.entresemana.mx

Check Also

ASTROLABIO POLÍTICO/ El retorno del Atila azul

LUIS RAMÍREZ BAQUEIRO “Los grandes sucesos dependen de incidentes pequeños.” – Demóstenes. Xalapa, Veracruz. Mientras …