SIN LÍNEA/ ¿Quién tuvo la culpa de que tuvieran que soltar al Rodo?

JOSÉ SÁNCHEZ LÓPEZ

LA madrugada del domingo 21 de abril, fue detenido ABRAHAM OSEGUERA CERVANTES, “El Rodo”; en Autlán de Navarro, Jalisco.

La detención fue como muchas otras tantas, como cuando atrapan a cualquier hampón que no merece siquiera la difusión de un comunicado

Ese domingo, ROSA ICELA RODRÍGUEZ VELÁZQUEZ, secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, no dijo ni pio. No informó nada.

No sabían aún a quién habían detenido.

Pero…que se enteran de que se trataba nada más ni nada menos que del hermano de NEMESIO OSEGUERA CERVANTES, El Mencho; líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, hoy por hoy uno de los más poderosos del mundo, junto con el de Sinaloa y entonces sí, a inflar y publicitar la “importante” captura.

“Durante la madrugada del 21 de abril, elementos de la GN observaron a una distancia de 20 metros a tres sujetos armados afuera de una casa del Fraccionamiento Hacienda Real de la colonia Rodríguez Alcaine, en el municipio Autlán, Jalisco. Al percatarse de la presencia policial, los sospechosos amagaron a los elementos federales y se introdujeron al domicilio, cerrando la puerta. Por tratarse de un delito flagrante, los agentes forzaron la puerta e ingresaron al inmueble y adentro detuvieron a Don Rodo”, informó la SSPC.

La Secretaría de la Defensa Nacional también echó su cuarto de espadas y señaló que “Don Rodo” (ya le habían adjudicado el “Don”), también enfrentaba acusaciones por tráfico de drogas y lavado de dinero.

Así que lo pusieron a disposición de la Fiscalía General de la República y el Ministerio Público, ante pruebas tan sólidas, que lo consigna ante el juez.

Dentro de los escasísimos triunfos de esta administración, no debía desaprovecharse el caso.

Había de qué presumir. El hermano del capo por el que ofrecen 10 millones de dólares y 30 millones de pesos había sido atrapado y seguramente pasaría muchos años en chirona.

El asunto llegó hasta ROGELIO LEÓN DÍAZ VILLARREAL, juez del Centro de Justicia Penal Federal de Almoloya de Juárez, Estado de México, quien determinó que la GN y la FGR, incurrieron en acciones de negligencia diferentes a las reportadas en el Informe Policial Homologado, por lo que resolvió la no vinculación a proceso de “Don Rodo” y ordenó su inmediata libertad-

El juzgador verificó nueve videos, nueve testimonios y un peritaje que contravinieron el reporte oficial.

Había sido detenido sin orden de aprehensión. Su casa había sido allanada sin orden de cateo y no se acreditó la flagrancia en la detención.

El presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, pidió al Poder Judicial de la Federación retrasar la liberación de “Don Rodo” para que la FGR tuviera tiempo de elaborar un nuevo caso en su contra.

Autoridades del penal de El Altiplano y de Prevención y Readaptación Social, desacataron el mandato judicial y lo retuvieron en espera de que la FGR realizara nuevas acusaciones.

Pero no pudo. Pidió a Estados Unidos que solicitara su detención con fines de extradición, pero le respondieron que tampoco tenían nada en su contra en su contra, así que con dos días de retraso, tuvieron que dejarlo en libertad.

Esa desobediencia les costaría dos multas de 25 mil pesos, que finalmente fueron pagadas con nuestros impuestos.

LÓPEZ OBRADOR no se pronunció sobre la negligencia de la GN y la ineptitud de la FGR, pero si tronó de nueva cuenta contra el Poder Judicial de la Federación  y contra el reporte de Derechos Humanos del Departamento de Estado de Estados Unidos que cuestionó la erosión de la independencia judicial en México.

Entonces ¿qué fue lo que paso?

¿Hubo negligencia e ineptitud de la GN y la FGR? Sí, sin duda.

Pero la verdad de Perogrullo es que. simple y sencillamente, el tal ABRAHAM, “El Rodo”, sólo resultó ser uno más de tantos narquillos, cuya importancia radica en ser hermano de quien es, no porque verdaderamente sea un capo de las drogas, como su consanguíneo y al querer encontrarle culpas, por más que le rascaron, pues no pudieron hallarle nada.

Pero ese amor por los reflectores, por las candilejas, les ganó y quisieron presumir una de esas victorias que tanta falta les hacen y solamente quedaron en ridículo, aunque eso sí, como de costumbre, le echaron la culpa a los demás para justificar su fracaso.

Y como si no fuera suficiente, la semana pasada otro juez federal determinó que no hay pruebas suficientes para vincular a proceso a ROSALINDA GONZÁLEZ VALENCIA, esposa del Mencho, con las operaciones criminales del Cártel Jalisco Nueva Generación.

No quedó libre, pero todo puede suceder dadas las endebles pruebas del MPF. ***HABRÍA QUE REGALARLES DOS MEDALLAS: UNA POR TONTOS Y LA OTRA, PORQUE SEGURO QUE LA PIERDEN. ***AU REVOIR.

[email protected]

www.entresemana.mx

Check Also

SIN LÍNEA/ Roxana Lili; “La Señora de las Torres”

>> Su trayectoria política tan meteórica como cuestionable JOSÉ SÁNCHEZ LÓPEZ EN menos de cinco …