Rehabilitación oportuna favorece la integración social de personas con síndrome de Down 

 

>> Se deben fortalecer sus capacidades para que sean independientes 

>> Este síndrome se presenta por una alteración genética; afecta en promedio a una de cada mil personas 

>> En el marco del Día Mundial del Síndrome de Down, el doctor Luis Arturo Eguiza Salomón recomendó planear los embarazos antes de los 35 años 

Ciudad de México, 21 de marzo (entresemana.mx). “El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) promueve un programa personalizado y oportuno de rehabilitación, enfocado en mejorar las habilidades, favorecer la independencia e integración social de las personas con síndrome de Down”, afirmó el jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Regional “1° de Octubre”, Luis Arturo Eguiza Salomón.

El síndrome de Down se debe a una alteración genética que condiciona cierto grado de discapacidad motora, especialmente en los primeros años, y cognitiva. Con un buen plan de rehabilitación logran ser independientes y realizar alguna actividad que les permite trabajar y tener una vida como cualquier persona, refirió el especialista.

En el marco del Día Mundial del Síndrome de Down, Eguiza Salomón informó que en México esta condición afecta en promedio a una de cada mil personas recién nacidas vivas y el principal factor de riesgo es el embarazo a partir de los 35 años.  Mientras más edad tengan las mujeres el riesgo aumenta.

Recomendó a las mujeres y a las parejas planear sus embarazos antes de esa edad. Además, indicó que el periodo ideal para tener un embarazo saludable es entre los 25 y 35 años.

Explicó que las personas que nacen con síndrome de Down se deben realizar el estudio genético de cariotipo para confirmar el diagnóstico y saber cómo están sus células, lo que se llama mosaico. Esto permite definir su pronóstico de desarrollo, preparar a madres y padres psicológicamente, establecer un plan de rehabilitación personalizado y asesorarlos sobre los servicios que requiere su hija o hijo para que alcance el máximo potencial.

El síndrome de Down se debe a la presencia de tres cromosomas en el grupo G o en el grupo 21, por eso se le conoce como trisomía G21. Esta anomalía genética se asocia con algunas comorbilidades. Hasta 25 por ciento de niñas y niños puede presentar cardiopatía congénita, por lo que pueden vivir menos años que quienes no presentan este problema.

El Issste tiene unidades médicas en todo el país de los tres niveles de atención. Pero, es en el tercero donde se encuentran los nosocomios con prácticamente todas las especialidades y subespecialidades, y que atienden a niñas y niños con el síndrome. En esas unidades reciben servicios de medicina física y rehabilitación, cardiología pediátrica o psicología y otros, conforme lo requieran.

El jefe de Pediatría, Luis Arturo Eguiza Salomón subrayó la importancia de fortalecer las capacidades de las personas con síndrome de Down para que sean independientes, funcionales y se favorezca su integración social.

Check Also

La alimentación y el sobrepeso sí influyen en la fertilidad

>> La ingesta en exceso de grasas, carbohidratos y azúcares añadidos impacta de forma negativa. …