RÁFAGA/ Aplicar la Constitución, Respetarla y Cumplirla

>> Desaire Presidencial el 5 de Febrero

>> Reformas Electoreras, Una Burla Más

>> Sergio García Ramírez, Jurista Sin Mancha

JORGE HERRERA VALENZUELA

Más claro, ¡ni el agua!…Votemos el Domingo 2 de Junio por la RECONSTRUCCIÓN NACIONAL, la RECONCILIACIÓN CIUDADANA y por el RESPETO Y CUMPLIMIENTO DE NUESTRA CONSTITUCIÓN. ¡NO ACEPTAMOS MEDIDAS DICTATORIALES NI AUTORITARISMO!

El presidente de México demuestra ser autoritario y dictador. Siente estar dotado de la personalidad de Benito Juárez y por ello eligió el Salón del Congreso Constituyente de 1857 para presumir su “demócrata reformista”.

Desairó presidir la ceremonia del 107 aniversario de la promulgación de la Constitución de 1917, en la ciudad capital de Querétaro. Prefirió enviar a una representante al Teatro de la República.

No es ocurrencia ni capricho mañanero, es una reafirmación de que actúa como lo hicieron el cubano, el venezolano y el nicaragüense para desterrar a la democracia, eliminar la división de Poderes de la Unión e imponer la dictadura cobijada por sus seguidores.

Las 20 propuestas presidenciales enviadas a la Cámara de Diputados no tendrán la aprobación mayoritaria, por lo que, en caso de triunfar, Claudia Sheinbaum debe hacerlas suyas como programa de gobierno, consolidando “el segundo piso de la cuarta transformación”. Pan con lo mismo.

El tabasqueño está obsesionado en mantener el control político. Carece de capacidad para fundamentar sus acciones, pero tiene una mente diabólica y el “asesoramiento” de sus extremistas que lo adoran como los fanáticos de la secta “luz del mundo” a su líder. Quiere ser un Juárez moderno, desea figurar como un Calles y entronizarse como Maduro, Ortega y los hermanos Castro Ruz.

El resultado de la votación para integrar el nuevo Congreso de la Unión, diputados y senadores marcará el destino de esas iniciativas reformistas. Septiembre de 2024, último mes del sexenio, será definitivo para el futuro de México. Si llega el hombre de Palacio Nacional a tener mayoría en San Lázaro, que Dios nos proteja.

En este febrero comento que el inquilino del departamento presidencial vive angustiado. Su plan global de iniciativas son electoreras y él las usará para promover a todos los candidatos federales, estatales y municipales que están nominados, con camisetas guindas, para el domingo 2 de junio.

Es de pensarse que puede decirnos, el exPRIista, experredista y muchos ex más, algún día de estos  como ya lo hizo con los suyos Nicolás Maduro, “por las buenas o por las malas, ¡voy a ganar!”.

JURISTA IRREPROCHABLE

A propósito del tema jurídico, del Derecho Constitucional, de su aplicación ajustada a los lineamientos que lo fundamentan, México se caracteriza internacionalmente por sus destacados juristas y académicos, autores de obras de consulta permanente.

En ese grupo se encuentra el doctor Sergio García Ramírez, quien falleció a unos días de cumplir 86 años de fructífera vida. Desde joven se distinguió como un estudiante que logró mención honorífica al recibir  el título de Licenciado en Derecho y fue el primero al que se le otorgó la presea “Cum Laude” al concluir su doctorado en la misma materia. Todo en su querida UNAM.

Tuve la fortuna de conocerlo desde los días estudiantiles en la Facultad de Derecho, más tarde la relación fue de funcionario con el reportero y finalmente como parte de su equipo al presidir el Tribunal Superior Agrario y los Tribunales Unitarios Agrarios. Lo más importante, me dispensó su amistad y desde que estábamos en las aulas, no nos tuteamos.

García Ramírez serio y respetuoso con todos.

Ciudadano que, en el desempeño de todos sus importantes cargos, siempre respetó e hizo respetar la Constitución Política de Los Estados Unidos Mexicanos.

Vivió en los tiempos que ningún presidente de México tuvo la osadía de afirmar reiteradamente “nada de que la Ley es la Ley” y que “los delincuentes también son humanos”.

Sus compañeros que le antecedieron en el viaje sin regreso fueron Alejandro Saénz de Miera, Luis Dorantes Segovia y Carlos Pérez González, dirigentes estudiantiles en la Prepa 1, así como Manuel Ibarra Herrera, presidente de la Generación 1955 de Abogados.

Los cuatro destacaron como servidores públicos.

Dorantes, dirigente sindical en Hacienda y líder de la FSTSE. Carlos reconocido catedrático universitario y académico en Derecho Procesal. Saénz de Miera en diferentes dependencias de gobierno y Manuel en Gobernación, además de ser un brillante jugador de futbol americano con los Pumas del “Tapatío” Méndez.

EL DOCTOR CHAPARRITO

En 1987, Procurador General de la República sin intervenir, sin pensarlo, sin actuar, Sergio fue personaje el 4 de octubre al darse a conocer el nombre del candidato presidencial del PRI. Era uno de los precandidatos a suceder a Miguel de la Madrid. Se hablaba antes del “destape”  que “el bueno es el doctor, el chaparrito”.

Se creó tal confusión que muchos políticos y simpatizantes del doctor García Ramírez no dudaron en ir a su domicilio para felicitarlo. Él se quedó sorprendido del acontecimiento y negó haber recibido alguna indicación del PRI. En la radio se dio la noticia como verídica y más tarde hubo la rectificación.

Mi querido Pedro Ojeda Paullada si fue recibido por el supuesto precandidato. Alfredo del Mazo González suspendió su viaje hacia Coyoacán, donde vivía García Ramírez, porque le precisaron que el electo no era ese “doctor chaparrito” sino el titular de Programación y Presupuesto. Redacté un reportaje, La Radio, El PRI y El Destape, publicado en 1988 por Editorial Diana, refiriendo todo lo ocurrido desde la noche anterior cuando estaba reunido un grupo de amigos políticos.

CERRÓ LECUMBERRI EN 1976

Polifacético el doctor García Ramírez. Penalista de primera línea. Penitenciarista que implantó en Toluca, México, “el sistema de la cárcel sin rejas”. En el Edomex fue juez del Tribunal para Menores.

El presidente Luis Echeverría lo nombró director general de la Cárcel Preventiva de la Ciudad de México, originalmente fue, desde 1900, la Penitenciaría del Distrito Federal. García Ramírez se hizo acompañar del capitán e investigador policíaco Rosalino Ramírez Faz, como subdirector.

En abril del citado año se procedió a poner fin a las instalaciones carcelarias que conocimos como Palacio Negro de Lecumberri. Las crujías, los dormitorios, el patio, los talleres desaparecieron. Quedó instalado el Archivo General de la Nación y les recomiendo buscar un libro que escribió el reportero David García Salinas sobre las leyendas del Penal y los personajes tristemente célebres que ahí “vivieron” y muchos perdieron la vida.

Entre sus nombramientos presidenciales (trabajó con los presidentes José López Portillo, Miguel de la Madrid y Carlos salinas de Gortari) están: Procurador de Justicia en el D.F. y en la General de la República. Secretario del Trabajo y Previsión Social, Subsecretario del Patrimonio con el buen amigo José Andrés de Oteyza; subsecretario de Juventud y el Deporte, con Muñoz Ledo en la SEP.

Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, dependiente de la OEA. Consejero titular en el Instituto Federal Electoral y miembro del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Coordino la celebración de Juegos Panamericanos en la Capital Mexicana, contando con el apoyo de mi fraternal colega Francisco Fonseca Notario.

RECONOCIMIENTOS POSMORTEM

García Ramírez fue una persona muy especial.

No gustaba de ser homenajeado. Procuraba eludir eventos de esa naturaleza. Le agradaba compartir conocimientos en sus conferencias, convivir en ceremonias culturales. Inclusive me participaron que a nivel familiar pidió guardar toda discreción cuando falleciera.

Sergio nació el 1 de febrero de 1938 en Guadalajara, Jalisco; nos dejó el pasado 10 de enero. De su vida privada solo sus muy amigos saben de ella.

El Foro Nacional Permanente de Legisladores realizó un evento académico para recordar a Sergio García Ramírez, quien en la política fue secretario general del comité ejecutivo nacional del PRI.

La invitación fue para estar virtualmente, vía zoom, en la ceremonia donde intervinieron Augusto Gómez Villanueva, decano de los políticos mexicanos y actual diputado federal; José Elías Romero Apis, José Natividad González Parás, José Antonio González Fernández, Humberto Roque Villanueva y el catedrático Jesús Anlén López.

Mención aparte de la veracruzana Irma Cué Sarquis, compañera de Sergio en la Generación 1955 de la Facultad de Derecho. Irma hizo una carrera judicial desde el primer escalón, la recuerdo como agente investigadora del Ministerio Público en la Quinta Delegación, en la Colonia Guerrero.

Magistrada en el Tribunal Superior de Justicia del D.F. y el presidente De la Madrid la propuso para Ministra Titular de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. En el Senado no hubo objeción para que asumiera el cargo.

Está en circulación en YouTube un video titulado Inmemorian Sergio García Ramírez, referido a quien fue declarado Profesor Emérito en la UNAM. La edición se atribuye al Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

EN LA FUNDACIÓN M. ALEMÁN              

El miércoles 14 de este mes, dentro de ocho días, en la Fundación Miguel Alemán, tendrá lugar un acto para recordar al doctor Sergio García Ramírez, quien fuera coordinador del Programa Equidad de Género de esa institución.

La cita a es a las seis de la tarde en Rubén Darío 187, Chapultepec Morales. Frente al Bosque de Chapultepec, casi esquina con Campos Elíseos.

Quienes harán gratos recuerdos del jurista, perteneciente a la generación de maestros como Diego Valades Ríos, Héctor Fix Zamudio, Emilio Chuayffet Chemor y Jorge Carpizo McGregor, entre otros, son: los doctores Raúl Contreras Bustamante, director de la Facultad de Derecho, UNAM; José Natividad González Parás, el escritor y analistas político José Elías Romero Apis y Alejandro Carrillo Castro, presidente de la Fundación.

DESCORBATADO ORADOR

Al ser el presentador y comentarista del libro “Nuevos Paradigmas de las Ciencias Penales”, en Palacio de Gobierno de Jalisco, el doctor Sergio García Ramírez se despojó de su corbata y la entregó al doctor Arturo Zamora Jiménez, diciéndole: “Solo te la entrego en prenda”, esbozó una sonrisa y fue al micrófono.

Suceso inédito en un hombre extremadamente cuidadoso de su imagen. Lo hizo porque en el presídium estaban el gobernador Enrique Alfaro y el doctor Zamora Jiménez sin corbata.

Eso fue el 27 de abril de 2023 en el recinto del Congreso, sitio donde Guillermo Prieto pronunció la frase: “Los Valientes no asesinan” y salvó la vida al presidente itinerante Benito Juárez.

El libro citado fue coordinado por abogados especializados en Derecho Penal para rendir homenaje al jurista tapatío Arturo Zamora Jiménez, catedrático universitario y respetado legislador federal, además de honesto Procurador General de Justicia en su natal Jalisco.

Los autores del libro son los doctores Rogelio Barba Álvarez, Orlando T. Gómez González, Luiz Otavio de Oliveira Rocha y Felipe Oceguera Barragán. El prólogo estuvo a cargo de Eugenio Raúl Zaffaroni, Premio Estocolmo de Criminología y Profesor Emérito de la Universidad de Buenos Aires.

Entre los asistentes estuvieron los exgobernadores Francisco Javier Ramírez Acuña y Emilio González Márquez, el abogado, profesor universitario y Notario Público Héctor Basulto Barocio, así como Fernando Guzmán Pérez Peláez, exfuncionario estatal.

ANÉCDOTAS PERSONALES

Mi relación con Sergio García Ramírez, el estudiante, fue relativa. Con el doctor García Ramírez más cercana y recibí atenciones de su parte. Recuerdo que el 1 de enero de 1971 me encontraba en el velatorio de mi adorada suegra, cuando en la mañana de ese día llegó el entonces Procurador de Justicia del D.F. hasta la capilla para darme su personal pésame y unas palabras muy sencillas pero afectuosas.

Por la labor reporteril hubo mayor trato. En la entonces Procuraduría General de la República el subprocurador lo fue Luis Octavio Porte Petit, quien sirvió de permanente enlace con su amigo y jefe.

Esa amistad me abrió la puerta para ejercer como abogado y conocedor del Derecho Agrario, pues Porte Petit me llamó para invitarme a presentar un examen y ser Magistrado Unitario Agrario, en 1992.Terminé mi misión en 2007.

En agosto de ese año nos tomaron protesta a los magistrados fundadores de los TUA (Tribunales Unitarios Agrarios) en un auditorio del Centro Médico Nacional Siglo XXI, del IMSS.

Estábamos en un pasillo. Me encontraba parado junto al doctor García Ramírez cuando pasó el senador Porfirio Muñoz Ledo, se saludaron, se hicieron una broma y al verme Porfirio me tiende la mano y me dice: “No se te olvide en lo que quedamos, quedamos”. El doctor, presidente del Tribunal Superior Agrario, me expresó: “Puedo saber en que quedaron Usted y el senador”.

Le comenté a mí ya jefe: “Desde la Facultad llevé amistad con Porfirio; su papá fue mi profesor de capacitación física. El senador me pidió que hablara con Rogerio Azcárraga, dueño de Radio Fórmula,  para que le diera un espacio y hacer comentarios”. El señor Azcárraga me dijo: “¡Ni loco!, le doy espacio y me quita la estación”.  Sonrisas y punto final.

En un acuerdo oficial, el doctor me manifestó que como magistrado debería de presidir absolutamente todas las audiencias, porque las partes siempre deseaban conocer al juzgador y que él tenía esa experiencia”.

Acepté el llamado. La experiencia en el trato con los campesinos y sus problemas, éstos deben abordarse en el campo, no en el escritorio. En ese entonces, 1992, recordaba que a los hombres del medio rural un funcionario trajeado y de corbata no le inspira confianza.

Lo viví al lado de líderes agrarios como Augusto Gómez Villanueva, Alfredo V. Bonfil, Héctor Hugo Olivares Ventura, Mario Hernández Posadas, Francisco Hernández y Hernández, entre otros

[email protected]

www.entresemana.mx

Check Also

RÁFAGA/ Gravísima La Escasez de Agua Potable

No Hay Un Programa de Mantenimiento Las Obras Subterráneas, No son Lucidoras Todos Debemos de …