PULSO/ Los ricos no lloran

EDUARDO MERAZ. Después de los datos dados a conocer por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), sobre cómo ha aumentado la desigualdad en México durante la pandemia, se comprueba que el discurso cuatroteísta de primero los pobres sólo tiene un objetivo claro: engañar a la gente.

Las cifras de la Cepal desmienten absolutamente a los otros datos y exhiben el cúmulo de mentiras y falsedades que se difunden en el teatro en atril mañanero. Son tan diametralmente opuestas las versiones, que difícilmente el presidente sin nombre y sin estatua encontrará argumentos, tratando de esconder su fracaso.

El informe del organismo subregional puntualiza que por cada dólar de riqueza que pueda tener cualquier adulto que viva en México, la trecena de multimillonarios que tiene México acumula 216 mil 79 dólares, proporción que no se tenía en los mejores tiempos del neoliberalismo.

Con una izquierda así, que en el discurso presume haber limitado los negocios abusivos de los empresarios nacionales y extranjeros, es obvio que los ricos no lloran, mucho menos cuando el ejecutivo sin nombre les ha prometido no llevar a cabo una reforma fiscal.

Es más, están dispuestos a aceptar una mayor participación público-militar en las actividades económicas y la entrega de dádivas a la población menos favorecida, pues esa política les posibilita seguir pagando salarios bajos a empleados y trabajadores y mantener una elevada tasa de ganancia.

En México -abunda el informe- la mayor caída del ingreso total tuvo lugar en el quintil más rico y se explicó fundamentalmente por la reducción de los ingresos por sueldos y salarios en este grupo; aún con ello, las transferencias monetarias aumentaron la brecha de ingreso medio en el quintil más pobre.

Debe tenerse en cuenta que los “machuchones” beneficiados con la “economía moral” forman parte del Consejo Asesor Empresarial del mandatario innombrable y no obstante esta condición, no han podido ponerse de acuerdo para concretar las inversiones en infraestructura, anunciadas con bombo y platillos antes de la pandemia.

Pero la economía no es el único rubro en el que el cuatroteísmo ha fallado. El mismo documento de la Cepal señala que entre las tres economías más grandes de América Latina y el Caribe, México mantiene la proporción más baja de población vacunada con esquema completo contra Covid-19, con el 59% de los habitantes.

En cambio, Argentina y Brasil alcanzaron la meta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) del 70% de los habitantes inmunizados con el esquema completo, donde Argentina ha vacunado al 75% de su población, mientras Brasil ya vacunó a 7 de cada 10 personas.

A ello, en México se suma “una crisis silenciosa en la educación: problemas de continuidad, brechas de aprendizaje y aumento del abandono (3.1 millones de estudiantes en riesgo) que hacen imperativo el retorno seguro a clases presenciales”.

En suma, la radiografía elaborada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe deja huérfano de verdad el discurso del presidente sin nombre, aunque sin duda les deja una sonrisa en los labios a los hombres de negocio.

He dicho.

EFECTO DOMINO

El representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), Guillermo Fernández, consideró que el asesinato de tres periodistas en enero “ratifica realidad letal para el periodismo y la libertad de expresión en México” y lo convierte en uno de los países más peligrosos del mundo para los periodistas.

[email protected]

@Edumermo

www.entresemana.mx

Check Also

PULSO/ Vencidas verde olivo

EDUARDO MERAZ. El caso Ayotzinapa, como punta del iceberg, viene a demostrar que al gobierno …