Home » EDUARDO MERAZ » PULSO/ Fichajes y fichitas

PULSO/ Fichajes y fichitas

EDUARDO MERAZ. Los momentos presentes del cuatroteísmo se caracterizan por mostrar dos facetas de su actuar como gobierno y como partido en el poder. De una parte, recurre a la “persuasión” -chantaje diría el clásico- para obtener nuevos “fichajes” y doblegar a la oposición; y por la otra, salen a relucir la clase de “fichitas” que hay en sus filas, que hablan de su superioridad inmoral.

Sin imaginación y sin argumentos sólidos para presentar una alternativa seria y realista para que la Guardia Nacional se vista de verde olivo, tuvo que recurrir a una diputada del Revolucionario Institucional, Yolanda de la Torre, para que les hiciera la chamba de una  cuasi iniciativa, pues lo único que pretende es aumentar el periodo de vigencia de la Guardia Nacional con carácter 100 por ciento militar.

Pero al ser una reforma constitucional, requiere en el Senado contar con mayoría calificada para su aprobación, aunque en la Cámara de Diputados ya obtuvo ese porcentaje, gracias a los dobleces de los dirigentes priistas, que prefirieron la deshonra a ir a dar con sus huesos tras las rejas por la manera poco pulcra como obtuvieron su riqueza y otros pecadillos de postre.

Al más puro estilo de las mafias para hacerse de territorios y el control de actividades, los “achichincles” del presidente totalmente Palacio Nacional -apelativo que él aplica a los ayudantes de sus adversarios- hacen el mejor de sus esfuerzos para alcanzar lo que podría denominarse una “votación de Estado”, en relación con la militarización de la Guardia Nacional.

Su más reciente adquisición -fichaje- en el mercado de valores políticos fue el senador Raúl Paz, hasta hace unas horas panista y opositor a la militarización. Pero al afiliarse a Morena, está cierto que la purificación recibida alcanzará para él y para su familia, con algunos problemillas que, como es lógico suponer, el cuatroteísmo podrá resolver u obviar.

Pero donde sí los “fichajes” terminaron en “fichitas” -por cierto no son los únicos, hay miles, pero son los que están de moda- fueron el senador José Narro y el gobernador electo de Tamaulipas, Américo Villarreal, a quienes les sacaron sus trapitos al sol por presuntos vínculos con gente del narco.

La fotografía donde ambos morenistas de reciente cuño, aparecen junto al presunto operador financiero del Cártel del Noreste, Gerardo Vázquez Barrera, diríamos, parafraseando a Carlos Monsiváis, que se trata de una “escena de impudor y liviandad”, que mostraría como algunos integrantes de Morena sostienen tratos con miembros del crimen organizado.

Y para que no digan que una golondrina no hace verano o que se trata de un caso excepcional, a principios del presente año, se dio a conocer que el dirigente de Morena, Mario Delgado, junto con el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, Erasmo González Robledo, compartían vuelos privados con el empresario asesinado Sergio Carmona, a quien se ligaba con prácticas de huachicoleo -contrabando de hidrocarburos de Estados Unidos a México- y lavado de dinero.

En ambos casos, se habla de esquemas de financiamiento a las campañas de Morena, tanto en 2021 como en 2022, con lo cual se confirmarían los rumores sobre los encuentros cercanos del cuatroteísmo con las bandas delincuenciales, que tienen repercusiones en la vida democrática del país.

Así, mientras las corcholatas cada vez disimulan menos sus actividades proselitistas para obtener el visto bueno del inquilino temporal de Palacio Nacional, los fichajes y las fichitas del partido guinda se esmeran por demostrar la superioridad inmoral de Morena.

He dicho.

EFECTO DOMINÓ

Gran consuelo brindó hoy el presidente sin nombre, sin gracia y sin lucidez a los mexicanos, al señalar que la refinería de Dos Bocas no costará 20 mil millones de dólares, cuando en un principio dijo que no costaría ni 8,500 millones de dólares. ¡Qué alivio!

[email protected]

@Edumermo

www.entresemana.mx

Check Also

PULSO/ El México de hoy ¿necesita al PRI?

EDUARDO MERAZ. La pérdida de confianza hacia la dirigencia del PRI, no proviene únicamente de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.