PULSO/ De nuevo a pedir frías

EDUARDO MERAZ. A principios de su mandato, el presidente sin nombre y sin gracia afirmó que él sabía cómo hacerlo y que no iba a pedir frías a nadie. Pero a lo largo de este tiempo una, otra y otra vez ha tenido que hacerlo, en especial con la “minoría rapaz”, con los “machuchones” para que el país no se le desbarranque.

Para que los hombres de negocio supieran quién tenía la sartén por el mango, con sus clásicas “consultas gansito”, dio marcha atrás al aeropuerto de Texcoco; después les aventó la artillería pesada del SAT, para que se pusieran a mano con adeudos fiscales anteriores y les eliminó deducciones.

Eso sí, nombró un consejo asesor empresarial para que le ayudarán a pedir frías a fin de motivar inversiones para llevar a cabo obras de infraestructura; inversiones que luego de tres años no terminan de cuajar ni siquiera en una tercera parte de lo prometido y comprometido.

Fiel a sus querencias de vivir de gorra y de dádivas o aportaciones, les pasó la charola para que le entraran con su cuerno con la mitad de los cachitos de la rifa no rifa del avión presidencial, a cambio de una suculenta cena con tamales de chipilín.

En correspondencia a la actitud pendenciera del mandatario sin nombre, la iniciativa privada decidió mantener una actitud expectante por lo cual, al concluir su primer año de gobierno, el crecimiento económico fue negativo y para justificarlo, prometió dar a conocer su teoría de economía moral que, a la fecha, se desconoce en qué consiste.

Empecinado en seguir una ruta muy similar a la aplicada medio siglo antes, al presidente sin gracia se le apareció -como anillo al dedo- la pandemia del Covid-19. Sin embargo, se negó rotundamente a brindar apoyos a los hombres de negocio de cualquier tamaño -excepto a su cuaderno de doble raya Epigmenio Ibarra, a quien le consiguió un crédito por 150 millones de pesos, vía Bancomext.

Al minimizar los efectos del coronavirus, terminó por convertirse en el sepulturero de alrededor de un millón de negocios; dejó a decenas de miles de trabajadores y trabajadoras en la calle, con lo cual logró empobrecer al 90 por ciento de la población y aumentar en cuatro millones el número de pobres.

Así, en sus dos primeros años, la economía mexicana decreció en casi nueve por ciento. Y la mayor proeza es que a pesar de este retraimiento tan importante, según los otros datos, el gobierno tuvo ahorros por poco más de un billón de pesos, de los cuales poco se sabe su destino final.

Abrazado como lapa al autoengaño, aseguró que en 2021 la economía mexicana crecería por arriba del seis por ciento, pero falló. De acuerdo con estadísticas de organismos internacionales, México descendió dos lugares entre los principales países, al pasar del lugar 15 al 17.

Sin poder concretar un tercer paquete de inversiones con el sector privado, la invasión de Rusia a Ucrania le está terminando por desvanecer sus sueños guajiros. con una inflación del doble a la estimada en sus proyecciones, por lo cual nuevamente tiene que recurrir al trillado expediente de pedir frías a los hombres de negocios.

Ya carente de la fuerza para imponer un control de precios, se ve obligado a negociar y que los empresarios le ayuden a evitar mayor carestía, sobre todo después del fracaso de su consulta revocatoria y de cara a las elecciones en seis estados, a fin de no perder su base electoral.

Y como cereza del pastel, pide comedidamente a los dueños de las aerolíneas nacionales que manden más rutas al aeropuerto de Santa Lucía, cuya operación da grima, con sólo seis vuelos diarios. Le importa que la gente no critique que su capricho aeronáutico es un elefante -o mamut- blanco.

Así, el sexenio de la supuesta transformación transcurre entre haber pedido frías y volver a pedir.

He dicho.

EFECTO DOMINÓ

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación declaró “sin validez” la consulta de revocación de mandato. Ya sólo falta que la declaren “nula” por la multiplicación de las trapacerías del cuatroteísmo antes y durante el día de votación, para completar el cuadro.

[email protected]

@Edumermo

www.entresemana.mx

Check Also

PULSO/ Encuentro ladeado

EDUARDO MERAZ Qué pasará, qué misterio habrá este lunes en el encuentro palaciego entre el …