PODER Y DINERO/ Delfina, esclavitud y diezmo por trabajar

* Money, money, money, money!!! *Imitó a AMLO en el GDF * Obligaron a trabajadores a aportar “al movimiento” * No era convicción; fue obligación * Chantaje para darles empleo * Sindicato de Pemex, botín de vulgares saqueadores * Echeverría 100 años de ignominia * Betterware * Helvex

El débil no puede perdonar. El perdón es un atributo de los fuertes. Mahatma Gandhi (1869-1948) Político y pensador indio.

VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS. En el 2001, recibí quejas de muchos empleados del Gobierno del Distrito Federal, que encabezaba Andrés Manuel López Obrador, porque les quitaban de la nómina entre el 10 y 15 por ciento de sus salarios.

En entrevistas radiofónicas de aquellos años, se le preguntó al entonces Jefe de Gobierno, los motivos por los cuales les despojaban de ese dinero a los trabajadores del Gobierno del DF, a lo que contestaba que no era obligatorio, que era una aportación voluntaria.

Sin embargo, los trabajadores afirmaban que nunca les preguntaron su parecer y que era automática la “aportación al movimiento”, por nómina pues.

En aquel entonces el dinero se depositaba en una cuenta del Banco Bital, (desde el 2004, HSBC) el “moche” de miles burócratas que representaba entre el 10 y el 15% de sus salarios. Durante su proceso de desafuero, había otra entrega de dinero: diez mil pesos a directores, seis mil 400 a subdirectores, cuatro mil 900 a jefes de Unidad Departamental, cuatro mil 100 a coordinadores de proyecto, y tres mil 200 a Enlaces Administrativos. La mayoría entregaba el dinero, pero

Las fuentes de financiamiento del “movimiento” que después se convirtió en Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), iban desde 13 mil taxis piratas del grupo de Los Panteras, que entregaban el dinero al Frente Popular Francisco Villa, del PRD: 125 mil ambulantes controlados por René Bejarano y que aún siguen como puntal político en regiones del Oriente de la Ciudad de México hasta los municipios conurbados como Chalco, entre otros.

Esa estrategia para lograr no es nueva, pero sí se convirtió en una importante fuente de ingresos para la izquierda perredista y después morenista, como la fuente de importantes ingresos para mover masas. Se estima que tenían 175 millones de pesos en cuentas bancarias para las movilizaciones en contra de las derrotas que sufrió AMLO en procesos electorales del 2006 y 2012.

Por ello, no sorprende que Delfina Gómez, ahora secretaria de Educación Pública, esté en el ojo del huracán, por cobrar indebida, ilegítima e ilegalmente, aportaciones para “el movimiento” a trabajadores. Cobrarles el derecho a trabajar.

Independientemente que es un acto que va contra los principios de la izquierda “honesta”, que tanto cacarean a los cuatro puntos cardinales, cobrar un “moche” a fuerzas o pierden el trabajo, es un vil chantaje.

Eso fue lo que realizó Delfina, en los tiempos que fue alcaldesa de Texcoco, de donde brincó a ser candidata de Morena al gobierno del Estado de México. Del primer círculo de “la maestra”, estaba materialmente saturada de familiares en todos los grados. Se estima que el nepotismo sentó sus reales. Pero, además, producto de su falta de oficio para gobernar, con ella creció la deuda del municipio el 54% y los secuestros el 75%.

Ella es la flamante actual secretaria de Educación.

El cobro de dinero a los trabajadores se convirtió en una manera de exprimir a los trabajadores de los municipios y Estados donde Morena y antes el PRD gobernaba.

Pero, ante todo el escándalo, los legisladores guardan silencio y prefieren gritar en lugar de penalizar ese tipo de acciones que van contra la dignidad y el patrimonio de los trabajadores.

No hay penalidades contra quienes realizan esas acciones viles. Simplemente se hacen de la vida y los bolsillos gordos.

Pena de 20 años de prisión a políticos que obliguen a sus trabajadores a dar dinero a sus “movimientos” políticos o a sus partidos, exigimos a los diputados y senadores. Que sea un delito federal y de delincuencia organizada, ya que no estos políticos no operan solos, sino en gavilla.

Pero, como vemos las cosas, este tipo de actos de vileza política y social, quedarán impunes.

PODEROSOS CABALLEROS

ECHEVERRÍA, CULPABLE DE LESA HUMANIDAD

Con Luis Echeverría se abrió la brecha para juzgar a políticos mexicanos por delitos de lesa humanidad; por asesinar a decenas de mexicanos por omisión, incompetencia o mala fe. El expresidente fue juzgado por las matanzas de estudiantes en Tlatelolco en 1968 y el jueves de Corpus, de 1971, llamado Halconazo. Por su edad le dieron la “oportunidad” pasar su vejez en su casa, pese al daño cometido contra la sociedad. Sobre este tema es importante comentar dos cosas: el gobierno de AMLO guardó silencio ante este personaje al cumplir 100 años de edad. El motivo, por que sus pensamientos son muy parecidos y por que fue el protector de los grupos de estudiantes de aquella época en que jugaban en el PRI, con una izquierda cubanista. Otro aspecto, es lo que vendrá con el juicio de políticos como Hugo López Gatell, con la muerte de cientos de miles de mexicanos por mala fe, omisión y con claros intereses ideológicos (como lo hizo Mao con 50 millones de chinos que los llevó a morir de hambre para quedar bien con su “ídolo” José Stalin). Para ese tipo de personajes, la vida de seres humanos no merece ni un número en la estadística de muertos.

SINDICATO PETROLERO, BOTÍN DE VIVALES

La secretaría del Trabajo, que encabeza Luisa María Alcalde, fue superada por los coyotes del Sindicato petrolero, encabezado por Carlos Romero Deschamps, el líder que saqueo las arcas de los trabajadores durante 3 décadas enteras, con la complacencia de presidente y políticos que van desde Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y el actual López Obrador. Hoy, Romero Deschamps quiere tomarle el pelo a Luisa María Alcalde e imponer a su cajero, un rabajador de confianza que de acuerdo a estatutos no reúne los requisitos para ser secretario general, ya que no es miembro del sindicato. Pero, como ha sido el que cuida el dinero del sindicato a nombre de Romero, por la enorme confianza que le tiene, lo quieren imponer. Es dejar la cofradía que desde hace más de 30 años se apoderó de ese sindicato y amasaron fortunas que hace palidecer a empresarios de talla mundial, como Bill Gates. Una vergüenza, pues, para todos los mexicanos. En el panorama aparece un personaje que tiene una trayectoria limpia, a diferencia de las decenas de tiburones que buscan el liderazgo. Se trata de Rubén Choreño Morales, un abogado que le ha dedicado toda su vida a Pemex y en especial al sndicato.

BETTERWARE

Betterware, que lidera Luis Campos, adquirió el 100% de las operaciones de Jafra en México y Estados Unidos de parte del Grupo Vorwerk, con sede en Alemania, por 255 millones de dólares, con un balance general sin deuda y sin efectivo. Así se alinea con su estrategia de expansión en el continente y ampliará su potencial de crecimiento y les permitirá ampliar su presencia geográfica para incluir Norte América, además de fortalecer su posicionamiento en México y expandir sus categorías para incluir los productos de belleza y cuidado personal.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

HELVEX

Tras su primera participación en los Premios Kaizen, Grupo Helvex, con el liderazgo de Bárbara Morfín, recibió el 1° lugar a nivel nacional en la categoría “excelencia en productividad” y el tercero a nivel global, ambos por su proyecto: implantación del sistema de mejora continua en planta de ensamble. Por más de 21 años esa empresa adoptó esta metodología en su cultura organizacional.

Escúchame de lunes a viernes, de 21 a 22 horas, en “Víctor Sánchez Baños en MVS”

mvsnoticias.com poderydinero.mx [email protected] @vsanchezbanos

www.entresemana.mx

Check Also

PODER Y DINERO/ La gira del adiós, culto al ego

>> Deja el camino sucio a sucesora >> La marca del zorrillo, en gobierno >> Quiere …