PALACIO/ Triunfo en el Senado favorece a Adán

>> Secretario de Gobernación se placeará en las 32 entidades federativas

>> Buscará el respaldo de al menos 17 Congresos locales a la reforma

>> Trabaja conjunto de Monreal y Adán Augusto superó “aduana” del Senado

MARIO DÍAZ (El Diario de Matamoros) H. Matamoros, Tamaulipas. Dicen que la unión hace la fuerza y, efectivamente, el trabajo conjunto del secretario de Gobernación ADÁN AUGUSTO LÓPEZ HERNÁNDEZ y el coordinador morenista en el Senado y presidente de la Junta de Coordinación Política, RICARDO MONREAL ÁVILA, permitió la mayoría calificada para la reforma constitucional que legalizará la presencia de las Fuerzas Armadas, en tareas de seguridad pública hasta 2028.

Como es del dominio público, el cabildeo de ambos personajes, aunado a once cambios en la minuta previamente aprobada en el palacio legislativo de San Lázaro, dio como resultado el apoyo a la bancada oficialista en la Cámara Alta por parte de 9 senadores del PRI y dos del PRD, superando la mayoría calificada que exigía la reforma constitucional.

Tras su regreso a la Cámara de Diputados para la continuidad del trámite protocolario, tocará al ministro del Interior y aspirante a la candidatura presidencial de Morena, promover el apoyo de al menos 17 de los 32 congresos locales, para su posterior promulgación.

Por obvias razones, la gira de ADÁN AUGUSTO LÓPEZ HERNÁNDEZ a todas las entidades federativas para ese fin, sin duda, le redituará un generoso activo político para su competencia interna con la jefa de Gobierno de la CDMX, CLAUDIA SHEINBAUM, y el canciller MARCELO EBRARD CASAUBÓN.

Una lectura es ¿será el arranque de la campaña para el relevo en la 4T?

En ese mismo contexto especulativo ¿RICARDO MONREAL ÁVILA será incluido en la relación de “corcholatas presidenciables? ¿Se reanudará la relación con el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR?

Lo único cierto es que, luego de que la iniciativa de la diputada priísta con licencia YOLANDA DE LA TORRE, que luego hizo como suya el huésped del Palacio Nacional, pasó sin problemas en la Cámara de Diputados, la “aduana” del bloque opositor en el Senado se antojaba una misión de muy alto grado de dificultad.

En una primera intentona en donde era evidente no lograr la mayoría calificada, el coordinador morenista operó atinadamente y logró que la minuta fuera devuelta a Comisiones con el propósito de lograr el consenso mayoritario.

Una vez en la cancha del pleno en el Senado de la República y tras el previo cabildeo de la dupla ADÁN AUGUSTO-RICARDO, Morena y sus aliados que solo contaban con 76 de los 85 votos necesarios para reformar el artículo V Transitorio Constitucional, se vieron favorecidos con el apoyo de 9 senadores tricolores y dos perredistas para sumar 87.

El resultado final del proceso de votación para la reforma constitucional fue de 87 votos a favor y 40 en contra, registrándose la ausencia de un legislador en la Cámara Alta del Congreso de la Unión.

Pero, al margen de la votación legislativa que legalizará las actividades de soldados y marinos en materia de seguridad pública hasta 2028, lo cierto es que tal iniciativa presidencial ha polarizado la opinión pública ante la supuesta o real militarización en el país.

Al respecto, vale la pena precisar que, desafortunadamente, la presencia militar en las calles en apoyo de la Guardia Nacional y policías estatales no ha sido suficiente para devolver la tranquilidad a la sociedad mexicana.

Sin embargo, desde esa óptica, regresar a sus respectivos cuarteles a los elementos del Ejército Mexicano y de la Marina Armada de México, muy seguramente la situación empeoraría ante la superioridad de fuego, movilización y logística de los distintos grupos delictivos que operan a lo largo y ancho de la república mexicana.

Para mala fortuna de México y los mexicanos, la verdad monda y lironda es que “haiga sido como haiga sido”, se dejó crecer al “monstruo de mil cabezas” con las consecuencias que la nación padece en lo relativo a la seguridad y protección ciudadana.

De ahí que, quiérase o no, el patrullaje militar en apoyo a los gobiernos estatales es de vital importancia en los tiempos actuales, sin dejar de reconocer que, constitucionalmente, la seguridad pública debe estar bajo el mando civil y no de militares.

Dicen por ahí que, en ocasiones, bien valen la pena los males necesarios.

¿Será?

DESDE EL BALCÓN:

I.-La masacre en Tololapan, Guerrero, es un ejemplo claro de la movilización e impunidad del “monstruo de mil cabezas” con o sin Fuerzas Armadas constitucionales o inconstitucionales.

Tal es la triste realidad.

Y hasta la próxima.

[email protected]

www.entresemana.mx

Check Also

PALACIO/ Cierto, prudencia política, pero…

>> Senador y gobernador zacatecanos moderan sus opiniones a pesar del dolor >> La familia …