PALABRAS MÁS/ Sabritas y coca más eficientes que López

En mi opinión, es mucho mejor entender

el universo tal como es que persistir en el engaño,

a pesar de que éste sea confortable.

Carl Sagan

ARTURO SUÁREZ RAMÍREZ/ @arturosuarez

El señor Gabriel sufre una enfermedad renal desde hace tres años, ha luchado por todos los medios para no llegar al proceso de diálisis, dada la pasividad y retrasos para ser atendido en el Instituto Mexicano del Seguro Social, tiene que invertir su pensión en tratamientos y consultas. Tan solo la semana pasada que tuvo una crisis el área de urgencias lo mandó de regreso con el medico familiar, luego al nefrólogo, eso sí con cita hasta el mes de junio con el argumento de la saturación en el servicio, ¿y mientras? ¿Cuántos casos existen así?

Ya se fueron dos meses del 2024 y falta menos para que Andrés Manuel López Obrador entregue la banda presidencial y sin duda, uno de sus grandes pendientes y herencia para quien gane la elección será el colapso y destrucción del sistema de salud. El presidente se ha convertido en un político demagogo a la altura de López Portillo o Miguel de la Madrid, su palabra no vale nada ya que juró y juró que México tendría un sistema de salud como el de Dinamarca, luego rectificó para decir que sería mucho mejor, incluso “el mejor del mundo”, claro que no se le podía creer a López, aunque se esperaba una minucia de mejoría, pero tampoco llegó.

Han pasado cinco años del gobierno “más humanista”, bueno eso dicen los de la 4T, de interés por los que menos tienen, pero al final terminan siendo los paganos a pesar de los programas sociales porque tiene que desembolsar esos recursos para médicos y medicinas. De aquella mafia de los medicamentos que denunció López Obrador y que generó el desabasto de medicamentos ninguno fue procesado y menos pisó la cárcel, solo se les quitó de en medio para que los cercanos al Pejelagarto terminaran haciendo negocio y enriqueciéndose a costillas del erario como tanto gritoneaban, ahora varios de los que denunciaban guardan silencio porque están en campaña y no quieren incomodar al mandatario.

La causa de muerte de aproximadamente el 20% de las personas fallecidas en México en 2022 fue la falta de atención médica o la incapacidad para encontrar los medicamentos necesarios, según estimaciones de investigadores basadas en un análisis de estadísticas oficiales. Esta cifra resalta la importancia de mejorar el acceso a la atención médica y los medicamentos en el país, para evitar pérdidas de vidas que podrían prevenirse con un sistema de salud más eficiente y accesible para todos.

El 12 de julio del 2019, unos meses antes de la pandemia por Covid-19, López Obrador nos regaló una de sus frases que ya pasaron a la historia, en Tepic dijo que “¿cómo es posible que no podamos nosotros llevar las medicinas si llega la Coca Cola y llega la Sabritas? Uno de los hombres más afortunados del mundo, Bill Gates, hablaba de copiar el modelo de distribución de la Coca Cola y si es necesario vamos a crear una distribuidora para los medicamentos”, hay lugares donde los medicamentos siguen sin llegar y efectivamente Sabritas y Coca cola siguen siendo más eficientes que López Obrador y el gabinete de salud.

Salió muy caro el desmantelamiento del sistema de compras y distribución de medicamentos que operaba en los sexenios pasados, que conste que había mucho que trabajar pero las carencias no llegaron a niveles de alarma como que faltara el cuadro básico de vacunas para los menores, así crearon Birmex para realizar esas tareas, pero la paraestatal admitió que no logró establecer el programa de distribución por la complejidad que implica y por falta de recursos, ante lo cual López Obrador respondió con otra “gran idea”, ahora se trataba de concentrar todos los fármacos y materiales en una gran farmacia que sigue siendo ineficiente.

A estas alturas de la administración de López Obrador resulta una tragedia enfermarse, ir a consulta y recibir los tratamientos. Qué López volvió a cambiar el plazo, ya no importa, la palabra de López Obrador no vale nada, no seremos como Dinamarca, simplemente no seremos como estábamos… pero mejor ahí la dejamos.

Escríbeme tus comentarios al correo [email protected] y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.

www.entresemana.mx

Check Also

PALABRAS MÁS/ Naufragio anunciando

Sería ingenuo pensar que los problemas  que azotan a la humanidad hoy en día pueden …