PALABRAS MÁS/ En migración, nada cambia

Tengo miedo ante la unión,

 ante el fluir hacia la otra parte.

 Entonces ya no estoy nunca más solo.

Franz Kafka

ARTURO SUÁREZ RAMÍREZ/ @arturosuarez

La migración ha sido durante mucho tiempo un punto de fricción en la política estadounidense. Desde las discusiones sobre la seguridad fronteriza hasta el estatus de los inmigrantes indocumentados, el tema ha generado divisiones profundas en la sociedad estadounidense. Sin embargo, durante los ciclos electorales, estas divisiones se agudizan aún más.

Aunque no les guste, EU sigue siendo un país racista y cuidado porque ahí va Donald Trump en la búsqueda de la candidatura de los republicanos. No se debe olvidar que hay territorios marcados por el pensamiento supremacista que le compró el discurso a Trump y lo puso en la Casa Blanca por un periodo, eso se veía muy lejos y lo consiguió, nada garantiza que hubieran aprendido la lección.

Durante la presidencia de Donald Trump para los migrantes fue más difícil entrar o permanecer en el país sin la documentación relevante. El expresidente permitió que más trabajadores temporales entraran al país, al tiempo que dificultó la posibilidad de establecerse permanentemente en EU. Esa reducción de visas permanentes afectó primordialmente a las familias de ciudadanos y residentes estadounidenses que esperaban unirse a sus parientes. El número de visas permanentes patrocinadas por empleados no cambió mucho.

La hostilidad de Trump contra inmigrantes de países musulmanes es bien conocida y la reducción de cuotas de refugiados le permitió acercarse a vetarlos casi completamente, a pesar del enredo de esa medida en los tribunales. En muchos de sus mítines, Trump amenaza con llevar a cabo «la mayor operación interna de expulsión» de la historia si regresa a la Casa Blanca, porque considera que los migrantes «envenenan la sangre» del país.

Con Joe Biden y la promesa de un trato humanitario sobre los migrantes va a tener que esperar, según datos de la patrulla fronteriza estadounidense, las autoridades interceptaron en noviembre de 2023 más de 242.000 veces a migrantes y solicitantes de asilo en la frontera con México. No se han divulgado las cifras de diciembre del mismo año. La llegada masiva de migrantes a la frontera es el principal talón de Aquiles electoral de Joe Biden.

De este lado de la frontera la llegada de migrantes como a Ciudad Juárez se aceleró por la entrada en vigor de la Ley SB4 texana que permite deportar a migrantes de inmediato, la han calificado como la más dura ley antinmigrantes de Estados Unidos en los últimos 20 años.

El gobernador Greg Abbott ha firmado esta tarde en Brownsville y promulgado tres normas que endurecen el trato a los inmigrantes y permiten a las autoridades locales preguntar por papeles en cualquier parte de la entidad.

De no tenerlos, la persona puede ser detenida y se expone a ser deportada a México. Sea o no nacional de este país. La ley, conocida como la SB4, entrará en vigor en marzo del próximo año.

En las próximas semanas seremos testigos del endurecimiento de los discursos por parte de los republicanos y las promesas de los demócratas, al final de cuentas la mayoría de los migrantes seguirán siendo tratados inhumanamente en México y en Estados Unidos que paradójicamente fue construido por el trabajo y el puje de todas las razas qué llegaron al territorio por la migración.

Escríbeme tus comentarios al correo [email protected] y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.

www.entresemana.mx

Check Also

PALABRAS MÁS/ Estrategia de muerte

Un buen escritor expresa grandes cosas con pequeñas palabras; a la inversa del mal escritor, …