Ningún acuerdo, ningún pacto con la delincuencia dice López Obrador

La Paz, Baja California Sur, 28 de octubre (entresemana.mx). Sin citar expresamente a la reunión que tuvo con Manuel Espino y la propuesta que éste le hizo para pactar con la delincuencia organizada, a Andrés Manuel López Obrador le preguntó Carlos Pozos Soto –su reportero favorito dixit– si está descartada cualquier posibilidad de diálogo con la delincuencia organizada por parte de su administración

Sí, nosotros hemos definido una política de cero corrupción y cero impunidad, y en el caso del combate a la delincuencia, tanto a llamada delincuencia organizada como a la delincuencia de cuello blanco, no hay ningún acuerdo, ningún pacto, está bien pintada la raya, la frontera, una cosa es la autoridad y otra cosa es la delincuencia. Cuando ya no hay frontera, como sucedía antes, es caos—respondió el licenciado presidente, en la conferencia mañanera ofrecida en la capital de Baja California Sur.

Luego se fue al marco histórico, las referencias personales, el reparto de culpas, aludió a los jóvenes y la educación universitaria y hasta retomó el caso del Fobaproa, pretexto para darle un raspón al ex presidente Ernesto Zedillo, e igual a Felipe Calderón porque, ambos ex mandatarios lo tundieron en un foro organizado en Madrid España-

Así, se fue a sus datos de por qué no dialogar el crimen organizado. Por supuesto no citó a Manuel Espino. Así que…

“Imagínense, en el tiempo de Calderón –dijo a su selecto auditorio en la mañanera de La Paz–, que el secretario de Seguridad Pública, García Luna, tenía el compromiso de proteger a una organización de la delincuencia, y era el secretario de Seguridad Pública y además el hombre fuerte de Calderón. Ahora sí que qué esperanzas.

“Sí –aseguró–, la delincuencia estaba metida en el gobierno –se respondió en el monólogo elemental–. Cuando no existe esa separación, cuando no se sabe dónde termina la delincuencia y dónde empieza el gobierno, pues no hay ninguna posibilidad de que las cosas mejoren.

“¿Y qué hacían antes? –se preguntó–

“Pues se protegía a unos y se perseguía a otros, esos eran los acuerdos –se respondió–. Acá no sucede eso, y nunca va a pasar, de que se va a tolerar a quienes cometen delitos. Cero impunidad sea quien sea. Lo he dicho muchas veces: mis amigos, mis compañeros, mis familiares, todos tienen que rendir cuentas, y sin hacer ningún pacto, ningún acuerdo, no caer en contubernio.

“Por eso no tienen nuestros adversarios, opositores, autoridad política, porque no actuaron con moralidad y ahora están enfrentando las consecuencias.

“Entonces, no podemos hacer ningún acuerdo.

“Y tiene mucho que ver también con la estrategia. Dicen: ‘¿No va a cambiar la estrategia?’ Claro que no.

“¿Y por qué no la voy a cambiar?

“Primero, porque estoy convencido, absolutamente convencido de que la paz es fruto de la justicia. Estoy absolutamente convencido de que el ser humano no es malo por naturaleza, porque algunos así creen, yo sostengo que todos los seres humanos somos buenos, y son las circunstancias los que llevan a algunos a tomar el camino de las conductas antisociales. Yo creo en el ser humano, creo en la bondad de la gente.

“Pero imagínense si no hay oportunidades, si los jóvenes son discriminados, no tienen oportunidad ni de estudio ni de trabajo; al contrario, se les discrimina, como lo hicieron los gobiernos pasados, incluso hasta rectores de universidades, una vergüenza que un rector de la UNAM haya hablado de ‘los ninis’, que ni estudian, ni trabajan, y nunca hicieron nada por los jóvenes, nada más tacharlos, etiquetarlos, de ‘ninis’.

“¿Quiénes son los que más pierden la vida en todo lo relacionado con la violencia?

“Los jóvenes. Acabamos de ver un informe que presentó hoy el Inegi sobre violencia —a ver, ¿por qué no lo ponen? sobre las causas de muerte.

“Me gustaría… Bueno, esta es interesante, esta es de hoy, del Inegi, porque tiene que ver con tu pregunta. Estos son homicidios, aquí entramos nosotros, en 18, ustedes alcanzan a ver. ¿Es lo mismo de la de arriba?

“Aquí entramos, esto es Inegi. Miren cómo venía subiendo. ¿Qué año es este?

“Aquí venía, esto es homicidios, aquí nos lo dejaron.

“Si no funcionara la estrategia, si no hubiese funcionado la estrategia, esto se iba a proyectar para acá.

“Entonces, ¿qué pasó así? Detuvimos, detuvimos.

“Y ya aquí empezamos a bajar, que es el año pasado, porque el Inegi se tarda porque ven carpeta por carpeta.

“Aquí no hay cifra negra. En el caso de homicidios, robo de vehículo, por lo general el dato se ajusta a la realidad; en cambio, robo, secuestro, violaciones, sí hay cifra negra porque no siempre se denuncia, y en el caso de homicidios se tiene que hacer…

“Mil menos, pero todavía en el 22 vamos abajo, para abajo.

“Esa es la estrategia, por lo que estás planteando. Pero hay otro dato. A ver, ¿por qué no ponen ―me llamó la atención― sobre las causas de fallecimientos?

“Mire, esto es 21, ¿verdad?, los dos, 21, COVID. Pero miren el segundo, infartos y problemas del corazón, es el primero en general ya pasando el COVID, es causas de muerte.

“Pero esto es en general. Ahora, vamos causas de muerte por edad.

“Miren, del 15 ¿al qué? al 34, violencia, primer lugar.

“Entonces, esto es lo que se está atendiendo. Por eso son las becas, por eso es el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, por eso la atención a los jóvenes.

“Entonces, ¡cómo vamos a cambiar la estrategia! Tenemos que seguir ayudando a la gente para que tenga oportunidad de mejores ingresos, mejores salarios, que los jóvenes tengan garantizando el estudio, tengan garantizado el trabajo, que el presupuesto se destine a los más necesitados, que no sea como antes, que el presupuesto iba a parar a los de arriba.

“Imagínense la barbaridad y la gran injusticia que significó el Fobaproa. Viene una crisis como la que enfrentamos ahora, crisis económica por la pandemia, y en vez de rescatar a los de abajo toma Zedillo la decisión de rescatar a los de arriba y convierte las deudas privadas de banqueros y de grandes empresarios en deuda pública.

“¿Por qué no se rescató a los campesinos y a los obreros, y al pequeño comerciante y a los integrantes de las clases populares? ¿Por qué a los de arriba?

“¿Y saben cuánto hemos pagado por esa enorme deuda?

“Dos billones de pesos.

“¿Y cuánto debemos?

“Lo mismo que costó el rescate, un billón; o sea, en total estamos hablando de tres billones, año con año hay que incluir en el presupuesto, 30, 40 mil millones de pesos sólo para pagar intereses del Fobaproa, estamos hablando de más del doble de lo que tiene de presupuesto al año Baja California Sur, lo que se destina del presupuesto, sólo para pagar intereses del Fobaproa. Y este señor Zedillo, desvergonzado, todavía va a dar clases de economía a Europa diciendo que estamos mal, que somos populistas porque se apoya al pueblo.

“Y Calderón hablando de democracia allá en Europa, se juntaron los dos, cuando él sabe perfectamente que se robaron la elección presidencial del 2006.

“Ayer estaba yo viendo de que Claudio X. González está convocando a una manifestación el día 13 de noviembre porque, según él, se va a destruir el INE. “¿De cuándo acá resulta demócrata, si él y el papá participaron en el fraude electoral del 2006 y en todos los fraudes? Pero son muy cínicos, cretinos.

“¿Y saben cuál es el peor de los males?

“Que hay todavía mucha gente que les cree. Y como son fifís y hay cierto aspiracionismo en algunos sectores de clase media, ahí van detrás de los fifís, porque ellos quieren ser fifís también”. Hasta aquí el monólogo, la disertación del licenciado presidente López Obrador. ¿Y qué de los dos cárteles que aceptaron dialogar con él, según Manuel Espino?

Check Also

Autoridades federales y estatales restablecen suministro de agua para 14 municipios que se abastecen del Sistema Cutzamala

>> Los municipios son Acolman, Atizapán de Zaragoza, Coacalco, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec, Huixquilucan, Naucalpan, Nezahualcóyotl, …