MUJER Y PODER/ Pobre Desempeño: Guadalupe Taddei y Rosario Piedra 

          

NATALIA VIDALES DE BITTERLIN*

SemMéxico, Ensenada, Baja California. Al lado de diversas organizaciones y a través de nuestra revista, Mujer y Poder, hemos estado promoviendo -desde hace décadas-, la participación política de las mujeres.

Lo hemos hecho convencidas de que para gobernar hacen falta las dos visiones: la femenina y la masculina porque cada una tiene sus propias cualidades y virtudes que, consideramos, deben ponerse al servicio del Estado porque ahí es donde se toman las decisiones que afectan -positiva o negativamente- a toda la población.

Lamentablemente, dentro de muchas mujeres que han aportado para bien…hay quienes realizan un vergonzoso desempeño y en este espacio vamos a referirnos a dos de ellas: la titular del Instituto Nacional Electoral -Guadalupe Taddei- y la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Rosario Piedra.

La primera, Guadalupe, brilla por su ausencia ante la anarquía que prevalece en este tiempo electoral, y la segunda, Rosario Piedra, no contenta con su pobre desempeño  en sus cinco años al frente de la institución declara,  en su informe reciente, que la Comisión Nacional debe desaparecer.

Creo que no se ha dado cuenta Rosario que la Comisión que preside… está ya en agonía por las nulas acciones que ha hecho para defender al ciudadano de los abusos de las autoridades por lo que ni debería hacer esas vergonzosas declaraciones que demuestran su incondicionalidad para con el presidente.

Cómo nos hubiera gustado ver un extraordinario desempeño de estas dos mujeres que han tenido el privilegio de presidir esas instituciones de tanta importancia -y prestigio en el pasado.  Muestran, con su actitud, que el hecho de ser mujeres…no las ha hecho diferentes. No las ha hecho mejores.  ¡Que lamentable!

*Comentarios: WhatsApp 6621 441440

www.entresemana.mx

Check Also

MUJER Y PODER/ Estrategia Ciudadana para ganar el 2 de junio

NATALIA VIDALES DE BITTERLIN* SemMéxico, Baja California. Por increíble que pueda parecer a los lectores …