LIBROS DE AYER Y HOY/ Armas a maestros en EU. La letra con balas entra

TERESA GIL. Armar a los maestros para proteger las escuelas como se pretende en el estado de Ohio en Estados Unidos, es como si en México se aprobaran armas a las mujeres para enfrentar los feminicidios. Es la solución lógica de un sistema que prefiere resolver con medidas similares el problema, en lugar de profundizar en la causa que produce la violencia. No la ignoran los promotores de ese desaguisado y el propio ex presidente Donald Trump la omitió y propuso las armas en las escuelas, en la pasada convención del rifle en Texas.. El mismo presidente Joe Biden manifiesta repulsa a las armas, pero las empresas armadoras siguen su curso y  si acaso se dictan medidas que solo serán paliativos rebasados en poco tiempo. Pasan de largo además, que detrás del uso de las armas está la causa real de la violencia: un sistema deshumanizado cuya ciudadanía ha vivido décadas de conocer la actitud de sus gobiernos en guerras, muertes y agresiones en otros países. Más de 330 millones de habitantes, viven en una atmósfera de violencia y guerrerismo. Y en ese interior, están las muertes cotidianas con armas, el estímulo a la discriminación y muchos ejemplos que repercuten en violencia. Las armas solo son el complemento, pero eso si, generan grandes dividendos.

LA MAYORÍA DE LAS ARMAS EN MÉXICO, SON ILEGALES

Con la campaña que están  haciendo los republicanos en el país vecino para armar a maestros en las escuelas, en México no se ha mencionado eso, aunque la ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos hace algunas excepciones como las de las personas que trabajan en el campo, que pueden ampliar el tipo de armamentos que se no permiten a otros ciudadanos, como rifles y escopetas. En su artículo 10, la Constitución de la República permite tener armas, al señalar que el ciudadano tiene derecho  a tenerlas en su domicilio para su propia seguridad y defensa, con excepción de las que son de uso exclusivo del Ejército e instituciones afines. La ley mencionada arriba, de julio de 1994, señala a la Secretaría de  la Defensa como la que controla los permisos que se otorgan y los incluye en el Registro Federal de Armas. Esa norma fue reformada en 2021. Dicha legislación señala y delimita el tipo de armas y las personas que pueden usarlas en campos de tiro, en deporte , en domicilio, etcétera. Todas, debidamente registradas. Desde 2020 la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Seguridad Pública, mencionaba  más de 15 millones de armas en el país, 85 por ciento de las cuales eran de procedencia ilícita.  En medios se ha publicado que anualmente entran más de 200 mil armas al país, la mayoría ilegales, en forma de armas, municiones, cartuchos, explosivos y materiales que  son de uso exclusivo del Ejército. La cifra sin embargo se queda corta con el número apabullante que se menciona en Estados Unidos, superior incluso al número de sus habitantes.

MAESTROS Y POLICÍAS SE OPONEN A QUE LAS ESCUELAS SE ARMEN

Pese al aumento de tiroteos  en diversos puntos del vecino país, hay sectores que se oponen a que se armen escuelas y quizá otros sitios, porque lo consideran contraproducente. Así lo han expresado en el caso de Ohio sindicatos de docentes.Tal vez miran el problema de manera global, ya que de acuerdo a Amnistía Internacional, 70 por ciento de las amas que se venden en el mundo, las producen los cinco pases miembros permanentes de la ONU, Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido. Las armas están en  todas partes.  El gobernador del partido republicano Mike Dewine  ya se dispone a publicar la ley de Ohio, ley que el congreso aprobó para armar a maestros. Será legal en estos días. Lo que se anuncia a la par que nuevos tiroteos en Texas y en Virginia. En México, de acuerdo al Secretariado mencionado, más del 67 por ciento de los homicidios dolosos se cometen con amas ilegales y muchas de éstas son las que se usan en el crimen  organizado. Todo el entorno que se mueve con armas ilegales es lo que empujó a México a presentar su denuncia contra diez empresas armadoras que promueven ese tipo de  venta en el país sin cumplir requisitos. Sin embargo en Estados Unidos  hay asuntos que se mueven contra armadoras que venden legalmente sus armas. Una maestra que salió ilesa del tiroteo en la escuela Robb de Texas donde murieron 19 niños y 2 maestros, ha presentado demanda contra la armadora que fabricó el fusil que fue el arma del asesino Salvador Ramos. Pero a  cambio, su propio  gobierno sigue atizando el fuego.

[email protected]

www.entresemana.mx

 

Check Also

LIBROS DE AYER Y HOY/ Derramar la propia sangre

TERESA GIL. A veces se da, por desgracia, el derramar la sangre del mismo origen. …