LIBROS DE AYER Y HOY

García Núñez. El corrido del Rey y las mujeres como presa

TERESA GIL. Una novela que se discute en Sonora, El Corrido del Rey. Solo para hombres risueños (Editorial Sonora Queherida, 2022), va al fondo del asunto de una sociedad compleja como la nuestra. Es el caso de un  hombre que dice amar a las mujeres por sobre todas las cosas y en su contradicción vive una existencia de más de 5 décadas, en el uso y desecho de centenares de féminas de las que guarda, en pocos casos, recuerdos superficiales. De diferentes formas lo vemos a diario en este México dispar. Y lo acabamos de vivir en las muchas contradicciones que se presentaron en las últimas semanas. En un país laico, además. Por un lado un pueblo católico que se fue de vacaciones sin importar creencias y por otro, la concepción de país de un grupo que según su decires, lucha por un país soberano que merece ser rescatado. En el de los paseantes en realidad lo que afloró en su contradicción, fue su apego al laicismo porque les valió la religión. Y en el grupo político, apareció la vieja historia del saqueo de un sistema, al que quieren retornar. Una soberanía vendida al extranjero. Parecen los ejemplos jalados de los pelos, pero no lo son, y la evidencia la conocemos: un país con machos que llega al misogismo, como es el caso de la  novela y en los otros, creyentes utilitarios y un sector de mexicanos que se acostumbró a vivir su concepto de soberanía, a partir de intereses

LA BÚSQUEDA DE UN  CORRIDO, LLEVA  A CREAR UN PERSONAJE MUJERIEGO

El poeta nayarita-sonorense Ernesto García Núñez,  delineó un personaje en su novela El corrido del Rey, que está presente en la mayoría de los  mexicanos. El macho que ve a las mujeres como una presa, no importa desde que perspectiva, como madre de sus hijos, como servidora sexual, como empleada  o simplemente como la persona que le puede servir para algo, así sea para despacharle unos tacos. La novela parte de un personaje real Reynaldo Cundapí Ramos que al parecer es el que está en la portada. Un hombre común, ligeramente trompudo como se destaca en el escrito y en la foto, con una mirada sorprendida. Ese hombre y el cantante Julio Iglesias, aunque no se conocen,  tienen  mucho en común. Ambos han gritado a los cuatro vientos, de acuerdo a sus entornos,  el número de mujeres con las que han estado, como trofeos físicos que vale exhibir. El cantante en su momento, más de 3 mil mujeres y el Rey, más de 600. Iglesias, que ahora se mueve en los problemas creados por esa vida y las denuncias de paternidad, tendrá quien le escriba alguna vez una biografía  no autorizada.  Así sabremos de todas esas baladronadas ofensivas en las que solo hay destellos de impudor. Pero  Rey, más vivo, se buscó  a un buen escritor que a lo largo de 345 páginas nos cuenta las hazañas prosaicas de este seductor.

SE QUISO SUICIDAR POR FEO, PERO DESPUÉS VISLUMBRÓ UN DESTINO: MUJERES

García Núñez les dejó la narrativa a los personajes pero en entreveres, para que complementaran a través de su historia, el porqué cayeron en la necesidad de tener un corrido, en el que se contaran las hazañas del hombre. El pretexto fue una enfermedad  terminal. Todo se cuenta a través de grabaciones. Las toma una mujer María Luisa, que en realidad es una  ejecutiva que finge ser compositora utilizando las composiciones de su padre, para ganar los dolares que le paga el hermano de Rey, un hombre ligado al narco. Así va desfilando en la  novela la historia de Rey que dará pie al corrido, un corrido que invoca el recuerdo de José Alfredo, y las muchas mujeres que caen transitoriamente en sus ansias,  no digo garras, porque el hombre no exuda maldad, no las explota ni busca la trata. Es simplemente un ser  que busca mujeres se sabe para qué,  aunque aparte de llevarlas a la cama, vivir un tiempo con ellas y en  algunas casos tener hijos que no atiende ni procura. 50 años atraviesan esas hazañas con mujeres de todos los tipos y colores, algunas con cierta cultura y bellas según las describe, pero hundidas también  en una eventualidad que no profundiza mucho. Nunca se habla de otra cosa que no sea las posibilidades del sexo. El hombre hace caricaturas en playas y en lugares de concentraciones, pero aparte trabaja de maestro, aunque poco despunta en una vida de mediocridad, de pobres afectos, poco dinero además y la creciente búsqueda de mujeres.

UN GRAN ESCRITOR Y LA CONDUCTA QUE TRASCIENDE EN LA COMPOSITORA

Aunque nacido en Nayarit, Ernesto García Núñez es uno de los grandes escritores y poetas de Sonora,  autor de varios libros, novelas, ensayos, poemas de largo alcance como el que dedicó y fue premiado, al poeta de Sonora Abigael  Bohórquez. Asesor en su momento como abogado de la CTM; ha escrito libros al respecto. Una de sus últimas obras, aparte de El corrido del Rey, es La tragedia de la invasión (2021), en la que  demuestra su conocimiento sobre la intervención española y da voz a los indígenas ante la fuerza avasalladora de los europeos. Actualmente, García Núñez es el presidente del Colectivo Cultural Sonora Queherida. La novela que estoy reseñando, tiene una cobertura impecable, de estilo ágil en un ritmo que hace pensar realmente, que los que escriben la narración  son los personajes. La  compositora María Luisa sufre una transmutación y se deja impactar por la conducta del entrevistado y termina, pese su historia de mujer monógama y convencional, buscando hombres incluso en la calle, reproduciendo así, la conducta de Rey.  Al final, éste, ya con su corrido, busca a una escritora para que haga una novela sobre su vida. Quizá el escritor piensa dejarlo que vuelva a las páginas otra vez, a agregar otros centenares de mujeres.

[email protected]

www.entresemana.mx

Check Also

LIBROS DE AYER Y HOY/ Padres ausentes. Paternidad, voz femenina

TERESA GIL México se prepara a celebrar el Día del Padre como fecha general, cuando …