LA CAJA DE PANDORA/ ¡Con los niños no y con las mamás tampoco!

Elvira Gomezturja

Ciudad de México, 03 de julio (entresemana.mx). ¡CON LOS NIÑOS NO! ¿Cuántas veces hemos escuchado o leído esta frase? No meterse con los hijos de un personaje cualquiera que este sea, que al final no tienen responsabilidad alguna y menos culpabilidad por los actos de sus padres. Sin embargo, el necio no entiende y aprovecha la menor coyuntura para insultar, faltar al respeto y destruir, usando a un niño, adolescente o familiar en contra de su abominable oponente. Aprovechando además el anonimato de las redes sociales. Son pocos los que muestran su verdadero rostro e identidad.

¡Con los niños no!, la penúltima semana de junio fue fotografiado Jesús Ernesto López Gutiérrez (23/04/2007) de 15 años al lado de su padre el presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, durante un partido de béisbol, deporte al que es aficionado el tabasqueño.

Como cualquier padre al conocer el ataque salió en defensa de su cachorro.

El menor de los hijos de AMLO luce en la imagen con sobrepeso, eso dio lugar a incontables burlas, memes, insultos, hacia el joven y de “refilón” hacia su padre.

Ante la avalancha de mofas, el presidente en un acto en Guerrero respondió: “Mi pobre hijo que lo amo, Jesús, está excedido de peso. Ya saben ustedes, la edad de la adolescencia, cómo es. ¡Ah! sale una foto y con saña lo atacan. ¡Eso es una cobardía!, si el problema es conmigo no con él. Hasta en las verdaderas mafias se respeta a la familia”.

Podemos estar de acuerdo o no con la gestión de AMLO, simpatizar o no con él, pero en el tema de su hijo que es un menor de edad tiene razón. ¿Por qué atacarlo, por ser gordito? ¿Qué ganamos con ello? El punto de nuestra atención debe ser el bienestar y desarrollo de nuestro país. Por el sobrepeso del chiquillo deben preocuparse sus papás.

En México, de acuerdo a un estudio realizado en 2017, el 10.7% de la población mayor de 18 años declaró haber sido víctima de discriminación y bullying por su sobrepeso. Este estudio no incluyó a menores de edad, sin embargo somos un país donde una de cada tres personas entre 6 y 19 años padece sobrepeso u obesidad, según información publicada por la UNICEF.

Y si con los niños no, ¡CON LAS MAMÁS TAMPOCO! El actor Alfredo Adame no ceja en su empeño de molestar a la gente y meterse en problemas, pero está rebasado en cuanto a su comportamiento. Atacó a la mamá del periodista Gustavo Adolfo Infante una señora de 85 años, durante una entrevista para el programa El Gordo y La Flaca. Adame se fue contra un adulto mayor, la tachó de ‘bruja negra’ y otros calificativos que me niego a repetir. Adame declaró: “La mamá era bruja negra, les daba peyote y hongos en una pocilga donde vivían y donde la hermana te pasaba el huevo negro y en lo que los otros estaban en su viaje, este mequetrefe (Infante) les sacaba dinero de la cartera y tengo quien lo cuente. El que tiene un negro pasado no soy yo”.

No se vale Adame. Estos pleitos son basura y salpican de porquería a todos.

Gustavo se hartó y no toleró la actitud de este hombre. Se presentó con su mamá para levantar una demanda. La carpeta judicial tiene el # 037111872022, fechada el 15 de junio y Adame está citado a comparecer el 5 de julio ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México por el delito denominado discriminación, a pesar de que el periodista alega también presunta violencia de género, difamación y otros delitos.

El abogado de Infante, Alonso Beceiro, informó que se generó el primer llamamiento judicial que Alfredo deberá atender. De lo contrario, se ejecutará una orden de aprehensión y se le presentará formalmente ante el Ministerio Público.

El actor atacó a una persona que no es del medio del espectáculo con expresiones degradantes, agresivas, insultantes que humillaron a la señora.

El abogado informó que en este primer procedimiento el presunto acusado: “Alcanzaría unos tres años de prisión. Hay un desglose todavía que alcanza otra penalidad. Habría que ver cómo se va desarrollando el proceso y habrá que ver la actitud que él decida tomar”.

Si Adame fuera condenado por este delito que es doloso, quedaría fichado y la autoridad le retendría las armas que ha exhibido. No podría portar armas ni transportarlas, sería sancionado y condenado penalmente.

Infante negó la posibilidad de un arreglo: “No quiero una disculpa, yo quiero que se haga justicia”.

Adame quedará  fichado con antecedentes penales.

Como en el caso de AMLO, les puede gustar o no el estilo de Infante, estar o no de acuerdo en sus juicios o comentarios pero arremeter en contra de su señora madre es totalmente  incorrecto.

Conocí a Gustavito en los 80s cuando los dos trabajábamos con Patricia Chapoy en un programa de Televisa, llamado El Mundo del Espectáculo, antecedente de todos los shows que conocemos hoy. Todos dependíamos de Chapoy y yo era jefa inmediata de Infante era latoso y muy trabajador; siempre preocupado por sus papás y su hermana. Sumida en la vorágine del trabajo reconozco que no he seguido su trabajo muy de cerca, pero me da mucho gusto verlo haciendo lo que le apasiona: trabajar. Lamento el pasaje de su vida que atraviesa. Insisto, no se vale que ataquen a la madre de uno, sea quien sea. La  mamá de cualquier ser humano merece respeto. Absolutamente reprobable que Alfredo Adame la haya atacado de manera tan vil y despreciable, al igual que en el caso del hijo del presidente, ¿qué culpa tiene la mamá de Gustavo de las decisiones de su hijo?

Como manifestó AMLO: “Hasta en las verdaderas mafias se respeta a la familia”. Así que ¡CON LOS NIÑOS NO Y CON LAS MAMÁS TAMPOCO!

Comentarios: [email protected]

Check Also

Senadora Ana Lilia Rivera refrenda compromiso en defensa del maíz

>> El apoyo a las mujeres también es parte fundamental en su agenda legislativa puntualiza …