INIFAP de Morelos alberga al banco más importante de germoplasma de arroz

Ciudad de México, 17 de febrero (entresemana.mx). El Banco Nacional de Germoplasma de Arroz se encuentra en el Campo Experimental Zacatepec, estado de Mr¿orelos, perteneciente al Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), y resguarda dos mil 942 variedades, destacó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Forma parte de la estrategia de conservación y utilización de los recursos genéticos del Gobierno de México, y la finalidad es asegurar las especies de importancia económica, social y ambiental con apoyo del conocimiento científico y tecnología de vanguardia.

En febrero de 2012, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) emitió la declaratoria de protección de denominación de origen del arroz del estado de Morelos.

La denominación de origen es un acto de justicia para los productores morelenses, pues el grano es de excelente calidad y aún artesanal por su forma de cultivo, resaltó la investigadora Leticia Tavitas Fuentes.

Con dos mil 942 variedades de arroz, procedentes de distintos países de Latinoamérica, Asia, Europa y África, el estado de Morelos alberga el banco más importante de germoplasma para conservar y garantizar la producción futura del grano, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Precisó que el Banco Nacional de Germoplasma de Arroz se encuentra localizado en el Campo Experimental Zacatepec, perteneciente al Centro de Investigación Pacífico Sur (CIRPAS) del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), y ahí se han generado las variedades del presente y desarrollan nuevas en beneficio de los productores arroceros y la industria del país.

Ello forma parte de la estrategia de conservación y utilización de los recursos genéticos del Gobierno de México, ejecutada por la Secretaría de Agricultura, y la finalidad es asegurar las especies de importancia económica, social y ambiental con apoyo del conocimiento científico y tecnología de vanguardia, subrayó.

La investigadora del Campo Experimental Zacatepec y responsable del Banco Nacional de Germoplasma de Arroz, Leticia Tavitas Fuentes, señaló que en este centro de investigación se evalúa la calidad del cereal y apoya a los fitomejoradores cuando envían sus materiales para determinar la calidad molinera y culinaria.

Comentó que las variedades seleccionadas son aquellas con altos rendimientos y resistencia al acame, desgrane y plagas y enfermedades, pues cuando un arroz se va a liberar debe contar con buenas características agronómicas para satisfacer las demandas de los productores.

En cambio, indicó, los industriales están interesados en un grano con buena calidad molinera para obtener el mayor porcentaje de granos pulidos enteros. En México es necesario reportar más del 50 por ciento de granos pulidos enteros para liberar una variedad.

Y a los consumidores debe entregarse un producto de excelente calidad culinaria porque –después de someterse a una serie de análisis fisicoquímicos– cuenta con amilosa, una temperatura de gelatinización, prueba de álcali y una evaluación del arroz cocido.

Con esta última valoración se determina el aroma, que los granos no se peguen, tengan un cocimiento uniforme, sean suaves, atractivos y sabrosos, acentuó Tavitas Fuentes.

La también responsable del Laboratorio de Calidad recalcó que en el centro de investigación se trabaja a nivel nacional y es primordial adaptar las variedades a cada región del país para después liberarlas, con la intención de contribuir a la reducción de las importaciones.

Arroz del estado de Morelos pone en alto a México

En febrero de 2012, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) emitió la declaratoria de protección de denominación de origen del arroz del estado de Morelos.

Este signo distintivo permite identificar un producto como originario del país o una región o localidad del territorio nacional. Éste garantiza al consumidor un producto de excelente calidad y, al mismo tiempo, permite a sus productores una protección legal.

Tavitas Fuentes acentuó que la denominación de origen es un acto de justicia a los productores morelenses, pues el grano es de excelente calidad culinaria y aún artesanal por su forma de cultivo.

Recordó que en 1940 se realizaron las primeras colectas e investigaciones del arroz en el Campo Experimental Zacatepec, donde estuvo al frente el ingeniero Andrés Paredes Tijerina, y éstas dieron origen al arroz Jojutla Mejorado en 1950.

Paredes Tijerina realizó otras colectas de arroces criollos en 1960 y seleccionó dos líneas, que posteriormente se liberaron como nuevas variedades: la Morelos A-70 –con grano extragrande, panza blanca y excelente calidad culinaria que lo distingue como “calidad del arroz de Morelos”– y Zapata A- 70 –con grano cristalino–, comentó.

Dijo que la variedad Morelos A-70 se cultivó por más de 20 años en la mayor superficie de Morelos y de otros como Puebla, Guerrero y estado de México.

Los trabajos –encabezados por el INIFAP en 1940– rindieron frutos y lograron obtenerse cuatro variedades actuales: Morelos A-92 (liberada en 1993), Morelos A-98 (liberada en 2000), Morelos A -2010 (liberada en 2011) y Morelos A- 2016 (liberada 2016). Las tres primeras cuentan con denominación de origen, enfatizó la investigadora.

Al respecto, el productor Héctor Ocampo subrayó que el arroz de Morelos es considerado como el mejor del mundo por su calidad del grano y buenos rendimientos (10 a 12 toneladas por hectárea).

El productor industrial, Oswaldo Ríos, agregó que este auténtico arroz es sólo comercializado por cuatro marcas del mismo estado: Soberano de Puente de Ixtla, La Perseverancia de Jojutla, Buenavista de Cuautla y Garza de Oro Coatlán del Río.

Check Also

Invertirá Xóchitl Gálvez en inteligencia y tecnología para carreteras

>> Trabajará por un gobierno donde se use la inteligencia artificial y la big data …