Estoy con el Presidente pero no formo parte de un coro incondicional puntualiza Monreal

>> Y acalla versiones de ruptura al interior de la bancada senatorial de Morena

>> Irá a España a la Interparlamentaria para cumplir un acuerdo no para evadir asistencia a la marcha del próximo domingo

>> Se refirió a la coincidencia con el presidente de Chile frente al respeto a los derechos humanos y la condena a los gobiernos de izquierda que los violentan

Ciudad de México, 24 de noviembre (entresemana.mx). En medio de discrepancias al interior de la bancada senatorial de Morena respecto de su postura frente a Andrés Manuel López Obrador y versiones de un golpe para defenestrarlo de la coordinación del grupo parlamentario, Ricardo Monreal Ávila fue claro y atajo:

“Yo dije: Yo estoy con el Presidente, pero no formo parte de un coro incondicional de seguimiento. O sea, yo estoy con el Presidente, pero tengo mi opinión propia, mi criterio y lo que estoy intentando es que el órgano legislativo sea un auténtico órgano de control legislativo, que sea un contrapeso y que sea un órgano equilibrador en las decisiones que tomamos”.

Y, acerca de las diferencias domésticas explicó que ello obedeció a las opiniones opuestas que se tenían en torno al dictamen relacionado con la prohibición al uso del glifosato como hierbicida, pero aclarado el punto se mantuvo la unidad al interior de la bancada.

En este tenor, en entrevista, el líder de la mayoría legislativa se pronunció por la cohesión interna y aseguró que “aunque existan puntos de vista diversos, mantendremos la unidad en lo fundamental”.

Lo importante, dijo, es que el grupo recobró su unidad, superó la crisis momentánea y temporal, además de que imperó la sensatez y la cordura. También, destacó las muestras de solidaridad de sus compañeras y compañeros de bancada.

Lo que sucedió en la Reunión Plenaria fue una convocatoria para que el grupo se mantenga en unidad, con el respeto a las diferencias de cada uno, para mantenerse cohesionados hasta el fin de la Legislatura.

Consideró que eso se logró gracias a la reflexión de las y los senadores, pues a nadie le conviene asumir una actitud de división y confrontación en la bancada: “imperó la sensatez y la serenidad, y se impuso el buen juicio de todos”.

Y explico que, para prohibir el glifosato y otros productos de ese tipo, se debe tener una base científica que permita sustituir este compuesto, pues es difícil producir sin herbicidas. “Los auténticos productores están preocupados, pues, aunque están de acuerdo en usar un sustituto orgánico, aún no se ha inventado, lo que pone en riesgo la producción de alimentos”, refirió.

Doctor, ¿qué pasó hoy en la plenaria? Usted ya publicó que se limaron asperezas, pero relátenos cómo estuvo el ambiente esta mañana en la plenaria—preguntó una reportera.

Bueno, la verdad es que fue un ambiente muy distinto al de ayer, fue un ambiente destensado, amigable, de camaradería. No hubo de ninguna parte reclamos ni tampoco hubo alteración, y al contrario, lo que sucedió en la plenaria fue una convocatoria a hacer votos porque el grupo parlamentario se mantenga en unidad, respetando las diferencias de cada uno; pero mantenerse cohesionados hasta el final de la Legislatura.

¿No cree que también influyó el mensaje del presidente, de hoy en la mañana?

No, porque bueno, yo dije la verdad, yo no miento y a pesar de que he declarado ahora que estoy convencido de que fue una decisión sensata, la del presidente de la República, porque el tema del glifosato o de otro químico o herbicida, se tiene que tener base científica para poder prohibirlo y sustituirlo.

–Senador, el senador José Antonio Álvarez Lima, entiendo, ofreció una disculpa al iniciar su participación; ofreció una disculpa por lo que ocurrió ayer, porque él se exaltó. ¿Esto fue así?

Sí. Yo creo que fue un gesto genuino de él, pero también yo lo hice, ¿eh?

¿Usted se disculpó?

No, o sea, cuando él se disculpa, que fue la primera intervención, yo también le dije que si yo hubiera ofendido, también ofrecía lo mismo, con humildad. Esa es la verdad.

O sea, sí lo ofendió.

Ofreció una disculpa y él hizo votos por mantener la unidad. La verdad es que me pareció un gesto genuino y un gesto honesto de su parte.

–Pero lo que sí sucedió es que públicamente la Secretaria General de su partido (la senadora Citlalli Hernández) salió a decir que tiene diferencias con usted, porque siente que usted está alejado del Presidente. Usted ya aclaraba que no, que sí está con el Presidente. ¿Qué le dice a Citlalli?

Que la respeto mucho como dirigente y que ojalá no se profundicen las diferencias entre los militantes y dirigentes de Morena.

No, lo que sí sucedió, eso sí fue exacto, el que el senador (Héctor) Vasconcelos dijo: “Es que aquí solamente está un proyecto, el que está con el Presidente y el que no está”, eso sí dijo ahí.

¿Y usted qué dijo?

Yo dije: Yo estoy con el Presidente, pero no formo parte de un coro incondicional de seguimiento. O sea, yo estoy con el Presidente, pero tengo mi opinión propia, mi criterio y lo que estoy intentando es que el órgano legislativo sea un auténtico órgano de control legislativo, que sea un contrapeso y que sea un órgano equilibrador en las decisiones que tomamos.

Eso no es malo.

¿Usted no ha traicionado al movimiento?

Nunca, nunca he traicionado al movimiento.

Bueno, tan nunca lo he traicionado, que todas las reformas que al Presidente le interesaban, como movimiento y como titular del Ejecutivo que presentó como iniciativas, salieron, incluyendo nombramientos que no fueron fáciles, incluyendo nombramientos que no fueron cómodos y que su desempeño debe ser valorado.

Pero todos los nombramientos y la libertad con la que hemos decidido, es real.

Por ejemplo, les puedo decir que en la designación de ministros de la Corte, del Fiscal General, de magistrados electorales, de magistrados administrativos ha sido el Senado y la construcción de la mayoría calificado.

Él envía las ternas, pero es el Senado el que decide. Realmente así ha sido; él cuando envía la terna, se deslinda de la decisión que toma el Senado, y ha sido muy insistente en ciertas leyes y reformas constitucionales, como la del Cuarto Constitucional política social, elevar a rango constitucional los programas sociales, la separación del poder económico y el político, la política de bienestar, la de austeridad, la de salud.

Todo eso que ustedes ya conocen, todas las reformas, ahí sí el Presidente ha sido muy enfático en que su interés, el interés del Movimiento y de la República es que surjan, que salgan y que se aprueben y yo he construido. Aquí ni una se ha detenido, ninguna.

El discurso del presidente Boric, en defensa de la democracia, le coincide con lo que usted ha expresado. El mensaje de Boric coincide con lo que usted ha expresado en defensa de la democracia y de los derechos humanos.

Que dice que las diferencias en una nación se solucionan siempre con más democracia; nunca con menos democracia.

A mí me gustó mucho el discurso de Boric, yo lo conocía. Platiqué con él antes, una media hora; platicamos de muchas cosas.

Tiene conocimiento del país, es un Presidente inteligente y me gustó su discurso, muy fresco, un discurso muy acorde a los tiempos que vivimos y muy moderno, y hablamos de cómo México está transitando.

Por eso, me preguntó concretamente: “Explícame, Ricardo, lo de la reconciliación”. Y se lo expliqué.

¿Y de qué pleito le hablo? Porque para que haya reconciliación, hubo problema.

No, no, no. Por lo del sábado, estaba enterado, lo del sábado, del discurso que pronuncié en la Arena México.

Y me dijo él: “Tiene razón. Creo que la unidad, que yo la estoy procurando en Chile, está de por medio la reconciliación de todo lo del pasado”. Entonces, yo lo vi bien, sensato, cuidadoso, prudente y con mucho carisma.

¿Y usted se va a Madrid, pero su corazón se queda en la marcha?

–Yo me voy a Madrid, pero les deseo suerte. Voy a cumplir con una responsabilidad, porque yo como Vasconcelos, en el Ulises Criollo, el Ateniense, con María Sabina: “Soy el hombre del deber. Me di cuenta que soy el hombre del deber. Nunca seré el hombre del placer. Y aunque sería un placer estar, tengo que cumplir con mi deber”.

Senador, ¿sí respalda a Boric en esta defensa que hace de la democracia?

Sí, por supuesto. Me pareció muy prudente, muy actualizado Boric, como que ha leído bastante el contexto del país y de América Latina, porque la convocatoria, la unidad latinoamericana también me pareció interesante; derechos humanos.

Senador, ¿coincide con la condena en los derechos humanos en Nicaragua, que planteó Boric?

Sí; sí. Hubo una condena dura, que algunos países no se han atrevido a hacerlo…

–…como México…

…y que él se atrevió a hacerlo; aquí en México.

En este orden, Monreal Ávila dijo que le gustaría ir a la marcha, pero acudirá a la XVI Reunión Interparlamentaria México-España en cumplimiento a mi responsabilidad como legislador, no minimizo representar con orgullo a mi país en el exterior.

Además, dijo que no va a hacer falta su presencia convocada por el presidente Andrés Manuel López Obrador y respeta la decisión de quienes prefieren estar presente en la marcha del domingo, pero él decidió estar bien con la Constitución y con la ciudadanía, y cumpliendo con su deber, porque el senador será presidente de la delegación mexicana.

En la entrevista consideró que el domingo van a ser más de un millón los participantes en el evento del presidente. “Le calculo que la asistencia serán cerca de dos millones de personas; es decir, va a ser una manifestación sin precedentes en la historia moderna de México y en la historia del país, y no va a hacer falta nuestra presencia”, apuntó.

Check Also

Autoridades federales y estatales restablecen suministro de agua para 14 municipios que se abastecen del Sistema Cutzamala

>> Los municipios son Acolman, Atizapán de Zaragoza, Coacalco, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec, Huixquilucan, Naucalpan, Nezahualcóyotl, …